Noé Mondragón Norato | guerrerohabla.com

Lectura Política

Noé Mondragón Norato


Alianzas de simuladores

Alianzas de simuladores


Marzo 26, 2018 00:34 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

No se sabe si es un refuerzo electoral. O una maldición política. Lo cierto es que, sin reparo alguno, los priístas aceptaron en sus filas al adolorido ex perredista David Jiménez Rumbo. Lo hicieron no tanto por ’la engañosa fuerza electoral’ que vende. Sino porque, en las actuales circunstancias y dado el crecimiento de López Obrador en las encuestas, la pelea por Acapulco está quedando reducida al Morena y al PRD. Porque ni siquiera la compra corporativa del voto, podría remontar para los tricolores, una desventaja que se aprecia real. Basta con develar algunos escenarios que confirmarían esta tendencia.
FIN A LOS SIMULADORES.- La elección del próximo 1 de julio, reflejará no solo el cansancio ciudadano hacia PRI-PAN-PRD, sino que también le pegará con demasiada fuerza a los simuladores. Aquellos que como Jiménez Rumbo, han vendido la idea de fortaleza político-electoral. Y les ha funcionado. El punto es que, desde su condición de trepadores incansables del poder, no han revertido, legislado ni contribuido a sacar del atraso a la entidad. Y esa simulación reiterada ya no es rentable en estas coyunturas de crisis sociales agudas en materia de credibilidad. En concreto, hacia los partidos políticos y sus actores. Basta con ubicar los escenarios: 1.- De los contendientes a la alcaldía de Acapulco, el candidato del PRD, Joaquín Badillo Escamilla, es el único que no ha tenido cargos de elección popular. Pero representa un arma de doble filo. Porque por un lado, vende esa idea y le mete esperanzas y dudas al votante. Y por el otro, ’las estructuras corporativas del voto’ no se mueven a su favor. Se entiende ahí que, en sintonía con la nociva cultura de la dádiva, tendría que invertir fuertes sumas de dinero para la entrega de despensas, pacas de lámina de cartón y acanalada, enseres domésticos, bultos de cemento y hasta dinero en efectivo. Es así como han crecido y ’ganado elecciones’, todos los demás simuladores de la política. No se advierte que Badillo, pueda implementar otra fórmula ’ganadora’ en esa elección. Y el candidato del Morena, podría ser el ex gobernador Zeferino Torreblanca, quien fracasó como el primer mandatario estatal de la alternancia partidista en Guerrero. Un cuadro nuevo en la competencia electoral, le daría al partido de AMLO, amplias posibilidades de alzarse con el triunfo en Acapulco. 2.- El candidato del PRI, Ricardo Taja Ramírez, ya está bastante maleado. Arribó como regidor del PRD en Acapulco en 2008, de la mano del extinto diputado local Armando Chavarría Barrera. La comuna fue presidida por el priísta Manuel Añorve Baños. Hicieron buenas migas. Tras el homicidio de Chavarría, Taja se alineó con Añorve, quien lo convirtió en consejero municipal, estatal y nacional del PRI. Y finalmente, diputado local en la 60 legislatura (2012-2015). Después, diputado federal. En ambas camadas legislativas –la local y la federal- llegó también, Julieta Fernández Márquez, esposa de Añorve. Algo pasó. Pero Taja es hoy cuadro político del ex gobernador René Juárez Cisneros. Lo persigue además, la polémica. El martes 10 de mayo de 2016, apareció una manta en la avenida Cuauhtémoc del puerto que decía textual: ’Diputado Ricardo Taja Ramírez, no olvide los compromisos que adquirió al aceptarnos el dinero para la campaña de gobernador, cumple como hombre lo que prometiste. Atte. Pedrito A.’ Taja Ramírez calló. No dijo nada. Tampoco el gobernador Astudillo. Es un pasivo político con impactos altamente negativos para el PRI en el puerto. Y por eso se entiende que los tricolores aceptaran al ex perredista Jiménez Rumbo. Dios los hace…
HOJEADAS DE PÁGINAS…El cierre indefinido de la empresa Coca-Cola en Ciudad Altamirano, refrendó los altos índices de inseguridad y violencia en la entidad. Y cómo el gobierno estatal no puede hacer nada para alejar este tipo de inversiones generadoras de empleo. En el oficio de cierre, Femsa lo describe así: ’la empresa lamenta profundamente que la ausencia de un Estado de Derecho y la prevalencia de la impunidad que afecta a la región, la lleve a detener sus labores en un territorio en el que ha tenido presencia por más de cuatro décadas, generando valor económico y social a sus clientes, consumidores, comunidad, colaboradores y familias’. Más claro, ni el agua.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.