Comentario a Tiempo

40 millones de fakes news en torno a el coronavirus

Teodoro Rentería Arróyave

40 millones de fakes news en torno a el coronavirus

Periodismo

Mayo 19, 2020 01:19 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Teodoro Rentería Arróyave › tabloiderevista.com

Al querido amigo, buen ex vecino y estupendo compositor-arreglista argentino-mexicano, Agustín Sexto Fagiolani Geiser -Tino Geiser-, quien emprendiera este domingo el viaje al eterno éter. Entre más de 50 consagrados fue arreglista y director musical de Alberto Cortes, Emmanuel, Guadalupe Pineda, Armando Manzanero, Juan Gabriel, Pablo Milanés, Raphael, Paloma San Basilio, Mijares, Menudo. En la colonia dirigió el coro y el disco ’Los Pastores de Tarango’, que se grabó en los estudios del Instituto Mexicano de la Radio, IMER, y quedó como un acervo para la desaparecida estación ’Radio Infantil’. Fueron letristas y musicólogo el abogado Ramón Obón y Luis Rubio, respectivamente. Nuestra solidaridad en su dolor a su familia y amigos. In Memóriam.

Bien a bien a bien, no sabemos si las redes sociales son ’benditas’ o son ’endiabladas’; es el caso que a los pocos días de convertirse el coronavirus en una pandemia, la Organización Mundial de la Salud, OMS, de Naciones Unidas, nos advirtió que de 10 noticias sobre el flagelo en el mundo, cuando menos cuatro son falsas.

Facebook Inc. se apresuró a notificar a los usuarios que interactúen con publicaciones falsas sobre la pandemia de Covid-19, porque ’puedan conllevar un daño físico’ y se comprometió a conectar con información veraz.

La red social, que también es dueña de la plataforma Instagram y de la aplicación de mensajería WhatsApp, dijo que ha estado luchando para controlar grandes volúmenes de desinformación como las publicaciones que dicen que el distanciamiento físico no frenará la enfermedad.

Para darnos cuenta de la gravedad de la era de la desinformación que padecemos, y México no es ajeno al fenómeno, Facebook informó que ha eliminado cientos de miles de publicaciones falsas que podrían ser perjudiciales, y el mes pasado mostró advertencias en otros 40 millones de publicaciones dudosas relacionadas con el virus.

De ahí que no podemos aceptar las declaraciones de tres exsecretarios de Salud, en forma especial del prestigiado galeno y estupendo amigo, José Narro Robles, quienes en lugar de ofrecer sus experiencias se dedican a poner en duda las cifras de la Secretaría de Salud, que en sus diferentes periodos encabezaron. Eso llanamente se llama: nostalgia del poder.

Para tener un panorama de las pestes que sufre y ha sufrido la humanidad, con el debido permiso recurro a la crónica de nuestro colega-amigo, Luis Manuel Arce Isaac, director para México de la prestigiada agencia cubana de noticias, Prensa Latinam PL, que titula, ’Coronavirus: por qué un mundo mejor es posible’, textual:

’Los encierros de toros en Pamplona por los Sanfermines son una fiesta, los de los humanos por las pestes, un infierno. En los primeros se arriesga la vida gozando, en los segundos sufriendo. Los encierros de los sanfermines son banales y sin historia, en cambio los de los humanos se registran en libros y tratados desde siglos antes de que se inventara la imprenta.

En épocas remotas, mucho antes del Viejo Testamento y otros libros sagrados, la gente caía como moscas sin tener conocimiento del por qué, y al parecer las epidemias eran muy frecuentes, aunque no esté documentado explícitamente.

Pero cuando se inventó la escritura todo cambió y las epidemias quedaron registradas en beneficio del acervo científico. A Hipócrates le sirvió de mucho para establecer las bases de la ciencia médica, porque antes de él las epidemias se consideraban como un efecto de la cólera divina como se interpretaba en los libros sagrados (Éxodo, Jeremías, Isaías, Libro de los Reyes, Mateo) y en textos profanos de la antigüedad como Ovidio, Platón, Plutarco, Tito Livio y hasta el propio Plinio.

Fue Hipócrates quien estableció que la peste, es decir, cualquier enfermedad infecciosa de entonces, se propiciaba en las estaciones cálidas y húmedas, y en su Tercer Libro de las Epidemias afirma que el estado del aire y los cambios de estación engendran la peste y no a los cuerpos celestes como creía Aristóteles.

Mucho antes de la existencia de Jesús, en el antiguo Egipto se registraron antecedentes de enfermedades virales y epidémicas, las cuales sí están documentadas. Lo interesante de todo es que, hasta donde llega el conocimiento humano, desde la antigüedad más remota se sabe que el mayor peligro de contagio en una epidemia es el hombre mismo y desde entonces la primera, y en mucho tiempo, única medida para contrarrestarla, fue el aislamiento.

Milenios después, nos damos cuenta en pleno siglo XXI que en ese sentido nada ha cambiado a pesar del desarrollo descomunal de las ciencias médicas y de la tecnología.
El aislamiento es vital y sin él, es muy difícil detener el contagio. El año 2020 es como un regreso al medioevo florentino de 1348 cuando la peste negra, y la Internet suple a Bocaccio con su Decamerón.

Los florentinos buscaron en sus ficciones un desahogo a su angustia mientras en las calles incineraban cadáveres. Nosotros buscamos un entretenimiento para burlar la depresión en los ocurrentes memes que, en la medida que pasa el tiempo de aislamiento, se nos hacen más difíciles de digerir. Y la grandeza nuestra, mayores, jóvenes y niños, está precisamente allí, en impedir que eso suceda.

Pero lo más angustiante es cuando, por muy alejados de la ciencia que estemos, o de la política, nos surgen dudas por todas partes, como fantasmas en una casa embrujada, sobre esta realidad kafkiana que nos tocó vivir. De pronto nos asaltan preguntas angustiantes. ¿Qué pensarán de nosotros las generaciones del futuro? ¿Por qué llegamos a esta situación? ¿Qué hicimos mal que no pudimos detenerla a tiempo? ¿Por qué el encierro no fue igual para todos y mientras unos se aislaban en sus piscinas otros sucumbieron hasta en sus casas?

Lo más brutal: ¿Por qué mientras unos sobreviven en sus mansiones otros perecen en el intento de producir y suministrarle alimentos? ¿Hemos sido injustos al juzgar a nuestros antepasados del medioevo y hasta burlarnos de ellos por la forma en que enfrentaron sus pestes?

A la gente del futuro no les quedará más remedio que estudiarnos más a fondo, como nosotros a las generaciones pasadas cuando tampoco entendíamos el porqué de los muertos de Florencia, Egipto, España u Oriente Medio, y mucho menos el sacrificio de Jesús en la cruz, ni por qué Poncio Pilatos se lavó las manos, y no precisamente por algún coronavirus mortal. Ojalá que para ese entonces comprendan por qué decíamos –o decimos-, tan enfáticamente que un mundo mejor era –o es-, posible’.

A pesar de toda esta historia ’cierta’, como leemos en los textos antiguos, nos seguimos culpando unos a otros por las pestes, se nos olvida la influenza española que segó la vida de más de medio millón de mexicanos a principios del siglo pasado; que triste que en lugar de poner nuestros conocimientos y fortalezas para mitigar los daños del convid19, nos dedicamos a denostarnos entre todos. Por ahora, como nos lo demuestra en su narrativa Luis Manuel Arce Isaac, el recurso más importante contra la infección es el aislamiento. Cuidémonos y cuidemos a nuestras familias.

Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana, Doctor Honoris Causa por la Universidad Internacional y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en [email protected], [email protected] Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.org, y www.clubprimeraplana.org y el portal www.libertas.mx


Lic. Teodoro Rentería Arróyave.
Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo
CONALIPE, C.V.
Presidente.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.