’ Sed sencillos como palomas ’ - Sed sagaces como serpientes y sencillos como palomas - Taxco - todotexcoco.com


Agencia de noticias Plata Pura | guerrerohabla.com

’ Sed sencillos como palomas ’



Sed sagaces como serpientes y sencillos como palomas

’ Sed sencillos como palomas ’

Julio 08, 2021 22:15 hrs.
Religión Internacional › México
Agencia de noticias Plata Pura › guerrerohabla.com

La Palabra de Dios

Viernes 09 julio 2021

Lectura I
Gn 46,1-7. 28-30
En aquellos días, partió Jacob con todas sus pertenencias y llegó a Berseba, donde hizo sacrificios al Dios de su padre Isaac. Por la noche, Dios se le apareció y le dijo: ’¡Jacob, Jacob!’ El respondió: ’Aquí estoy’. El Señor le dijo: ’Yo soy Dios, el Dios de tu padre. No tengas miedo de ir a Egipto, porque ahí te convertiré en un gran pueblo. Yo iré contigo allá, José te cerrará los ojos y después de muerto, yo mismo te haré volver aquí’.

Al partir de Berseba, los hijos de Jacob hicieron subir a su padre, a sus pequeños y a sus mujeres en las carretas que había mandado el faraón para transportarlos. Tomaron el ganado y cuanto habían adquirido en la tierra de Canaán y se fueron a Egipto, Jacob y todos sus descendientes, sus hijos y nietos, sus hijas y nietas.

Jacob mandó a Judá por delante para que le avisara a José y le preparara un sitio en la región de Gosén. Cuando ya estaban por llegar, José enganchó su carroza y se fue a Gosén para recibir a su padre. Apenas lo vio, corrió a su encuentro y, abrazándolo largamente, se puso a llorar. Jacob le dijo a José: ’Ya puedo morir tranquilo, pues te he vuelto a ver y vives todavía’.
Palabra de Dios
Te alabamos, Señor

Salmo Responsorial
Del Salmo 36
R. (39a) La salvación del justo es el Señor.
Pon tu esperanza en Dios, practica el bien
y vivirás tranquilo en esta tierra.
Busca en él tu alegría
y te dará el Señor cuanto deseas.
R. La salvación del justo es el Señor.
Cuida el Señor la vida de los buenos,
y su herencia perdura;
no se marchitarán en la sequía,
y en tiempos de escasez tendrán hartura.
R. La salvación del justo es el Señor.
Apártate del mal, practica el bien
y tendrás una casa eternamente;
porque al Señor le agrada lo que es justo
y vela por sus fieles.
R. La salvación del justo es el Señor.

Aclamación antes del Evangelio
Jn 16,13a; 14, 26d
R. Aleluya, aleluya.
Cuando venga el Espíritu de verdad,
él les enseñará toda la verdad
y les recordará todo cuanto yo les he dicho, dice el Señor.
R. Aleluya.


Evangelio
Mt 10,16-23
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles: ’Yo los envío como ovejas entre lobos. Sean, pues, precavidos como las serpientes y sencillos como las palomas.

Cuídense de la gente, porque los llevarán a los tribunales, los azotarán en las sinagogas, los llevarán ante gobernadores y reyes por mi causa; así darán testimonio de mí ante ellos y ante los paganos. Pero, cuando los enjuicien, no se preocupen por lo que van a decir o por la forma de decirlo, porque en ese momento se les inspirará lo que han de decir. Pues no serán ustedes los que hablen, sino el Espíritu de su Padre el que hablará por ustedes.

El hermano entregará a su hermano a la muerte, y el padre a su hijo; los hijos se levantarán contra sus padres y los matarán; todos los odiarán a ustedes por mi causa, pero el que persevere hasta el fin, se salvará.

Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra. Yo les aseguro que no alcanzarán a recorrer todas las ciudades de Israel, antes de que venga el Hijo del hombre’’.

Palabra del Señor
Gloria a ti, Señor Jesús

Reflexión del Evangelio de hoy

El Señor es fiel a su palabra
Al Patriarca Jacob se le pide que deje aquella tierra en la que vive y a la que ya se consideraba como ’la tierra prometida por Dios’, y que vaya a Egipto. Para el patriarca Jacob, lo que se le pide nos es hacer un simple viaje, sino dejar la tierra prometida a sus antecesores, inaugurando de esta manera una nueva etapa con Dios. Por eso, el anciano tiene sus dudas. Será el mismo Dios quien le ayude a aceptar su futuro.

En las palabras de ánimo que Dios le dirige al anciano Jacob ya se asegura la vuelta: ’no temas bajar a Egipto, porque allí te convertiré en un pueblo numeroso: ’yo bajaré contigo, y yo te haré subir’. Jacob no perderá la esperanza de su descendencia de la que nacerá ’el esperado del pueblo’.

Es emocionante la escena del encuentro de Jacob con su hijo José y la confianza en la palabra de Dios al recibir una amplia tierra donde establecerse, así como la promesa del Señor de regresar al lugar donde había vivido tantos años. Su fe en Dios no le dejará defraudado.

Sed sagaces como serpientes y sencillos como palomas
Jesús nos previene que lo normal es que el anuncio del reino de Dios, incluso su misma presencia en la sociedad, nos vaya a acarrear dificultades serias, Hasta dentro de nuestras familias podremos encontrar oposición al Evangelio. En tales circunstancias necesitaremos practicar dos virtudes: la sagacidad y la sencillez.

La sagacidad es necesaria para descubrir dónde está el peligro. Hemos de pedir a Dios inteligencia para descubrir los engaños del mal consejero y ayuda y ayuda para protegernos de ellos. Porque frecuentemente el mal viene disfrazado bajo capa de bien.

La sencillez es contraria a la doblez, contraria a todo comportamiento que proclama una intención noble y sólo sirve para esconder la injusticia, la ambición o la vanidad Es la virtud a la que se suele llamar la pureza de intención. Bienaventurados los limpios de corazón, dijo Jesús. Así actuaba Él mismo: con sagacidad y un corazón limpio y sencillo.

Pidamos al Señor poder seguirle en la práctica de estas dos virtudes.

Fr. Carlos Oloriz Larragueta O.P.
Casa Ntra.Sra. de los Ángeles (Vitoria)


Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Termina tu preparatoria con un examen Examen 12 de septiembre, inscripciones abiertas, cupo limitado.
cursoceneval.com.mx