Mario Andrés Campa Landeros | diarioalmomento.com

Alejandro Miras, la ciudad desdibujada


La delicadeza de la acuarela

Alejandro Miras, la ciudad desdibujada

Octubre 09, 2013 12:29 hrs.
Cultura Nacional › Ciudad de México
Mario Andrés Campa Landeros › diarioalmomento.com

El artista barcelonés Alejandro Miras cultiva la acuarela, una técnica que se destaca por su delicadeza. No caben gestos demasiado bruscos ni gruesos empastes como sí permite la pintura al óleo. Pero eso no quiere decir que un acuarelista no pueda conseguir con la soltura de su pincelada, el uso de colores rotundos o la acumulación lavados un efecto inquietante, que nada tiene que ver con la placidez con que tradicionalmente se ha asociado el género.

Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con Paisaje urbano lluvioso: una composición expresionista, que reproduce la esquina de una ciudad cualquiera desdibujada, como vista desde la ventanilla de un coche en marcha, metáfora de la vida actual, acelerada e impersonal.

Los viandantes insertos en la referencia de la arquitectura no se reconocen como tales más que por la parte inferior del cuerpo. El rostro queda oculto en la negra sombra, entremezclado con los elementos urbanos como los toldos de los comercios, pintados en rojo profundo y terracota. Y todo ello envuelto por la atmósfera lluviosa del ambiente, que el artista recrea con brillantez.

En sus escenas alejadas del bullicioso corazón metropolitano, como las vistas de la playa de la Barceloneta, la avenida del Tibidabo o de la Ciutat Vella, Miras suaviza las tonalidades, todavía terrosas pero más claras, con algunos matices fríos y, aunque persiste la aplicación de varios lavados, el resultado permite apreciar mejor la transparencia de la acuarela y esa pátina luminosa que tan bien sabe conseguir el autor.

También se distingue en su producción el dibujo al carboncillo: el mercat de Santa Catalina o el puerto de Barcelona se esbozan en un prisma de trazos de diversas intensidad, desde el negro más oscuro al gris más sutil, que se afirman y difuminan en una trama tan viva que parecería que de un momento a otro el papel surcado de carbón fuera a convertirse en fotografía, en uno de esos antiguos daguerrotipos inventados para competir en inmediatez con el esbozo.

Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.