Patricio Solís | Emmanuel Ameth Noticias

Así manipuló Anaya datos para decir que aumentaron los secuestros, cuando en realidad disminuyeron


Pese a la reducción en incidentes de secuestro medido tanto en tasas como en valores absolutos durante la gestión de AMLO, Anaya realizó un ejercicio que comparó distribuciones para intentar señalar lo contrario; el resultado es que falseó información

Así manipuló Anaya datos para decir que aumentaron los secuestros, cuando en realidad disminuyeron

Abril 24, 2018 09:57 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Patricio Solís › Emmanuel Ameth Noticias

Cómo engañar usando datos verdaderos

El candidato por Morena a la presidencia de la República Andrés Manuel López Obrador (AMLO) puede afirmar que entre 2001 y 2005 la tasa de secuestros (según las cifras reportadas por el SNSP) disminuyó, porque efectivamente fue así. Puede incluso atribuirlo a su experiencia. Eso es parte de las licencias de la política, si bien en un medio académico matizamos y demandamos más evidencia por la dificultad de las imputaciones de causalidad.

Ahora bien, para medir la incidencia la medida correcta son las tasas, es decir, el cociente entre el número de eventos en un periodo determinado (usualmente un año) y la población expuesta (o correctamente, el tiempo de exposición, pero no nos pongamos tan técnicos). Si se utilizan las tasas de secuestro (otra vez, con las cifras reportadas), la tasa bajó entre 2001 y 2005 en el entonces DF.

Lo que Ricardo Anaya Cortés, candidato a la presidencia de la República por los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Democrático (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) hizo no fue calcular las tasas, a sabiendas de que este dato no le ayudaba a dar su golpe engañoso del "aumento" en los secuestros. En lugar de eso, calculó el porcentaje de casos frente al conjunto nacional. Eso no es una medida de incidencia, sino de distribución. Tiene como problemas metodológicos que, si los secuestros dejan de denunciarse en otras regiones del país, o bien si disminuyen en el DF (aunque en el DF también lo hagan), o si cambia la distribución de la población total a favor del DF, reflejará un incremento para el DF, aunque de hecho la incidencia haya bajado.

A sabiendas de esto, Anaya optó por utilizar esta cifra, porque esa sí le daba la posibilidad de dar su golpe y decir que el secuestro había aumentado. Eso no es un "contrafactual", ni un ’grupo de referencia alternativo"; es una manipulación.

Voy a ilustrar con un ejemplo en otro ámbito, a ver si así, sin la política de por medio, nos entendemos. Según datos de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) entre 1992 y 2009, la tasa específica de fecundidad de las mujeres adolescentes (entre 15 y 19 años) en México se redujo de 82.1 por mil a 70.9 por mil, es decir, la incidencia de la matemidad adolescente cayó en algo así como 15%.

Sin embargo, del total de nacimientos en el país, aquellos de madres de 15 a 19 años de edad pasaron de 16.9% a 18.8% casi en el mismo periodo (1994-2009). Esa discrepancia se debe a que las tasas específicas de fecundidad cayeron más en edades posteriores, así como a que, probablemente, el peso de las mujeres de 15 a 19 años en el conjunto de mujeres en edad fértil también aumentó (de esto ultimo no estoy tan seguro).

Pues bien, si a sabiendas de que la tasa especifica de fecundidad bajó 15% se afirma que la fecundidad entre adolescentes subió, pues pasó de ser 16.9% a 18.8% del total de nacimientos ¿No se están usando los datos engañosamente? ¿No se está mintiendo? Ustedes juzguen.

Patricio Solís es Profesor Investigador de El Colegio de México

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.