Teodoro Rentería Arróyave | diarioalmomento.com

Septiembre 11, 2013 22:13 hrs.
Periodismo Nacional › Ciudad de México
Teodoro Rentería Arróyave › diarioalmomento.com

VILLAHERMOSA, TABASCO. Día de tristeza, o de alegría como pidió su hijo Marcó Antonio, fue el dilema de todos: familiares, amigos, amigos colegas, colaboradores y miembros del mismo pueblo en la jornada de la exequias del respetado y reconocido Periodista, así con mayúscula, José Antonio Calcáneo Collado.

En la capilla ardiente, que se instaló en el frontispicio de su Diario de la Tarde, que fundara el 7 de junio de 1990, que inclusive cerró calles adyacentes, se le rindió un homenaje de cuerpo presente ante sus amados: su esposa Lenchi, sus hijos Lorena, Marco Antonio y Luisa, sus nietas Fara Miranda y Frida Fernanda.

Permítaseme la primera persona que nunca uso, para decir que recuerdo a José Antonio, por sus relatos en los incontables viajes que hicimos en toda la República y por el mundo, cuando se inicio en una imprenta de prensa plana como tipógrafo.

El periodista nace, no se hace, sólo en el trascurso del tiempo se prepara más y más para mejor servir a la sociedad, ese es el caso de Calca, quien en base a los convenios de desarrollo profesional que inspiró a nuestra querida Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, se tituló de Licenciado en Periodismo en la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Quiero recordarlo, en su respuesta a la convocatoria de su Club Primera Planta al Primer Congreso Nacional de Organizaciones Periodísticas que se convirtió, por decisión de todos los asistentes, en Constituyente de nuestra amada FAPERMEX.

Quiero recordarlo, proveedor por excelencia de su numerosa familia, nunca jamás el disfrute personal, sino el compartido. Un solo ejemplo, desde Cuauhtémoc, Chihuahua, donde se adquiere el queso menonita, se trajo 25 kilos para repartirlos entre los suyos.

Quiero recordarlo gozoso en las comidas y los buenos tragos, pero a la vez en la tertulia profunda donde se revisaban los aconteceres nacional y mundial, para fincar criterios para el trabajo reporteril y del análisis periodístico.

Quiero recordarlo, como colega siempre libre y valiente, pergeñando su columna o revisando a distancia el cierre de su periódico en una “book”, porque su salud ya no le permitía cargar laptops pesadas.

Quiero recordarlo, siempre en continúa disposición de progreso; ese joven que formaba con tipos de madera, creó su propio diario con una prensa plana, luego con una rotativa blanco y negro, luego la moderna de color y con instalaciones propias.

Quiero recordarle siempre en la lucha por la unidad periodística y por la defensa de la integridad física de los informadores, en momentos aciagos, sin importar las amenazas de que fuimos objetos.

Quiero recordarlo siempre jovial, siempre participativo, siempre él en la magia de la amistad y la hermandad gremial. No quiero recordarlo, lo recordaré por siempre. José Antonio Calcáneo Collado ¡vivirá por siempre!

Periodista y escritor, Secretario de Desarrollo Social de la FELAP, Presidente fundador y vitalicio honorario de la FAPERMEX, ex presidente del Club Primera Plana. Agradeceré Sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.comNos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org,www.fapermex.mx, y www.clubprimeraplana.com.mx

Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.