Vicente Valenzuela | Agencia Sonora de Noticias

Borsec, Seguridad Humana

Vicente Valenzuela


Armas de Fuego en el Hogar ¿Un Recurso para Sobrevivir o un Riesgo?

Armas de Fuego en el Hogar ¿Un Recurso para Sobrevivir o un Riesgo?


Enero 14, 2020 15:06 hrs.
Seguridad Estados › México Baja California
Vicente Valenzuela › Agencia Sonora de Noticias

México.-Regresar al pasado, desde las comunidades rurales de difícil acceso a las ciudades en crecimiento en nuestro país, en estas fechas en familia un tema de conversación obligado en estos momentos es que hacer para mantener la tranquilidad y armonía en familia y que se refleje en la comunidad.

¿Qué situaciones le quitan la tranquilidad a un mexicano?, que es optimista, que cumple y contribuye en su comunidad y confía en sus autoridades, esta falta de intranquilidad se refleja en las familias y amigos que forman parte de 1, 952,803 de denuncias del orden local y federal solo de enero a noviembre de 2019.

sin dudarlo al igual que varios de nosotros en el momento que un familiar o nosotros nos sumamos a esta estadística, se generar un sentimiento de frustración, impotencia y desilusión en especial cuando sentimos la falta de empatía, omisión y violencia institucional de las dependencias que fueron creadas para atender a las víctimas del delito.

Como padre de familia nos guste o no, surge la intención de contar con un arma de fuego en casa, de manera legal, partiendo de un derecho constitucional para garantizar su seguridad y legítima defensa, con excepción de las prohibidas por la Ley Federal y de las reservadas para el uso exclusivo de la Fuerza Armada Permanente y los Cuerpos de Reserva.

Es una decisión de familia, bajo un análisis de su entorno, inversión de protecciones a puertas, ventanas y entrada especiales de luz, tecnología para detección de movimientos, cámaras de seguridad y adopción de mascotas en especial de perros y por último la capacidad las instituciones de garantizar su seguridad y reducir la impunidad, esta última variable sin duda es la que inclina la balanza en la decisión de adquirir un arma.

Mientras los delitos de robo con violencia a casa habitación, violación, extorsión directa, secuestro y otras condiciones que obliguen desplazamiento interno forzado, las familias siempre estarán pensando en portar un arma, por ello se explica como ejemplo los decomisos de armas cortas en su mayoría de paisanos que regresan a sus lugares de origen para estar en familia, las armas son una necesidad en especial en estados del país donde las instituciones fueron rebasadas hace varios años.

Pero ¿Porque la autoridad local, estatal o federal insisten en generar miedo, con argumentos como son un riesgo por el mal uso que se le puede dar? Argumentan que por una discusión familiar o entre vecinos, los riesgos de menores que las utilicen para intimidar a sus iguales o que se puedan lesionar ellos mismos, que las armas solo las usan los delincuentes, los riesgos de una bala perdida, un discurso que ofende a quienes por sobrevivencia y gracias a contar con un arma han logrado salvar la vida o la de un familiar.

Es lamentable que se hable de desarmar a la población, cuando el estado es incapaz de hacerlo con los grupos delictivos locales y donde no se le da seguimiento a las llamadas de personas armadas, disparos de arma de fuego, con tiempos de respuesta mayor a 15 minutos en zonas urbanas y más de 30 minutos en zonas rurales.

Si en los últimos 10 años, se introdujo de manera ilegal a México, dos millones de armas aproximadamente y se han decomisado de acuerdo a la Secretaria de la Defensa Nacional 193 mil 413 por autoridades de los tres órdenes de gobierno 139 mil 276 fueron donadas en la campaña permanente de canje de armas (Cuestionable esta estrategia que se imitó de los procesos de amnistía y desarme en centro américa y Colombia, que por supuesto no aplicaba a la realidad mexicana ) dando un total de 332 mil 689 armas, por lo tanto hay un gran número de armas comercializándose de manera ilegal, rentándose a personas vengativas o como parte del armamento a las estructuras delictivas de las redes de distribución de drogas a baja escala pero que están consideradas dentro del brazo armado de delincuencia y de grupos que pagan porcentajes para realizar extorsiones, secuestros, asaltos al transporte público y de mercancías entre otras células relacionadas a delitos muy regionales.

Así que no me queda más que desearte un gran año 2020.


||° El autor es Experto en temas de Prevención del Delito y Seguridad Humana e integrante de Borsec Seguridad Privada ||

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.