Noé Mondragón Norato | guerrerohabla.com

Lectura Política

Noé Mondragón Norato


Añorve: más en contra, que a favor

Añorve: más en contra, que a favor


Abril 24, 2018 22:55 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

Junto con el panista y hoy aspirante presidencial, Ricardo Anaya Cortés –en ese entonces presidente de la mesa directiva del Congreso de la Unión-, el actual candidato a Senador por el PRI, Manuel Añorve Baños, aprobó como legislador federal plurinominal, las primeras disposiciones constitucionales en materia energética, en la sesión del 11 de diciembre de 2013. El conteo arrojó al final, 354 votos a favor contra 134. Y las Reformas pasaron. Toda esa camada de legisladores que consumó la infamia, ya no quieren recordarlo. Y muchos como el propio Añorve Baños, buscan encaramarse otra vez, como legisladores federales. Lo cual no solo deviene en un acto de cinismo, sino en la eventual consumación de otra traición hacia los votantes. Hay que ir por partes.
AÑORVE: PASADO NEBULOSO.- Si se mira bien, el actual candidato a Senador por el PRI, ha ganado una sola elección abierta: la de alcalde de Acapulco en la elección de 2008. Sus dos arribos como diputado federal (en 2000-2003 y 2012-2015) fueron por la vía de la representación proporcional. Y también su acceso al Congreso local en 1999. Perdió su más grande apuesta de poder: el gobierno de la entidad en la elección del 30 de enero de 2011. Y su pase al Senado en la elección de 2012, por una pugna con el grupo político del ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer. Y son al menos tres los factores que estarían incidiendo en su eventual, segunda derrota electoral: 1.- El ánimo social está cargado hacia López Obrador y el Morena. Si se compara con las elecciones federales de 2006 y 2012, hoy la efervescencia anti PRI, alcanzó niveles nunca vistos de cansancio, fastidio y hartazgo. Como en la elección de gobernador de 2011, a Manuel Añorve lo está asfixiando el momento y la circunstancia política. Por más benévolo, saludador y amigo con que venda su imagen, al final de cuentas el votante inteligente difícilmente caerá en esa trampa. Su voto a favor de las bases que sentaron la Reforma Energética, lo va a perseguir durante toda su campaña. 2.- El gobernador Héctor Astudillo Flores, es su aliado. Han hecho equipo. Y les ha ido bien. Ganaron el gobierno estatal. Ahí, se advierte la fuerza del dinero inyectado a la campaña de senadores. Pero a estas alturas, dicho apoyo resulta insuficiente. Porque hasta en eso sería inédita la elección del 1 de julio próximo: no solo rodaría por los suelos la idea de que las elecciones se ganan con dinero; sino que la propia resistencia, despertar y agravio civil acumulado, acabarían con esta mercantilista percepción. Todo, aunado a una verdad de Perogrullo: el propio mandatario estatal no ha hecho bien su chamba. Y la violencia e inseguridad lo han rebasado con creces. Sus apoyos, lejos de la cultura tricolor del pasado, ya no son garantía de triunfo. Al contrario: podrían generar el efecto de la derrota. Así, los candidatos respaldados por el gobernador Astudillo, llevan en el pecado, la penitencia. Entre ellos, Añorve Baños. 3.- En la pugna por el Senado, el ex edil tricolor de Acapulco no las tiene todas a su favor. Prevalece abierta, su inacaba disputa interna con el grupo político del ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, que optará por sentarse. Y si hijo Rubén Figueroa Smutny, le va a quitar muchos votos como candidato del Panal a la alcaldía. En esa misma sintonía podría moverse el ex gobernador René Juárez Cisneros, quien ya aseguró la diputación federal plurinominal. Y ha sido verdugo político de Añorve, en la elección de gobernador de 1999. Y literalmente, en la de Senador de 2012. ¿Acaso lo repetirá por tercera vez? A la inversa de la Reforma que votó plácidamente en diciembre de 2013, Manuel Añorve tiene más en contra, que a favor.
HOJEADAS DE PÁGINAS…El ex gobernador perredista Zeferino Torreblanca, no tiene llenadero. Asume que es el único que puede iniciar la recuperación de Acapulco. Lo dijo ungido ya, como candidato del PT a la alcaldía porteña. Perdió bajo las siglas del PAN en la elección de junio de 2015. Y es seguro que vuelva a repetir esa trágica historia electoral. Como el ex perredista David Jiménez Rumbo, no alcanza a entender infelizmente, que su momento político ya pasó.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.