El Doctor Pablo Sandoval Cruz


| Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros | Desde codice21.com.mx
El Doctor Pablo Sandoval Cruz

Política

Enero 22, 2020 12:18 hrs.
Política Internacional › México
Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros › codice21.com.mx

Esta tarde escasearon las coronas de flores en Chilpancingo. Las muestras de cariño de cientos de guerrerenses llegaron hasta la humilde casa de un hombre congruente, de un luchador social completo, de quien nunca dejó de lado sus principios y predicó con el ejemplo: el doctor Pablo Sandoval Cruz, un guerrerense que gozó del afecto de mujeres y hombres de la izquierda y el respeto de dirigentes y militantes de todo el espectro político.

El doctor Sandoval representa un referente de principios éticos y esperanza, de esa reserva que existe en el pueblo que funciona como guía moral para el pensamiento progresista del país, de América Latina y me atrevería a decir de todos los pueblos oprimidos del mundo. Desde su más tierna infancia se forjó luchando y dignificando a los hijos del sur, de nuestro amado Guerrero que tantos héroes ha dado a la Independencia, a la Revolución y a la construcción de la patria.

Papá Grande, como siempre desde nuestra infancia mis hermanos Irma Eréndira, Netzaí y yo nos referimos a él con cariño y respeto, fue el origen de una gran familia de lucha y de convicciones de izquierda. El dedicó su vida entera a combatir el sufrimiento humano y la enfermedad no sólo desde su generosa entrega a su profesión de médico cirujano, sino también desde un inquebrantable y valiente caminar al lado de las mejores causas del pueblo de México. Él combatió la enfermedad de forma científica en los cuerpos humanos y la enfermedad de forma política en las sociedades.

Como médico cirujano y más tarde como reputado especialista en ginecología, fue un valioso hijo del Instituto Politécnico Nacional, producto de la educación socialista del general Lázaro Cárdenas. Debido a que el joven Sandoval Cruz contaba con las más altas calificaciones de su generación recibió del gobierno cardenista una de las muchas becas otorgadas durante ese tiempo a los más destacados estudiantes del país, pero una de las pocas que el gobierno de Cárdenas alcanzó a asignar en su natal Acatempan, Guerrero. Ello le permitió trasladarse a la Ciudad de México con transporte y manutención incluida, para tener acceso a alimentos, ropa, libros, los más equipados laboratorios, así como a los mejores profesores, muchos de los cuales provenían de una hermanada España Republicana y otros países que caracterizaron la enseñanza socialista del Cardenismo.

En esa época conoció a mi abuela Susana Ramírez Meneces, que estudiaba también medicina con la misma beca. Juntos Doña Susana Ramírez y Don Pablo Sandoval Cruz fundaron una familia de lucha. Pudiendo haberse dedicado con tranquilidad a una profesión que suele ser altamente remunerativa y estable, el matrimonio de mis abuelos decidió ir más allá del aburguesamiento tradicional y se entregó a una trayectoria profesional y política volcada a la acción popular y campesina.
Mi abuelo aceptó trabajar con entusiasmo y pasión en diversos servicios médicos de la nueva patria que emerge del Cardenismo. Así, trabajó incansablemente en Tixtla donde nacen sus dos primeros hijos, mi padre Pablo y mi tío Luis. Nuestro padre Pablo a la postre también se convirtió en un destacadísimo luchador social, líder estudiantil y de los académicos de la UAG, sindicalista y brillantísimo abogado.

Desarrolló una exitosa y limpia carrera política desde la izquierda que lo llevó, entre otras posiciones, a ser el primer guerrerense en ocupar el cargo de Presidente de la Cámara de Diputados en la LVII Legislatura.
Como médico, mi abuelo continúa con su itinerario creador en Apaxtla, Guerrero, después en Lombardía, Michoacán y más tarde en una larga estadía de compromiso con el cardenismo, en los ejidos de la región de La Laguna en San Pedro de las Colonias, Coahuila, donde nacen tres hijos más: mis tíos Jesús, Cuauhtémoc y Susana.

Esta familia de lucha, la familia Sandoval Ramírez, participa con gran entusiasmo en los más diversos movimientos populares y socialistas. Por ejemplo, ambos, Don Pablo y Doña Susana, participan en el movimiento popular de 1960, donde también se estrena como valiente líder estudiantil nuestro propio padre Pablo Sandoval Ramírez quien sufre la represión en carne propia y es encarcelado. Mi abuelo encabeza a los padres de familia de los estudiantes, estuvo también acompañando esa lucha como miembro del Consejo General de la Coalición de Organizaciones del Pueblo y hoy le agradecemos que haya luchado por la autonomía universitaria y la democratización de la educación.

En 1963, mi abuelo toma la valiente decisión de irse a apoyar la Revolución Cubana. Debido al éxodo de profesionistas y en especial de médicos cubanos, que dejaban su patria y se trasladaban a Miami, la solidaridad internacional popular se tornaba urgente. El doctor Pablo Sandoval Cruz, sin dudarlo se traslada a trabajar a La Habana con toda su familia para laborar en el Ministerio de Salud, Policlínicos y Maternidad, donde no sólo salva vidas y forja nuevos médicos a través de la enseñanza, sino que participa en la construcción de la Revolución en la sierra recolectando café y acudiendo al corte de caña, con pesadas faenas rurales como aquellas que sólo pueden dignificar el alma mediante el trabajo humano, evocando sus orígenes en el campo de Guerrero.

Durante la gestación de la Universidad Autónoma de Guerrero y su proyecto de avanzada, mi abuelo se desempeñó como director de la Escuela de Enfermería (1961-1963), Director de la Escuela de Medicina (1976-1977), director del Servicio Médico Universitario (1977-1978), director de la Escuela Normal Superior (1979-1982), Consejero Universitario (1961-1963 y 1981-1983), coordinador general del Área de Medicina Preventiva para el Servicio Social (1983- 1991) y coordinador del Área de Salud (1985-1993) entre otros.

En 1986, mi abuelo fue postulado como candidato a gobernador por la Unidad Popular Guerrerense. Posteriormente, mi padre Pablo Sandoval Ramírez también llegó a ser precandidato a la gubernatura en 1999, después de haber sido diputado federal y - lo que son las historias de vida- casi treinta años después de aquella postulación, fui también postulado como primer candidato a la gubernatura por el partido- movimiento Morena.

Te evoca tu pueblo Papá Grande; no es gratuito que todos quienes te despiden tengan su corazón repleto de cariño para un hombre que trazó brechas que hoy se abren como grandes alamedas por donde podrán pasar mujeres y hombres libres para construir una sociedad mejor.

Pablo Sandoval Cruz es parte de la historia, es ejemplo de humildad y lucha, de congruencia y esperanza, de los mejores principios que han forjado esta patria desde los caminos del sur. Gracias abuelo por tu ejemplo.


Ver nota completa...

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.