¡Chiras vuelve! Digo que no lo hago pero sí lo hago y lo vuelvo a hacer


El gobierno de EPN está tan devaluado por sus acciones y por sus actos, por su mala política y por sus actos de politiquería, además de la marca de la corrupción que arrastran casi todos los de su gabinete...

¡Chiras vuelve! Digo que no lo hago pero sí lo hago y lo vuelvo a hacer

Marzo 10, 2018 15:49 hrs.
Política Nacional › México Estado de México
Arturo Trejo Villafuerte* › todotexcoco.com

UNO. Sumido en sus contradicciones y mentiras, el que dice que nos gobierna vuelve a decir verdades a medias, como si no estuviéramos viendo lo que hace y con quién lo hace, el clásico ’¡chiras vuelve!’, de las canicas que jugábamos de niños.
Dice que no intervendrá en las elecciones, que no meterá las manos, pero seguido mete la pata, sobre todo con sus actos de gobierno; y lo que dice se revierte porque todos sabemos que ya intervino con su dedote para señalar al impoluto servidor público, José Antonio Meade, como candidote del PRI aunque no sea del PRI, lo cual le ha causado miles de animadversiones y quebrantos, separando de por sí a las huestes del antiguo y antes imponente partidote.
En ese desangelado acto del 89 aniversario de su fundación, teniendo como telón de fondo a indígenas de a deveras y muchos otros disfrazados, el discurso del candidote fue un refrito que cuando se pronunció en el Monumento a la Revolución hace ya casi 20 años, le costó la vida a Luis Donaldo Colosio.
Decir que el país está mal y que el PRI debe cambiar, dicho por un sujeto que había sido nombrado por CSG, era un enfrentamiento total y radical, porque el innombrable era el generador de ese modo y sistema de conducir al país.
Ahora que lo pronuncia y dice alguien que ni siquiera es del PRI y que además es candidato -asunto de dedo- de un presidente débil y desgastado, y de un canciller (sic) que llegó a aprender y sigue sin aprender, y nada más no pasa nada y sigue en el tercer lugar y nada más no convence, no persuade a nadie o al menos a muy pocos, poquísimos, el hacer valer su honradez como una virtud no es manera de manejar las formas políticas, porque eso es lo que esperaría cualquier persona que va a votar de sus candidatos; pero ahora sí, lo sabemos, que Meade cuenta ya con cinco votos a favor y seguros: uno de su papá, otro de su mamá, otro de su esposa y, después de ese discurso, de dos sujetos que se declararon dispuestos a dar su sufragio por esa toma de conciencia de lo que han causado 89 años del PRI-gobierno, pasando por los 12 años del PAN del que Meade también formó parte.
Por más que alardee de sus años de trabajo y de que él ha sido honrado, a la gente le brinca siempre la mala idea de que entonces no es un funcionario atento y alerta, porque cómo es posible que se halla realizado la ’estafa maestra’ en sus narices y ese corrido y distribución de dinero de un lado a otro sin que se de cuenta, durante y en su paso por Sedesol y Hacienda.
Y además cuando estuvo en Relaciones Exteriores ¿qué tanto tuvo que ver con el dinero que se le entregó a Josefina Vázquez Mota para ayudar a nuestros transnacionales con 900 millones de pesos y cuyo monto nunca llegó a donde debía?
No levanta y ahora para, según él y sus asesores, levantar, se dedica a lanzar acusaciones y a usar un lenguaje de -que me perdonen ellos porque son finas personas- diablero o mecapalero de La Merced o de la Central de Abastos.
Descalificar al contrincante llamándolos ’fantasmas’ o ’rajones’ no le da nivel a sus peroratas, antes al contrario, las baja, si es posible decir semejante cosa.
Lo cierto es que Anaya, el candidato de Salinas de Gortari y de ’El Jefe’ Diego, el de los moches y el de las triangulaciones y una fortuna que no va con lo que gana como político, sigue viento en popa, gracias al impulso que le ha dado la PGR y EPN. Su segundo lugar es innegable, aunque, claro, alardea de que ya está casi al nivel de AMLO, cosa que de ninguna manera es cierta.
DOS. El gobierno de EPN está tan devaluado por sus acciones y por sus actos, por su mala política y por sus actos de politiquería, además de la marca de la corrupción que arrastran casi todos los de su gabinete -’EPN y sus 40 ladrones’ dice mucha gente-, que nada más no da una. Y las de Relaciones Exteriores con el canciller (sic) que llegó a aprender (sic), van como los cangrejos: para atrás.
Recibió como presidente al candidato Trump y ahora que éste es presidente del país más poderoso del continente, les hace el feo a quienes le rindieron honores y genuflexiones.
El gringo loco cada que quiere nos ofende y sigue casado con su idea de hacer un muro que afectará la relación entre nuestro países, además de la ecología en todos sus niveles, pero además proponiendo que nuestro país la construya.
El que dice que nos gobierna ahora recibe al yerno del gringo loco, Jared Kushner, como si fuera un ministro, cuando en realidad no tiene ningún cargo oficial en la estructura del Pentagono.
Se supone que la entrevista sería entre presidente, pero, repito, está tan devaluado EPN que le mandaron a uno de los tantos asesores que tiene Trump.
¿Qué saldrá de esas charlas? Nada importante o al menos lo que el país del norte proponga, ya que de parte de nuestro país, y por parte de este gobierno, no ha habido un prurito de dignidad para defender nuestra soberanía y el respeto que debe de haber entre países vecinos y socios.
TRES. No va mal encarrilado AMLO al señalar que los mafiosos se están peleando fuerte, entre sí y que es mejor que se calmen, porque de verdad causarán una gran desestabilidad política.
El pleito entre el PAN y sus aliados y el PRI y los suyo ha adquirido proporciones épicas, es casi como una Guerra de Troya sin héroes griegos, sino políticos que buscan medrar y colocar a los suyos en lugares estratégicos.
El mal político que es EPN sigue haciéndole daño a su candidato y dándole la bandera de ’opositor’ al candidote de PAN y anexas; cada que externa sus opiniones y habla de sus logros, parecería que lo hace en contra de su partido y candidato.
Lo mejor que pudiera hacer por EPN Meade sería quedarse callado.
CUATRO. Todo sube y nadie protesta. ¿Será que ya estamos normados y conformados para eso? La languidez de las protestas. O en realidad, como en el interior de una olla express, ya se está fusionando y preparando la gran explosión de descontento ciudadano que hará que todo reviente, explote.
Por lo pronto el presidente Municipal de Texcoco, Adán Gordo Ramírez, toma partido por los suyos y protesta por el aumento a las cuotas de la Autopista (sic) Peñón-Texcoco. En un volante que se ha estado repartiendo en los alrededores de la ciudad señala: ’El aumento en el costo de este tramo carretero es una burla para miles de personas, entre ellas las texcocanas, que casi a diario transitan por él. EXIJO SE REVOQUE DICHO AUMENTO. Este tramo, lejos de ser una autopista, se ha convertido en un gran estacionamiento del transporte pesado que se usa para la obra del nuevo aeropuerto. Además, sus pésimas condiciones y el paso de estos miles de vehículos han incrementado los accidentes y el riesgo de los mismos. Por tales razones es absolutamente injustificado este aumento en el precio. Llamo a los usuarios a protestar por esta medida y haré lo propio ante las autoridades correspondientes’.
Hasta donde sé es la única autoridad que protesta por este aumento, las demás, como siempre: calladas y dándole la espalda a sus gobernados.

———————————————————————-
* Arturo Trejo Villafuerte (Ixmiquilpan, Hgo., 1953) es egresado de la FCPyS de la UNAM. Sus más recientes títulos publicados son: De Neza York a Nueva York. From Neza York to New York. Una antología de poesía de la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York. A bilingual anthology of the poetry of Mexico City and New York City (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2015. 220 pp), Escobas de fuego (Historias de brujas), (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Amores chapingueros (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Ret(r)azos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2017. 34 pp.), Respirando por la herida (Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2017. 94 pp.), incluido en La medusa dual. Antología bilingüe español portugués (Selección poética de Fernando Reyes Trinidad y traducción al portugués de Leo Goncalves (Ed. Cisnegro, México, 2017. 112 pp.) y Balbuceos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2018. 34 pp.). Ha ocupado diversos cargos en instituciones culturales y universitarias, además de ser editor de varias colecciones literarias. Actualmente es profesor investigador de la Universidad Autónoma Chapingo y miembro del IISEHMER de la misma institución. Colaborador asiduo de la revista Molino de Letras y todotexcoco.com

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.