¡ Calma y nos amanecemos !


La propuesta de Karla Almazán Burgos es en realidad volverle a dar la fuerza que tenía Pemex y la CFE, considerándolas como lo que son: empresas de todos los mexicanos y salvaguardia de la soberanía en materia energética...

¡ Calma y nos amanecemos !

Enero 17, 2019 19:17 hrs.
Política Nacional › México Estado de México
Arturo Trejo Villafuerte* › todotexcoco.com

UNO. Las medidas del presidente Andrés Manuel López Obrador han sido consideradas por muchos, sobre todo por los periodistas chayoteros, como drásticas y mal planeadas, como la tomada en el combate contra el saqueo de hidrocarburos, conocido como huachicoleo, por el supuesto desabasto de gasolinas que han sufrido varios estados de la República, principalmente los que tienen más ductos perforados y donde reinaban los ladrones de combustibles.
Los noticieros de televisión y algunos diarios comenzaron a usar la palabra ’desabasto’ con reiteración e ignorando la palabra ’anticorrupción’, si nos atenemos al valor semántico de las palabras, la primera se supone que nos afecta a todos y la segunda sólo a los ladrones que sobornan y que se creen impunes.
Pero ambas tiene una liga: hay desabasto porque existen los ladrones y éstos, en sus diversos niveles -desde dueños de gasolinerías, trabajadores de Pemex, funcionarios municipales, estatales y federales-, se sabían protegido por sus nexos y colusión. Y las víctimas finalmente éramos todo los consumidores.
Imposible negar las molestias que sufrieron muchos automovilistas, pero cuando AMLO llegó a la presidencia, lo primero que pidió fue paciencia, porque sabía que se había sacado la rifa del tigre.
Y por fortuna hubo paciencia, nada se salió del cauce y el mérito de esa medida fue que se han reintegrados cantidades millonarias de dinero al erario público.
Hablar de 65 mil millones de pesos que se embolsaban los huachicoleros no era cualquier cosa, es el presupuesto anual de la UNAM, y era un dinero mal habido que ellos amasaban sin ningún esfuerzo y además libres de polvo y paja.
Los periodistas chayoteros, que son muchos, inmediatamente alegaron que cómo era posible el combate al huachicoleo sin ningún detenido, pero poco a poco surgió la información de que sí, en efecto, había expedientes abiertos y varios presuntos culpables ya identificados.
Y ese saqueo a la Nación y a Pemex es grave, muy grave, por ello la legisladora Karla Almazán Burgos, a nombre del grupo parlamentario de Morena, presentó una iniciativa que busca fortalecer los principios rectores de la actividad petrolera, porque es cuestión de seguridad y de soberanía, ambas extraviadas desde que en el 2013, se comenzó a disminuir la capacidad de Pemex y la CFE, para darle paso a las compañía privadas, las cuales actuaban con ventaja ante las paraestatales.
La propuesta de Almazán Burgos es en realidad volverle a dar la fuerza que tenía Pemex y la CFE, considerándolas como lo que son: empresas de todos los mexicanos y salvaguardia de la soberanía en materia energética y por ende un aval de la seguridad de la Nación. La iniciativa se turnó a las comisiones respectiva para su análisis y dictaminación.
Pero mientras tanto por los otros flancos y desde la oposición, se difuminó el llamado a considerar a el huachicoleo como un delito grave y casi traición a la patria.
Ya desde el martes 15 de enero se veían menos autos formados en los expendios de gasolinas, aunque había otros tantos que permanecían cerrados, como era el caso de la mayoría de ellos apostados en la carretera Texcoco-Ciudad de México y viceversa, mientras que en la capital creció el tráfico debido a que muchos automovilistas ya habían surtido su gasolina en varios de ellos ahora abiertos y vendiéndola, aunque en algunos otros casos con algunas restricciones: sólo 500 pesos -casi 25 litros- y no se expende en bidones u otros envases.
Hasta el momento de escribir esta nota, ya hay más locales expendiendo los hidrocarburos, con lo que se confirma lo dicho por el presidente de que ya existe el control para normalizar el abasto.
DOS. La Guardia Nacional tiene sus asegunes, sus dimes y diretes, aunque hay un sentido lógico en lo que se aprobó en la Cámara sobre la integración de la misma: A. La inseguridad es un problema sumamente grave ya que tres de cada cuatro mexicanos se sienten inseguros en sus ciudades B. Los militares y marinos ya estaban en las calles pero de forma irregular, no avalados por la Constitución y ahora, en la forma de Guardia Nacional lo estarán y no realizando labores que son Metaconstitucionales, o sea más allá de lo que se les señala como atribuciones en la Carta Magna C. Ante semejante y severo problema y teniendo a soldados y marinos en los cuarteles y bases haciendo nada -excepto cuando aparece el plan DM III-, pues tenían que hacer algo, ya que finalmente el pueblo les paga D. No es desvariado ni falto de razón que el mando se reparta entre la SSP, la Defensa y la Marina E. De ninguna manera es militarizar al país, como se hizo en el sexenio de FeCal y EPN con los nefastos resultados ya sabidos, sino poner un hasta aquí a la delincuencia y al desorden generalizado con una autoridad que haga valer a la ley y a las instituciones.
Pero repito: tiene pros y contras, la mayoría de organismo de Derechos Humanos se oponen a la misma, pero urgía hacer algo y la propuesta se tomó como una forma de hacerlo, ante las pocas o mínimas acciones de los gobiernos anteriores que ahora ya sabemos que fueron coptados por los carteles de las drogas, según las reiteradas denuncias que se han vertido en el juicio a Joaquín ’EL Chapo’ Guzmán Loera. Al menos tres ex ocupantes de Los Pinos deberán de echar a remojar sus barbas.
TRES. Cuando estaba en la escuela primaria ’Maestro Miguel Lanz Duret’, se nos impartía una materia que se llamaba Educación Vial, muchos de mis compañeros recibían un brazalete azul marino y se encargaban de detener autos para que pasáramos a la la escuela, ayudaban a los transeuntes y peatones a pasar por las esquinas.
Hubo incluso en la Policía del DF una Dirección de Eduación Vial que durante mucho años dirigió José Avila Garibay -quien fue, por cierto, amigo de la infancia de mi abuelo Francisco- y ahí se expedían los permisos para conducir a los menores de edad que ya sabían manejar. Yo fui uno de ellos. Cierto que no había la gran cantidad de automóviles, peatones, bicicletas, motocicletas y motonetas que hay ahora.
Ahora desde el gobierno de la ciudad se emite un decálogo que reza ’Cumple las 10 reglas del buen conductor: 1. No rebases los límites de velocidad 2. no manejes alcoholizado 3. No debes mensajear al manejar 4. En luz roja no hay vuelta continua 5. Respeta el metro y medio a los ciclistas 6. En cruces no señalizados, el paso es uno a uno 7. En dos ruedas usa el casco; el cuatro ruedas, usa el cinturón 8. Primero el peatón. No obstruyas su espacio y cédele el paso 9. Si no pasas, no pases 10. No te estaciones en doble fila. Sé amable, todos queremos llegar’. El asunto es que se remite al conductor sobre todo de auto motores pero también hay motocicletas, bicicletas, motonetas, moto taxis y bici taxis, los cuales se meten en sentido contrario, por las banquetas, en los carriles del Metro Bus y luego muchos de ellos no respetan los pasos de peatones. Creo que de nueva cuenta hay que volver a una realidad y eficaz educación vial desde el kínder hasta la Universidad para que de verdad se aplique el sentido de ’ser amable’ con los otros y consigo mismo.

__________________________________________

* Arturo Trejo Villafuerte nació en Ixmiquilpan, Hgo., en 1953. Es egresado de la FCPyS de la UNAM. Ha ocupado diversos cargos en instituciones culturales y editor de varias colecciones y revistas literarias. Sus más recientes títulos publicados son: De Neza York a Nueva York. From Neza York to New York. Una antología de poesía de la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York. A bilingual anthology of the poetry of Mexico City and New York City (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2015. 220 pp), Escobas de fuego. Historias de brujas, (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Amores chapingueros (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Respirando por la herida (Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2017. 94 pp.), Ret(r)azos (Cuadernos de Pasto verde, Orizaba, 2017. 34 pp.), incluido en La medusa dual. Antología bilingüe español portugués (Selección poética de Fernando Reyes Trinidad y traducción al portugués de Leo Goncalves (Ed. Cisnegro, México, 2017. 112 pp.), Balbuceos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2018. 34 pp.), Dieciocho inútiles poemas de amor para ti, para ella o para nadie (Ed. Cofradía de Coyotes-Villafuerte, México, 2018. 30 pp. Serie Folletín Dorado No. 4) e incluido en el volumen colectivo Chapingo recuerda. A 50 años del Movimiento Estudiantil en México 1968 (Ed. STAUCh, México, 2018. 174 pp.). Actualmente es profesor investigador de la Universidad Autónoma Chapingo y miembro del IISEHMER de la misma institución. Colaborador asiduo de la revista Molino de Letras y todotexcoco.com.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.