Policías capturan a tres de los plagiarios


Por Jorge Luis Pérez

Policías capturan a tres de los plagiarios

José Livier Bazán, Julio César Pérez y Óscar Iván Guzmán. Foto: El Sol de Hidalgo.

Octubre 05, 2013 12:38 hrs.
Seguridad Estados › Hidalgo
El Sol de Hidalgo › todotexcoco.com

Tulancingo, Hidalgo.- Tripleta de integrantes de la pandilla criminal autodenominada "El Equipo", de Texcoco, Estado de México, fue asegurada por elementos de la Policía Federal (PF) en la región de Tulancingo, luego de privar de la libertad a una mujer y a sus dos hijos, de seis años y dos meses de nacido, respectivamente, de quienes se desconoce su paradero.

Los hechos ocurrieron, la tarde del jueves, en el aserradero de madera del municipio de Metepec, cuando los delincuentes, José Livier Bazán Pérez y Julio César Pérez Molina, irrumpieron en el domicilio de su objetivo.

De inicio, su "misión" era solamente robar la nómina de pago del aserradero, sin embargo, al ver la magnitud del negocio y de la casa del propietario, decidieron secuestrar a su esposa e hijos para sacarle más dinero por su rescate.

Entonces golpearon y amordazaron con cinta plástica color canela al propietario y a su prima, de quienes se omiten sus identidades por razones de seguridad, despojándolos de sus pertenencias, cartera, teléfono celular, reloj, entre otras, para llevarse a la esposa y a sus dos hijos.

Una vez que lograron soltarse de sus ataduras, hicieron el reporte respectivo a las autoridades a través del C-4; y con las características del automóvil en que huyeron los secuestradores, se radió a los cuerpos policiales el hecho y se inició su localización.

PF: OPORTUNO PATRULLAJE

El comisario de la Policía Federal en Hidalgo, César García Nuño, dio su versión del trabajo policial que culminó con el aseguramiento de José Livier Bazán Pérez, Julio César Pérez Molina y Óscar Iván Guzmán López, además del aseguramiento de un automóvil Audi.

Informó que sus elementos, al estar efectuando servicio de inspección, seguridad, verificación y vigilancia, a las 18:30 horas del jueves, a bordo de las patrullas, números económicos 12682, 11643 y 11646, por medio del Centro de Control, Comando, Cómputo y Comunicaciones (C-4) de Tulancingo, se les solicitó apoyo para la localización de un vehiculo tipo Sedán, marca Audi, color azul, placas de circulación 801-ZAK particulares del Distrito Federal.

La información detallaba que el Audi fue utilizado para privar de la libertad a tres personas en la localidad de Metepec, a las 18:15 horas, por tres individuos.

García Nuño explicó que se procedió a realizar el operativo de localización en la jurisdicción de Tulancingo, teniendo contacto visual con el vehículo antes descrito cuando circulaba a velocidad excesiva rumbo a Singuilucan, en el kilómetro 075+000 de la carretera (132) Pirámides-Tulancingo, tramo Singuilucan entronque Pitula.

Los patrulleros lo obligaron a detener su marcha por medio de señales audibles y visibles. Al descender, tres hombres empezaron a insultarlos, por ello fueron asegurados.

Lo anterior le fue informado de inmediato al C-4 de Tulancingo, cuyo oficial de guardia respondió que ya estaba en las instalaciones el esposo y padre de las personas privadas de la libertad, así como la prima del mismo.

A la llegada de los federales a las instalaciones policiales, con las tres personas detenidas, el empresario las reconoció plenamente.

José Livier Bazán Pérez y Julio César Pérez Molina, se dijo, irrumpieron en su domicilio, lo golpearon y amordazaron con cinta plástica color canela, para llevarse a su esposa, de 30 años, e hijos, de seis años y dos meses.

Agregó el jefe policial que al realizar investigación minuciosa en el interior del vehículo y a los asegurados, se tuvo el siguiente resultado:

El automóvil color azul, modelo 2002, placas de circulación 801-ZAK particulares del Distrito Federal, es propiedad de Baltasar Esteban González Cruz, con tarjeta de circulación 003759632, expedida por el Gobierno del Distrito Federal.

Se preguntó a Plataforma México si existe reporte de robo del vehiculo referido, resultando negativo.

"SOMOS DE EL EQUIPO"

Al realizar la entrevista con fundamento en el artículo 8, fracción XXIII, del reglamento de la Policía Federal vigente, a José Livier Bazán Pérez, de 42 años, con domicilio en Valle de Yuconé, manzana 63, fraccionamiento Real del Valle, en Acolman, Estado de México, respondió que pertenecían al grupo criminal denominado "El Equipo", de Texcoco, Estado de México, comandados por los hermanos Alejandro y Adrián.

Dijo que su principal propósito era robar la nómina de pago del aserradero ubicado en el municipio de Metepec, estado de Hidalgo, pero al llegar se asombraron al ver la casa, el movimiento de compraventa de madera, así como el aserradero.

Y optaron en secuestrar al propietario, en complicidad con un trabajador a quien le apodan "El Munra", el cual se encargaba de proporcionarles información de los movimientos de su patrón y trabajadores.

Pero al introducirse al predio, golpearon, despojaron de sus pertenencias y amordazaron a dos personas, mujer y hombre, llevándose a la esposa y a sus dos hijos en el vehiculo tipo Sedán marca Audi, color azul.

Indicó que los cambiaron a un vehículo color blanco, antes de entrar a la autopista.

PAGO DE $300 MIL POR EL LEVANTÓN

Óscar Iván Guzmán López, de 32 años, quien se negó a proporcionar su domicilio, reveló que los hermanos Alex y Adrián les pagarían 300 mil pesos, solo por "levantar y entregarles" a las tres personas, cambiándolas de vehículo, ya que ellos eran "los jefes del equipo".

Añadió saber que se las llevarían a una "casa de seguridad", en el fraccionamiento Real del Valle, en Acolman, Estado de México.

Julio César Pérez Molina, de 25 años, con domicilio en la colonia Martín de Porres, Ecatepec, Estado de México, respondió al interrogatorio, comentando que se dedica a manejar camiones de pasajeros en Ecatepec, pero como se le descompuso el suyo y no tenía dinero, le ofreció su amigo José Livier Bazán Pérez hacer este "trabajito" para ganarse un billete.

Los tres probables delincuentes, se abundó, al verse descubiertos e identificados, ofrecieron a los elementos de la Policía Federal 10 mil pesos para que los dejaran libres, con la promesa de que conseguirían más dinero para ellos.

Finalmente, el comisario de la PF en Hidalgo, César García, manifestó en entrevista con EL SOL DE HIDALGO que debido a la gravedad del hecho, se procedió a denunciarlo sin demora ante el agente del Ministerio Público del fuero común adscrito a Pachuca.Contenido

Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.