Plata Pura | guerrerohabla.com

*Apocalipsis electoral en Guerrero *Ríos Piter ya opera para el PRI *El grupo político de Aguirre con Astudillo

Plata Pura


Zona Sísmica

Zona Sísmica


Marzo 30, 2015 06:57 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Plata Pura › guerrerohabla.com


Por Marco Polo Aguilar

Las elecciones del 7 de junio serán las primeras organizadas por el Instituto Nacional Electoral (INE) en las que se renovarán dos mil 159 cargos de elección popular. Para nadie es desconocido que en algunos estados la jornada electoral transcurrirá en un ambiente nada terso por el descontento social y una de esas entidades, la que mantiene los focos rojos encendidos con mayor intensidad, es sin lugar a duda Guerrero.
El abierto desafío de organizaciones como la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), el de los padres de los 43 estudiante de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, desaparecidos en septiembre del año pasado y ahora el desconcierto en las campañas políticas cargadas de promesas vacías y propuestas sin fundamento, han generado en el estado de Guerrero un apocalipsis electoral.
Los constantes brincos de los famosos chapulines han restado seriedad a las campañas, como si los políticos tuvieran extraviado el rumbo ideológico frente al agotamiento del modelo político, lo que les ha ocasionado el descredito, la desconfianza y el escepticismo ciudadano que ha llegado a un hartazgo en el que pareciera no haber opciones viables.
La ciudadanía desconfía de los políticos. No sólo porque olvidaron que la actividad política es una visión de servicio hacia los demás o de ser gestores del bien común, si no porque ven en ella una vía rápida de enriquecimiento y acceso al poder.
Se ha vuelto un lugar común que la “oferta política” sea sólo un acto coyuntural. Aparece sólo cuando se avecinan las elecciones. Entonces, los candidatos perciben al ciudadano, no como un fin en sí mismo, si no como un medio temporal de acceder a los cargos de elección popular. Una vez logrado el cometido, se olvidan de los electores.
Los candidatos del partido que sean no buscan un apoyo real, consciente o convencido, si no se basan en el acarreo, del apoyo comprado, del ofrecimiento a cambio de presencia en actos de campaña o de las prebendas a las camarillas de amigos.
En el PRD guerrerense, la dirigencia nacional ha abandonado a su candidata Beatriz Mojica Morga. Por ningún lado se ven los liderazgos. Jesús Zambrano o Jesús Ortega no aparecen en los actos de la candidata del sol azteca.
Ya son cuatro diputados federales con licencia los que han desertado de las filas del PRD para incorporarse a Movimiento Ciudadano (MC), partido encargado de recibir los deshechos del PRI y del PRD. Rosario Merlín, quien aún está en funciones como legisladora federal del PRD, ya está en tratos con MC para irse a la campaña por la gubernatura del estado con el sauce candidato Luis Walton, de quien dicen siempre ha tenido a Rosario como una niña de pecho.
El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, se ha hecho el disimulado, lo que hace pensar que hay mucho de cierto en lo que se filtra en su circulo cercano, de que sólo espera que las imposiciones de los chuchos fracasen para armar una nueva corriente ya sin ellos.
A cambio, Beatriz Mojica ha recibido adhesiones de priista que no representan ninguna baja de consideración para sus contrarios, como la del hijo Cuauhtémoc Salgado Romero, líder estatal del PRI, Cuauhtémoc Salgado Arroyo.
El PRI se niega a levantar en su campaña. Su candidato a la gubernatura, Héctor Astudillo Flores tuvo que recurrir al respaldo del ex secretario general del PRD estatal y diputado federal Jorge Salgado Parra y fue hasta la casa de campaña que éste ya había instalado antes de que el PRD le negara la candidatura a presidente municipal de Chilpancingo.
Salgado Parra ni chistó para entregarle a Astudillo toda su estructura electoral, sobre todo cuando el candidato le dijo que “es un buen hombre y político con un gran futuro”, claro robándose las despensas que el gobierno federal enviaba a los damnificados por las contingencias en el estado y aprovechando que su papá, Jorge Salgado Leyva era el secretario de Finanzas del gobierno del defenestrado Heladio Aguirre Rivero.
A Astudillo, por cierto, en nada le preocupa que Salgado Leyva este a punto de ser presentado en la PGR por el delito de peculado, delito que se dice fue el actor intelectual junto con los familiares de Aguirre que hoy están en la cárcel. O tal vez el apoyo fue “forzado” para que el ex secretario de Finanzas no pise la cárcel.
La urgencia del candidato priista por sumar apoyos “comprados” o “forzados” es tanta que se llevará a todo el equipo aguirrista, a pesar de haber hundido aún más en la pobreza a Guerrero, lo que bien le podría ocasionar descredito en lugar de elevar el nivel de su campaña.
Incluso se menciona con insistencia que el senador perredista, Armando Ríos Piter ya opera para el PRI y pronto se incorporará al Partido Verde Ecologista.
Para Jorge Camacho candidato del PAN a la gubernatura, el asunto se complica, sobre todo ahora que ha pedido la desaparición de la Normal Rural de Ayotzinapa. Los blanquiazules nunca han tenido presencia en el estado, de no ser ahora que hará dupla con el ex gobernador Zeferino Torreblanca, designado candidato del PAN a la presidencia municipal de Acapulco.
Cuando Torreblanca ganó la gubernatura bajo las siglas del PRD, su operador político fue el entonces perredista Ricardo Monreal, ahora en las filas del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y dudamos le quiera pagar el favor apoyando a Pablo Amílcar Sandoval, un eterno desconocido, de no ser por su ascendencia. Tampoco creemos que le quiera regresar la copa al PRD y apoyar a Mojica Morga.
Frente a este panorama, con todos estos boquetes, con toda esta visión clientelar de la política y los brincos de los políticos de un lado para otro, nada bueno se puede esperar si no que se atice aún más a los desafíos de la CETEG y de los padres de los normalistas de Ayotzinapa para suspender las elecciones en el estado y que el apocalipsis electoral cobre aún más fuerza. ¿O tú que opinas amable lector?.
Movimientos telúricos…El gobernador interino Rogelio Ortega avizora que en Guerrero si hay condiciones para que se lleven a cabo las elecciones del próximo 7 de junio y afirma que un grupo de 200 personas no impedirá que los guerrerenses emitan su voto…Ortega ha de pensar que esas 200 personas son las únicas que caben en su barco, el que de por si le quedó muy grande…La joya de la corona, el municipio de Acapulco, esta muy peleada. Este fin de semana, ante el candidato al gobierno del estado, Héctor Astudillo Flores, el senador René Juárez Cisneros y el diputado federal con licencia, Manuel Añorve Baños, destaparon al médico oncólogo Marco Antonio Terán Porcayo como su “gallo”, obviamente ante la ausencia de otros aspirantes como Rubén Figueroa Smutny, Fermín Alvarado y César Flores Maldonado…marcop1955@hotmail.com




Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.