El día de los miserables


Calendario con fechas

| Ignacio Fontes | Desde diarioalmomento.com
El día de los miserables

Política

Julio 30, 2014 12:45 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Ignacio Fontes › diarioalmomento.com

Hay tantos miserables de tantos colores que forman una concertina interminable que rodea nuestras vidas y nuestros intereses y se cuela en cualquier intersticio en que nos queramos refugiar.

Nos hieren desde que tomamos el asa de la taza del café mañanero hasta que dejamos caer la cabeza en la doble almohada de plumón (quien no quiera sufrir de las cervicales). Salimos por la mañana como niños azules (de Gainsborough, no cianóticos) y atardecemos como sansebastianes, sin un milímetro cuadrado de piel por donde se nos pueda amar.

En el cercano Oriente y en el Este inquietante; allí donde languidecen los sueños de una sociedad de naciones más generosa y justa, en la otra orilla atlántica, y en la Europa acomodada, pancista e insensible, la que primero se cepilló seis millones de judíos y ahora pretende demostrar que no es racista asistiendo indiferente al sacrificio de otros tantos musulmanes.

Y aunque no queramos viajar porque nos hemos despertado con esa ‘nonchalance’ de algunas mañanas veraniegas, hartos ya de estar hartos, como el otro, mojando desgana en el desayuno, en albornoz de hastío y calzando pantuflas de pereza de siete leguas, te persigue la concertina inquisitorial, torturadora, hiriente: el filo de las hojas del ‘ABC’ está chapado de cuchillas que te dejan las manos como cuando a Freddy le asaltó un prurito súbito en la palma de la mano derecha. Hasta la página 42 del antiperiódico por excelencia o la desvergüenza con formato de tebeo (edición del 240714), no ocurre nada en Gaza, aunque sí mucha estupidez destacada en las 41 anteriores.

Unos ejemplos que ruborizan a quienes aún somos capaces de ponernos colorados, como decía el añorado Pepe González Cano de la incapacidad de los dirigentes del PP: “E la nave va”, se ciscan en Fellini a cuento del reflotamiento del ‘Costa Concordia’; los “36.000 números redondos” que cumplía el manojo de páginas (¿Contarían los números del ‘ABC’ republicano o, como solían, los ignoraban por indignos de su extremismo? No daban pistas…) y, en fin, los chistes habituales de sus columnas de opinión: la más tonta analogía de Macondo-Rajoy-PSOE-Valls jamás narrada; la extremista del miriñaque Isabel San Sebastián, que tilda al Pablo Iglesias de Podemos de “extremista de la coleta” y “demagogo” –la sartén reprocha al cazo el tizne del fuego–, en un patético intento de dorar el golpe de estado que prevé perpetrar Rajoy para asegurarse las alcaldías con el argumento más tonto jamás desapolillado: “La elección directa del cabeza de la lista [cerrada, antidemocrática] más votada ahuyenta así mismo [sic] el riesgo inherente a los planteamientos antisistema y garantiza el principio democrático de que decidan los ciudadanos con sus papeletas, al abrigo de alianzas susceptibles de torcer esa voluntad”: ¿no habrá un alma caritativa que, en ‘ABC’, PP, FAES o Escuelas de Verano, enseñe a sumar y lo que es democracia a esta gente?; lo irremediable de Curri Valenzuela –bautizada ‘Curri-ve-y-dile’ por el gran Ricardo Utrilla en la Redacción heroica de ‘Cambio 16’–, quien se esconde tras un “algunos” para calificar al sujeto de sus pesadillas de “telepredicador”, como si los lectores de ‘ABC’ fueran imbéciles y hubieran olvidado sus púlpitos ventajistas en las tv,s públicas, la de ‘todos’, RTVE, y la TeleRaposa, la de Madriz… Y, en fin, a Gabriel Albiac –¡Aquel trueno!–, quien, tras autodedicarse media columna para declararse ateo por ser “griego y cristiano”, qué aburridos jeroglíficos, lamenta el genocidio…, “de los cristianos en África”.

Y cuando, finalmente, ocurre algo en Gaza –ya digo: en la pág. 42 del papel con grapas para envolver pescado– es que “El conflicto palestino desata el antisemitismo en Francia y Alemania” y que “La cruz nos da más seguridad que la bandera de la ONU”, porque los palestinos expulsados de sus casas, bombardeados, perseguidos buscan refugio en iglesias ortodoxas y latinas con la débil esperanza de que Israel, que ha destruido hospitales, escuelas de la ONU, centros de discapacitados, no se atreverán a atacar a los cristianos… Y como no hay más remedio que parecer un medio de comunicación, da noticia de la decisión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas de investigar la comisión de delitos de guerra en la intervención exterminadora de Israel, aunque ‘ABC’ fundamenta la denuncia del organismo en “la alta mortandad de niños”, con ese cinismo, aunque no se atreve a decir que por su escasa higiene, que tampoco hubiera sido extraño…

Tanto gilipollas y tan pocas balas, sentenció Ford Fairlane; demasiados aspirantes a Miss Erable de Julio en Llamas 2014… De modo que como todo en este mundo no sólo tiene su representación sino su caricatura, en vez de escoger la feliz conjunción de lo útil con lo bello, me decido por la desgraciada reunión de lo feo con lo mezquino; en vez de la de lo trascendente con lo geoestratégico, elijo la de lo doméstico con el insufrible efluvio del deslunado (Como, con gracia insuperable, llaman los valencianos, quizás otros, al patio de luces, me dice mi particular ‘mascletá’). O sea, la caricatura.

La protagonizada por la junta directiva de la Federación Española de Fúrgol (FEF), como llama al noble deporte del balompié el presidente de eso, el sempiterno y sucesivamente acorazado con chanchullos y promesas Ángel María Villar, quien ha rechazado la petición de indulto del Racing de Santander, sancionado a no jugar la próxima edición de la Copa del Rey y a una multa de más de 3000 euros. Los jugadores del equipo cántabro, de Segunda División, tras hacer la machada de llegar a los cuartos de final de la Copa, se negaron a disputar el encuentro de vuelta frente a la Real Sociedad, en protesta por el impago de numerosas nóminas y la amenaza de cierre del club por la desastrosa gestión de la directiva. Fue un momento épico: los jugadores del Racing sin jugar, abrazados en medio del campo mientras las gradas abarrotadas de aficionados cantaba ‘La fuente de Cacho’, himno oficioso del equipo, y los jugadores de la Real echaron fuera el balón; el árbitro dio por concluido el partido y dio ganador al visitante, de acuerdo con el reglamento. Durante casi una hora, los sportinguistas aplaudieron a su equipo sin abandonar ni unos ni otros el estadio del Sardinero. El sacrificio de los jugadores supuso la dimisión de la directiva y el nombramiento de una nueva dirigida por Juan Antonio Sañudo, exjugador del Racing, quien lo saneó, pagó lo retenido e hizo una magnífica campaña el pasado año.

Todos los aficionados al fútbol aplaudieron la actitud de los jugadores y su sacrificio, tras haber alcanzado la mejor posición en una Copa del Rey. La FEF sancionó al Racing de acuerdo a lo estipulado por las normas, pero nadie dudó que sería indultado. De hecho, había un precedente que lo hacía suponer: en 2000, el Barcelona se negó a jugar la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid con el impresentable argumento de “falta de jugadores disponibles”, tras haber perdido 3-0 en el partido de ida en el Vicente Calderón. Villar y la FEF indultaron al Barcelona con la excusa de una amnistía (?) para celebrar la reelección del apoltronado, en la que la directiva del club blaugrana hizo un eficaz ‘lobby’.


Ver nota completa...

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.