Agencia de noticias Plata Pura | guerrerohabla.com

’ Toma tu camilla ’


Fortaleced las manos débiles


’ Toma tu camilla ’

Diciembre 09, 2019 23:40 hrs.
Religión Internacional › México
Agencia de noticias Plata Pura › guerrerohabla.com

9 de diciembre 2019
Solemnidad la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María
La Palabra de Dios

Primera lectura
Gn 3, 9-15. 20
Después de que el hombre y la mujer comieron del fruto del árbol prohibido, el Señor Dios llamó al hombre y le preguntó: ’¿Dónde estás?’ Éste le respondió: ’Oí tus pasos en el jardín; tuve miedo, porque estoy desnudo, y me escondí’. Entonces le dijo Dios: ’¿Y quién te ha dicho que estabas desnudo? ¿Has comido acaso del árbol del que te prohibí comer?’ Respondió Adán: ’La mujer que me diste por compañera me ofreció del fruto del árbol y comí’. El Señor Dios dijo a la mujer: ’¿Por qué has hecho esto?’ Repuso la mujer: ’La serpiente me engañó y comí’.

Entonces dijo el Señor Dios a la serpiente:
’Porque has hecho esto,
serás maldita entre todos los animales
y entre todas las bestias salvajes.
Te arrastrarás sobre tu vientre y comerás polvo
todos los días de tu vida.
Pondré enemistad entre ti y la mujer,
entre tu descendencia y la suya;
y su descendencia te aplastará la cabeza,
mientras tú tratarás de morder su talón’.

El hombre le puso a su mujer el nombre de ’Eva’, porque ella fue la madre de todos los vivientes.
Palabra de Dios
Te alabamos, Señor Jesús

Salmo Responsorial
Sal 97, 1. 2-3ab. 3bc-4
R. (1a) Cantemos al Señor un canto nuevo,
pues ha hecho maravillas.
Cantemos al Señor un canto nuevo,
pues ha hecho maravillas:
Su diestra y su santo brazo
le han dado la victoria.
R. Cantemos al Señor un canto nuevo,
pues ha hecho maravillas.
El Señor ha dado a conocer su victoria
y ha revelado a las naciones su justicia.
Una vez más ha demostrado Dios
su amor y su lealtad hacia Israel.
R. Cantemos al Señor un canto nuevo,
pues ha hecho maravillas.
La tierra entera ha contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Que todos los pueblos y naciones
aclamen con júbilo al Señor.
R. Cantemos al Señor un canto nuevo,
pues ha hecho maravillas.

Segunda Lectura
Ef 1, 3-6. 11-12
Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo,
que nos ha bendecido en él
con toda clase de bienes espirituales y celestiales.
Él nos eligió en Cristo, antes de crear el mundo,
para que fuéramos santos
e irreprochables a sus ojos, por el amor,
y determinó, porque así lo quiso,
que, por medio de Jesucristo, fuéramos sus hijos,
para que alabemos y glorifiquemos la gracia
con que nos ha favorecido por medio de su Hijo amado.

Con Cristo somos herederos también nosotros. Para esto estábamos destinados, por decisión del que lo hace todo según su voluntad: para que fuéramos una alabanza continua de su gloria, nosotros, los que ya antes esperábamos en Cristo.

Palabra de Dios
Te alabamos, Señor Jesús

Aclamación Antes del Evangelio
Cfr Lc 1, 28
R. Aleluya, aleluya.
Dios te salve, María, llena de gracia, el Señor está contigo,
bendita tú entre las mujeres.
R. Aleluya.

Evangelio
Lc 1, 26-38
En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de la estirpe de David, llamado José. La virgen se llamaba María.

Entró el ángel a donde ella estaba y le dijo: ’Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo’. Al oír estas palabras, ella se preocupó mucho y se preguntaba qué querría decir semejante saludo.

El ángel le dijo: ’No temas, María, porque has hallado gracia ante Dios. Vas a concebir y a dar a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, y él reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reinado no tendrá fin’.

María le dijo entonces al ángel: ’¿Cómo podrá ser esto, puesto que yo permanezco virgen?’ El ángel le contestó: ’El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, el Santo, que va a nacer de ti, será llamado Hijo de Dios. Ahí tienes a tu parienta Isabel, que a pesar de su vejez, ha concebido un hijo y ya va en el sexto mes la que llamaban estéril, porque no hay nada imposible para Dios’. María contestó: ’Yo soy la esclava del Señor; cúmplase en mí lo que me has dicho’. Y el ángel se retiró de su presencia.
Palabra del Señor
Gloria a ti, Señor Jesús

Reflexión del Evangelio de hoy
Fortaleced las manos débiles
La lectura de hoy utiliza imágenes contrapuestas para hacernos caer en la cuenta de la grandeza de las promesas que se nos han hecho. El profeta Isaías es el profeta de la esperanza, por eso la liturgia del Adviento utiliza constantemente sus oráculos para alentarnos y ayudarnos a crecer en ella.

Todo lo que nos parece imposible, el Señor lo hace posible con su venida. Si Dios está entre nosotros, no cabe la tristeza. La lectura nos habla de un futuro maravilloso donde todas las debilidades y miserias se transformarán en fortalezas y riquezas. Pero lo que sorprende es el imperativo: ¡Fortaleced, afianzad, sed fuertes! ¿Dónde está la razón de este mandato? ’He aquí vuestro Dios’, Él viene, no es que nosotros vayamos a Él, sino que Él mismo viene en persona y nos salvará. Dios toma la iniciativa, llega la retribución de Dios, de una manera insospechada, en la carne de un Niño.

¿Por qué seguir viviendo en constante abatimiento, desilusión y apatía? ¿Puede haber noticia más grande que ésta? Es verdad que no va a ser anunciada en la televisión ni en los tweets de las cuentas más seguidas, sin embargo es la noticia que aún hoy sigue revolucionando el mundo.

¿Nos atrevemos a desmontar la imagen que colgamos en nuestros perfiles para mostrar esta imagen renovada que Dios nos da? ¿Somos capaces de reflejar en nuestros rostros y nuestras vidas la alegría sin límite de vivir como cristianos?

Toma tu camilla
En el Evangelio que hoy nos presenta la liturgia, vuelve a salir la figura de un paralítico, símbolo de la impotencia, del pecado que nos ata y nos esclaviza, encadenándonos para no dejarnos caminar libremente.

Dos cosas llaman la atención en este Evangelio y que nos pueden servir para aplicarlas a nuestra vida diaria: por un lado, los que llevan la camilla. Jesús se fija en la fe de ellos, es decir, no sólo en la del enfermo puesto que no se nos dice si era él quien quería ir a ser curado, sino también en la fe de los que portaron la camilla, la subieron al tejado, quitaron las tejas, lo descolgaron para ponerlo delante de Jesús. Es una preciosa imagen de la vida comunitaria: sólo en una comunidad de fe podemos sentirnos sostenidos en nuestro camino cristiano; no nos salvamos solos, no somos islas, sino que necesitamos del testimonio de los hermanos para convertirnos.

Por otro lado, nos llama la atención que en las curaciones que Jesús hace de paralíticos, no se olvida de pedirles que se lleven la camilla: ’Ponte en pie, toma tu camilla y vete a tu casa’. ¿Qué significa esta camilla? Toma tu camilla significa tomar la propia realidad, aceptar e integrar la debilidad, la camilla es testimonio de que ha estado enfermo, de que somos débiles y necesitados de perdón. Es ese perdón que Jesús le da lo que le permite seguir caminando pero llevando la camilla. No podemos olvidar nuestra condición humana, limitada, pecadora.

’Señor, ayúdame a tomar mi camilla para seguirte; no sólo mi camilla, sino también las de mis hermanos que caminan conmigo en la fe. Que la comunidad sea signo de perdón en medio de un mundo individualista, que ese perdón sea faro en medio de las tinieblas en que vive la humanidad. Dame la gracia de poder cargar también las camillas de tanto hombres y mujeres que caen bajo el peso de sus pecados’. Amén.

Noviciado Federal Ntra. Sra. del Rosario
Monjas Dominicas - Córdoba

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.