Secretaría de Obras imPúdicas

A Bocajarro

Martín Josué Dircio Chautla

A Bocajarro

Medio ambiente

Noviembre 10, 2020 10:47 hrs.
Medio ambiente Nacional › México Guerrero
Martín Josué Dircio Chautla › codice21.com.mx

El 8 de noviembre se celebra el Día del Urbanista. Tenemos la fortuna de tener en la Universidad Autónoma de Guerrero esta carrera, y al mismo tiempo, el infortunio de que casi ningún municipio de Guerrero consulte a esta profesión para planear y diseñar sus ciudades. Eso ha generado que tengamos obras constructivas hechas sin ningún pudor ante los gastos millonarios, el nulo diseño y poco beneficio.

A pesar de los múltiples documentos y especialistas para incentivar el desarrollo urbano, los municipios y sus Secretarías de Obras Públicas de obras deciden y construyen sin tomar en cuenta el emplazamiento, el ambiente natural y mucho menos a las personas. Al parecer se centran en el presupuesto y la parte técnica constructiva, más no de diagnóstico, diseño urbano y/o arquitectónico. Las direcciones de desarrollo urbano y de medio ambiente están de adorno, sin ofender.

Porque a pesar de existir no tienen voz en las construcciones de las localidades, las regidurías tienen incluso menos influencia. Y mucho menos la ciudadanía que son quienes harían el uso de los espacios como los parques, por poner un ejemplo. En el mismo sentido, las calles se diseñan exclusivamente para los autos e incluso cortan árboles para que quepan dos carriles, sin importar que queden sin banqueta muchas de esas calles que ya son intransitables para las personas de a pie. No existe el diseño inclusivo para las capacidades diferentes y mucho menos el diseño con perspectiva de género e infantil.

Se construyen ciudades para hombres, personas con automóviles, que pueden andar en ambos pies y cuya estatura sea cuando mínimo de 1.6 m. Sería el colmo que se usara el Modulor de Le Corbusier (en caso de que lo conocieran), aunque sería buen punto de partida al tomar tanto la escala humana como las medidas antropométricas para un diseño aparentemente sencillo como una banca o un escalón.

No digo que el Modulor no sea bueno, digo que se debe hacer un ajuste a las medidas y condiciones mexicanas. No es ningún tipo de animadversión a lo europeo. De hecho fueron los jardines europeos quienes inspiraron a Luis Barragán; ingeniero mexicano, con estudios de arquitectura y con proyectos urbanísticos en su haber.
¿Por qué mencionarlo? Porque para materializar el verdadero desarrollo urbano y territorial se necesitan conocimientos de muchas áreas, no sólo constructivas. El personal a cargo de la construcción de las ciudades debe estar formado por un equipo de especialistas. No que el Secretario o Director sepa todo, sino que su equipo sepa algo de ese todo para hacer proyectos integrales y no ocurrencias; veces del director, otras de la presidencia y algunas veces de la población, que sí sabe lo que quiere y necesita, pero no tiene la habilidad de diseñar y ese es el trabajo de los ayuntamientos.

En otro orden de ideas, el personal no capacitado para las funciones en cargos públicos es el lastre de México y dirijo esta línea a todas las áreas. Regresando al tema de desarrollo urbano, no dudo que haya arquitectos, urbanistas, ingenieros y topógrafos, siendo esto una cuestión urbana se necesitaría también conocimientos de sociología y demografía, entre otras cosas. De esa forma podrían realizarse verdaderos planes de desarrollo urbano, mismos que son un mito en casi todo el país. Peor aún con el desarrollo agrario y territorial, donde las Secretarías de Obras sólo van a pavimentar calles y nada de planeación.

Para realizar los Planes de Desarrollo Urbano y Territorial, y la diversidad de intervenciones hay suficiente material creado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano comenzando por los Lineamientos simplificados para la elaboración de planes o programas municipales de desarrollo urbano, Movilidad 4s para México, Somos ciudades. Alineando la planeación a la Agenda Global de Desarrollo, entre otros más emanados de la Nueva Agenda Urbana y basados en los Objetivos de Desarrollo Sustentable, esa sustentabilidad que tanto usan hoy en la demagogia, mismos que pocas veces entienden y casi nunca aplican. Tampoco se aplican ni cumplen los Reglamentos de Construcciones y la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano.

Además, incluso el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal da cursos, diplomados y más capacitaciones gratuitas en todas las áreas de administración pública incluyendo el diseño urbano. Definitivamente no hay excusa.
Mi conclusión sería que la planeación y diseño urbano no se hace porque se desprecia, se piensa innecesario y las áreas dedicadas a la construcción de las ciudades son más secretarías de obras impúdicas, obras hechas sin ningún pudor ante los gastos millonarios, el nulo diseño y poco beneficio. Una sinvergüenza.

Por último, recordemos que las ciudades las hacen sus habitantes. No nos sirven obras bien diseñadas y planeadas si no las cuidamos, si nos apoderamos de la banqueta para nuestro estacionamiento o religión, si tiramos basura en todos lados y si en nuestro terreno lo primero que hacemos es cortar el árbol. Como comencé este texto, ahí están muchos profesionales en arquitectura y urbanismo, háganles consultas, contraten sus servicios. Y para las personas del gremio, comencemos interviniendo nuestra vivienda, calle o colonia. Y conformar, asesorar o dirigir consejos y observatorios ciudadanos de desarrollo urbano, mientras llegamos a ser tomados en cuenta por los ayuntamientos de manera oficial.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.