Ajustes en Gobernación y el Senado - Alebrijes en Cuadratines - Álvaro Obregón - todotexcoco.com


Adrián Chavarría Espinosa | El Informador Analítico

Alebrijes en Cuadratines

Adrián Chavarría Espinosa


Ajustes en Gobernación y el Senado

Ajustes en Gobernación y el Senado


Agosto 30, 2021 19:33 hrs.
Gobierno Estados › México Ciudad de México
Adrián Chavarría Espinosa › El Informador Analítico

Aunque se había manejado desde hace varios meses la versión de la salida de Olga Sánchez Cordero de la Secretaría de Gobernación, finalmente sucedió el pasado jueves 26 no sin generar sorpresa en el ambiente político mexicano.
Si además se agrega que regresa al Senado pero no como una legisladora más de Morena, sino para ser la Presidenta de la Mesa Directiva en el primer año de la 65 Legislatura federal, que deberá iniciar sus funciones el próximo primero de septiembre, y de que su relevo en el Palacio de Covián es Adán Augusto López Hernández, quien se desempeñaba como gobernador de Tabasco, se generaron más especulaciones.
Por un lado, a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador presumía que él había nombrado a Sánchez Cordera como la primera mujer al frente de la Secretaría de Gobernación, la realidad es que a esa dependencia fue desmantelada al retirarle importantes responsabilidades que mantuvo en anteriores administraciones.
Por ello perdió todas las funciones de seguridad pública, como la Policía Federal que fue integrada a la Guardia Nacional, las prisiones federales, mientras la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana absorbió al Centro Nacional de Inteligencia (antes Cisen), el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Coordinación General de Protección Civil y el Centro Nacional de Prevención de Desastres.
Además, la relación con las distintas autoridades estatales ahora se canaliza a través de los súper delegados federales; el trato con el Poder Judicial lo ejecuta la Consejería Jurídica de la Presidencia y las negociaciones con partidos políticos se desarrollan en el Congreso de la Unión o directamente desde Palacio Nacional.
Así solo le resta el Instituto Nacional de Migración, Radio, Televisión y Cinematografía, Archivo General de la Nación Juegos y Sorteos, mientras que lo relativo a Derechos Humanos, lo maneja directamente el subsecretario Alejandro Encinas.
En cuestiones políticas, la voz y opinión de Sánchez Cordero no eran escuchadas mucho menos consideradas por el resto del gabinete federal, quienes incluso no solo minimizaban sus puntos de vista sino existen versiones de ser objetos de burlas.
Sin embargo, cuando tuvo la oportunidad demostró tener personalidad propia al encabezar, por ejemplo, las conferencias mañaneras cuando López Obrador tuvo que mantenerse en confinamiento al haber padecido covid-19.
Ahora, al analizar su retorno al Senado presuntamente cumple con varias estrategias presidenciales a fin de que López Obrador mantenga, además del control político del país el manejo de la sucesión presidencial.
Por un lado, con Sánchez Cordero al frente de las actividades legislativas en el Senado el tabasqueño ya no necesitará acudir directamente con Ricardo Monreal, actual coordinador de la fracción de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, para promover e impulsar sus iniciativas legislativas.
Por otro, de esa forma le resta proyección al zacatecano, quien aspira a ser candidato presidencial, aunque es ampliamente conocido que no sería por Morena, al ser excluido de la lista de ’corcholatas’ destapadas por López Obrador.
La intención desde Palacio Nacional es intentar reducirle al máximo el campo de acción a Monreal para que no crezca ante los favoritos Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, ya que los otros destapados como Tatiana Clouthier, Rocío Nahle y Esteban Moctezuma, solo fueron citados para hacer crecer la lista y aparentar existen más aspirantes.
Pero es aquí donde entra en el juego político el nuevo secretario de Gobernación, quien pese a los insistentes discursos de que la 4-T había superado la etapa del ’amiguismo’, aunque también se ha preferido a la presunta honestidad sobre el conocimiento y la experiencia, resulta que López Obrador ha presentado a López Hernández como su gran amigo.
Entonces, además de que siempre el titular de Gobernación ha sido un precandidato presidencial natural, con esa presentación muchos ubican al ahora exgobernador de Tabasco como un posible plan ’B’ para la postulación presidencial para el 2024.
Pero no solo para ello sino también para responder a los varios compromisos políticos, López Hernández deberá tener un mayor margen de movimiento y decisión, para lo cual un primer indicio será ver cómo reestructura a Gobernación, si es que le permiten nombrar a personas cercanas a él o le imponen nombramientos, como sucedió con Sánchez Cordero.
Ahora resta esperar a que inicien funciones tanto la LXV Legislatura federal como el nuevo secretario de Gobernación asuma sus responsabilidades para evaluar qué tan efectivos son los cambios promovidos por López Obrador, pero también debemos esperar a ver cómo responde la oposición a ellos porque también prepararán sus estrategias tanto para el futuro inmediato como para lo que deberá suceder en el 2024.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.