50 años del 68: GDO indefendible y LEA igual


‘Lo único salvable de LEA es que haya rescatado a muchos grandes maestros e intelectuales chilenos, uruguayos y argentinos, entre otros,...’.

50 años del 68: GDO indefendible y LEA igual

Octubre 15, 2018 18:25 hrs.
Política Nacional › México Estado de México
Arturo Trejo Villafuerte* › todotexcoco.com

UNO. Años definitivos para muchos que los vivimos intensamente y esa es la palabra. Se sentía una efervescencia muy especial. El año de 1968 se tatuó en nuestro pechos de muchas maneras y por muchas cuestiones: algunos por participar en el Movimiento Popular Estudiantil y otros por sucesos y experiencias que fueron únicas, importantes e irrepetibles, como sería el caso del primer amor, la primera vez de hacer el amor y otros tantas referencias vitales.
A la luz de los 50 años del Movimiento Popular Estudiantil y de la llamada Olimpiada de la Paz (sic), los pronunciamientos y las decisiones del GDO -no mencionaré su nombre porque no merece aparecer aquí ni en ningún lado y sólo en el basurero de la historia-, sencillamente señalaban el autoritarismo de Estado, la grave idea de que el poder era él y que las decisiones que tomara servirían para salvar a la Patria (¿de qué, se preguntaría uno inmediatamente?).
Que yo sepa nunca se atraparon a agentes rusos o cubanos realizando un complot contra nuestras instituciones, pero sí se supo de los agentes de la CIA que andaban muy ocupados y activos ’trabajando’ en nuestro país, de eso habla un libro de nuestro maestro Manuel Buendía: ’La CIA en México’.
GDO se portó arbitrario, desequilibrado y con una falta de tacto político, se mostró como lo que era: un primate quien no pensó nunca, ni en el tamaño y alcance de sus actos y de sus acciones militares.
No era una guerra entre dos ejércitos, no salvaba a la patria de una conspiración comunista -según su delirio de poder-, sencillamente se estaban matando a jóvenes, niños, mujeres, al pueblo que, de muchas formas y maneras, ya sabía lo que venía después del Desarrollo Estabilizador: el caos y la degradación del sistema autoritario.
GDO como el gran Tlatoani, se regocijaba con sus actos, bebía sangre y se reconfortaba, pero ese placer que él tenía con sus actitudes arbitrarias, era el inmenso dolor que causaba a su pueblo; y que tarde o temprano le iba a costar muy caro a los que le siguieron en la presidencia: la pérdida de la credibilidad, las dudas sobre su buena fe en los actos de gobierno y, claro, las caudas de corrupción y nepotismo que hasta la fecha nos asolan y maltratan a todos los mexicanos.
Escuchar los argumentos de GDO sencillamente es escuchar a un necio, a un canalla ensañado contra gente indefensa y desvaliad, un despota que mostraba su poder insensato.
Lo mismo sucede con los pésimos comentarios de LEA -tampoco mencionaré su nombre, no vale la pena hacerlo, él también va para el basurero de la historia, donde estará muy bien-, minimizando la situación y los muertos, como si fueran ratas de alcantarilla o pañuelos Kleenex desechables: los estudiantes eran y son el futuro del país.
Muchos intelectuales actuaron, escribieron y pensaron el 68 -Octavio Paz, Eli de Gortari, Heberto Castillo y sobre todo José Revueltas-, pero otros cayeron en el garlito, en engaño urdido por el propio LEA y sus aires democráticos y del tercer mundo: Carlos Fuentes lo expuso ’E… o el fascismo’ y se equivocó rotundamente.
Pero esos son los riesgos del pensamiento y de decir lo que se piensa verídicamente.
GDO y LEA son indefendibles por todos los lados que se les vea y por todos los aspectos. Tercos, irresponsables, nefastos, déspotas, necios en sus apreciaciones profundamente dogmáticas. Y nadie podría en su sano juicio hacer un panegírico de este par de tipos profundamente retrógrados y nefastos para la nación y quienes hicieron un uso del poder descomunal y perverso. Lo único salvable de LEA es que haya rescatado a muchos grandes maestros e intelectuales chilenos, uruguayos y argentinos, entre otros, tan como lo hizo en su momento Lázaro Cárdenas con los refugiados españoles, claro, guardando todas las proporciones del caso.
DOS. Otro acto severo y nefasto del desgobierno del que dice que nos gobernó, EPN -ya tampoco diré su nombre porque también va a ese enorme cesto de la basura histórica de los momentos y años recientes-, es el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).
Es muy difícil saber y precisar las desgracias ecológicas que traerá consigo en un futuro no lejano, sobre todo a los pobladores de la Ciudad de México y del oriente de la misma. Lo cierto es que es y fue un acto de imposición sobre todos los que habitan y trabajan por ese lado de la ciudad.
Contra lo que se cree, no es una cuestión que deberán de juzgar y catalogar y aprobar los técnicos e ingenieros especialistas en suelos y aeronáutica, sino los ciudadanos afectados, muchos, quienes deberían de tomar en cuenta los problemas que se avecinan y actuar en consecuencia, por lo que en este acto democrático de decir ’Sí’ o ’No’ a dicha obra faraónica y ostentosa es muy importante.
Teniendo otras alternativas -Puebla, Toluca, por ejemplo-, esa construcción desde un principio se nos hizo absurda, costosa y fuera de toda proporción.
Un gobierno que llegó al poder por 30 millones de votos, no puede echar en saco roto lo que opinarán miles de mexicanos, que ven en esa construcción un dispendio y un negocio redondo para algunos empresarios y capitalistas, además de una desgracias que ya se nota entre los pueblos de los alrededores del mismo: montes que ya no lo son, desforestación ostentosa, saqueo de las minas, la contaminación de los antiguos socavones donde se vierten las aguas y tierras fangosas que se extraen del lago.
El grito de ’Lago sí, aeropuerto no’ crece por todos lados y si hay congruencia y decisiones entre los votantes y respeto por parte del gobierno, ese proyecto se quedará en proyecto. Los millones que se han invertido no son nada al lado de la salud, el bienestar y la ecología de millones de personas.
Es obvio lo que se ve claramente: el choque tremendo entre el interés privado y el colectivo, el gran capital contra el bienestar de muchos; pero para como van las cosas, el NAICM deberá de ser suspendido y cambiado de lugar. Jiménez Espriú, el que será nuevo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte lo dice: ’El compromiso de AMLO es con el pueblo’ y él, junto con otros nuevos funcionarios, ya fueron testigos de la devastación y estropicios que se esta haciendo por estos lugares.
TRES. Los amigos de EPN son intocables, al menos hasta ahora. Si bien es cierto que AMLO anda muy amor y paz con todos, el Poder Legislativo y Judicial no podrá decir lo mismo ante casos patentes y claros de corrupción y prebendas de favores y contratos para los cuates, sin importar la calidad ni la ética.
No debe quedar en un ’veremos’ la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre el caso del Paso Express, donde se señala negligencia y corrupción de la SCT y su titular el ingeniero Socavón, apellidado Ruiz Esparza, quien incluso ha sido exonerado por la Secretaría de la Función Pública a cargo de otra amiga totalmente Televisa, Arely Gómez, quien ha sobresalido por no hacer nada.
Lo menos que se dice del famoso Paso Express, que costó primero dos víctimas y luego otras dos, es que es y ’fue una obra cara, mal diseñada y deficientemente construida’. Y claro, esto lo dicen especialista que hicieron los peritajes para la CNDH, pero la SFP, sencillamente, guarda el silencio de los cómplices, de los amigos que se respetan porque son iguales.
Y como siempre: aparece de nuevo la Casa Blanca, viene a mi mente como un sueño hecho realidad, como algo que, con mi trabajo tesonero y constante, lograré algún día.
Si una actriz mediocre pudo, ¿por qué yo no que soy un buen escritor, profesor universitario y periodista, desde hace ya casi 45 años? Bueno me conformo con una humilde casita también blanca en el fraccionamiento Bonito Manzano, ya de perdis.
CUATRO. Los nuevos yacimientos encontrados por Pemex señalan, de nueva cuenta, la perfidia y el engaño que reinó en estos seis años de desgobierno y de la terrible y deshonesta Reforme Energética. Pemex no se debe de privatizar y es rentable y es de todos los mexicanos. Las nuevas refinerías y la reorganización de la transnacional nos ayudará a salir de la crisis en que nos han sumido estos desgraciados gobiernos neoliberales. Si no al tiempo.

_________________________________________________

* Arturo Trejo Villafuerte nació en Ixmiquilpan, Hgo., en 1953. Es egresado de la FCPyS de la UNAM. Ha ocupado diversos cargos en instituciones culturales y ha sido editor de varias colecciones y revistas literarias. Sus más recientes títulos publicados son: De Neza York a Nueva York. From Neza York to New York. Una antología de poesía de la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York. A bilingual anthology of the poetry of Mexico City and New York City (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2015. 220 pp), Escobas de fuego. Historias de brujas, (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Amores chapingueros (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Respirando por la herida (Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2017. 94 pp.), Ret(r)azos (Cuadernos de Pasto verde, Orizaba, 2017. 34 pp.), incluido en La medusa dual. Antología bilingüe español portugués (Selección poética de Fernando Reyes Trinidad y traducción al portugués de Leo Goncalves (Ed. Cisnegro, México, 2017. 112 pp.) y Balbuceos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2018. 34 pp.). Actualmente es profesor investigador de la Universidad Autónoma Chapingo y miembro del IISEHMER de la misma institución. Colaborador asiduo de la revista Molino de Letras y todotexcoco.com.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.