¿Son tiempos de guerra?

El voyerista

Alfredo Guzmán

El voyerista

10,274 vistas

Noviembre 21, 2016 09:40 hrs.
Política Estados › México Guerrero
Alfredo Guzmán › codice21.com.mx

¿Son tiempos de guerra?

Dicen que hay tiempos para tirar cohetes y tiempos para recoger las varas.

Es de entender que el estado de Guerrero, tiene tantos conflictos, como para andar abriendo frentes de guerra sin ton ni son. Y como mencionaron en las recientes comparecencias Florencio Salazar Adame, Secretario de Gobierno y Héctor Apreza, Secretario de Finanzas, los problemas no son de hace 10 años, son de más atrás, históricos pues, pero también alentados por malos gobiernos y políticos corruptos. Y supongo que ahí caben de muchos partidos.

Por eso cuando el presidente del Partido de la Revolución Democrática Celestino Cesáreo Guzmán se lanza contra el actual gobernador del estado Héctor Astudillo Flores, acusándolo de la violencia en el estado escupe para arriba, como si la responsabilidad del actual estado de cosas, fuera de una persona, olvidándose, de que precisamente hace dos años el estado, inició un proceso de descomposición mayor, donde apenas hoy, se empieza a observar que la luz del túnel, esta más cerca.

Y quienes gobernaban eran los perredistas. No es posible ligarlo mecánicamente, pero hay quien asegura que por eso y por otras cosas más, perdieron la pasada elección de gobernador.

Por lo pronto y para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo. Diputados y miembros del Comité Ejecutivo del Partido de la Revolución Democrática, se desmarcaron de la posición hecha pública por Celestino Cesáreo Guzmán y lo acusan de tener una posición personal y no partidaria, lo que significa que no la consultó y eso lo debilita, como líder del PRD.

Que hay conflictos, cómo negarlo. Que hay violencia, es evidente. Que hay visos de que las cosas, quieren cambiar, es cierto. Pero mientras no haya cierta unidad de criterios para avanzar, será más complicado. Enterarse de que hay zonas en el estado, donde la violencia no cesa y la gente huye, significa que la situación es dura y complicada. O enterarse de que grupos armados secuestran masivamente a pobladores, da terror.

El líder del PRD en Guerrero, debe entender que el proceso electoral pasó y hubo definición política de cambio. No hizo nada para que las cosas, fueran diferentes. Es válida su crítica, pero al menos debe consultar con sus bases, para establecer una posición partidaria y no personal. Porque si fuera posición política partidaria, no había quien lo descalificara dentro de su partido.

Y para muestra varios botones. Las posiciones políticas de los diputados en sus posturas, relativas al primer informe de labores del actual Ejecutivo, distan mucho de lo declarado por el líder del PRD. Ayer, mismo el presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, al igual que en el pasado reciente, el diputado Sebastián de la Rosa Peláez, hacen una convocatoria para trabajar los problemas con unidad de criterios. Donde más allá de los colores partidarios, se observe el beneficio de todos los guerrerenses.

Esa postura, puede ser para algunos, vacilante, pero desde mi punto de vista es la mejor. Aunque habrá quienes coincidan con la postura del líder del PRD, quien descalifica todo y casi solicita que todos renuncien y aunque no lo dice, para que él puede mostrar cómo se hacen las cosas.

Nadie está contento y no quisiéramos ver cómo se disputan los grupos delincuenciales las zonas de venta y control de los estupefacientes y observar la barbarie que desarrollan en contra de sus supuestos contrincantes.

Hoy, Acapulco lleno, ver a las familias salir a ver un desfile deportivo en las principales ciudades de Guerrero, manipulado por el poder o no, pero al menos, son mensajes de que es posible regresar a la tranquilidad pasada. El pasado no regresa y nada es como uno quiere. Las cosas son como son y así serán, porque las circunstancias han cambiado y los tiempos también.

Pero si en ese inter, hay visiones unitarias para gobernar lo que se tiene, es mejor que andarse peleando por todo y desbaratando las cosas, para dejar nada. Eso nos lleva más rápido a la barbarie que nadie quiere seguir viviendo. Al menos yo no.


Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.