Cortina de humo


Sin embargo y como siempre tarde y mal, EPN le responde sesgado al gringo loco. Le salió lo valiente tardíamente...

Cortina de humo

Abril 08, 2018 14:56 hrs.
Política Internacional › México
Arturo Trejo Villafuerte* › todotexcoco.com

UNO. Entre gitanos no se leen las manos. Y eso es lo que pasa entre el gringo loco que gobierna a los Estados Unidos y el que dice que nos gobierna. Trump militariza la frontera y le ordena a México que pare la caravana de migrantes –guatemaltecos, salvadoreños, hondureños y demás-, la cual ya lleva muchos años realizándose a través de nuestro país y rumbo al norte; y cuyo peregrinaje tiene como fin primordial es hacerse visibles, que no se les criminalice y que se les respeten sus Derecho Humanos.
​No hay ningún indicio de que nuestro país, por decisión propia, haya decidido detenerla y brindar apoyo a esos sufridos hermanos que tienen condiciones de vida profundamente inhumanas en sus países –al igual que aquí muchos mexicanos-.
La Secretaría de Gobernación a cargo de un burócrata gris, pero amigo de Peña Nieto, desmiente vigorosamente la idea de que fue una orden de la Casa Blanca de Trump, no de la nuestra. Igual señala que la Ley no se negocia, sobre todo después del encuentro entre un Obispo y un capo pesado del narcotráfico, aunque y muy seguido se sabe de enredos entre políticos y narcos.
​Los ineficaces de nuestro gobierno, sobre todo el canciller Videgaray –el auténtico embajador de EU en nuestro país- y que dice que vino a aprender (sic), lo pensaron mucho para contestarle al gringo loco sobre su medida extrema de mandar a la Guardia Nacional a cuidar la frontera. Lo más fino que tejió el gringo loco en su discurso es que nuestro país dejaba pasar migrantes y drogas sin ningún control, porque en nuestro territorio hay un ’desgobierno’. Y sin querer le atino: estamos en un desgobierno.
Sin embargo y como siempre tarde y mal, EPN le responde sesgado al gringo loco. Pero para cualquier analista que ve la situación del (des) gobierno de éste, sólo quedan malos pensamientos y se piensa mal para acertar: es una cortina de humo para alejarnos del NAICM, de la corrupción galopante que asoma cada vez más a flor de tierra, de las desgracias que está dejando a su paso este gabinete de ’cuates’ y, sobre todo, ante la grisura de José Antonio Meade, con 20 años en la burocracia y ningún acto de valor para ser recalcado.
Todo se le viene abajo al que dice que nos gobierna; entonces se pone a dar patadas de ahogado contra quien no se va a defender porque sabe que el oponente está tan desprestigiado o peor que él. Un pleito donde no hay rivales sólidos y válidos: uno es un gringo loco y el otro es un presidente devaluado y de salida, que le salió lo valiente y gallito demasiado tarde.
Por lo pronto EPN se da daños de pureza y defiende algo que no ha defendido nunca: nuestra soberanía y nuestro Estado de Derecho. Pero las cosas no van bien para él, porque sus ineficaces secretarios de Estado no trabajan para él sino para su santo: cada quien está jalando para su lado, haciendo negocios y dinero, sin importarles el jefe o el país, porque el amigo presidente no los puso ahí para trabajar sino para lograr y hacer canonjías, negocios.
​EPN es otro presidente gris y vacío que pasa sin pena ni gloria, pero que nos puso al nuevo PRI en su exacta dimensión: peor de lo que era. Por eso era su urgencia de buscar un candidato ’ciudadano’ que en realidad es un burócrata gris al servicio del mejor postor: estuvo con Calderón y ahora con EPN, y si se pudiera estaría con AMLO para aprovechar su ’honradez’ (sic) y su vasta experiencia en todas las secretarías por donde ha pasado también sin pena ni gloria.
Y por cierto, los alegatos de Juanita para apoyar a su marido son sencillamente, para decirlo de algún modo, ridículos, los cuales serían los mismos que usaría Margarita Zavala para apoyar al espurio de Felipe Calderón. Mejor que no diga nada.
Y una cosa sí ya es muy clara: si las campañas siguen como están, como van, Pp Meade sencillamente no llegará a ningún lado, excepto que se ejerciten las manos negras y las triquiñuelas que el PRI sabe hacer muy bien y a granel y a manos llenas.
DOS. El pasado cinco de abril, en pleno centro de Texcoco, iniciaron sus campañas los candidatos de Morena a Senadores por el estado de México, Higinio y Delfina, al igual que otros a las diputaciones; quienes es casi seguro que ganen su escaño holgadamente, porque ya tuvieron la experiencia del cochinero para la gubernatura que le recetaron a la segunda, y ahora ya tienen e hicieron los anticuerpos.
Pero es un hecho que Morena a nivel nacional se está manejando bien, independientemente, de los casos señalados de candidatos no tan deseables, la maquinaria avanza y habrá mucho cuidado en el sufragio y la cuenta de los mismos, casilla por casilla y voto por voto. No puede haber descuidos porque el dinosaurio sigue vivito y coleando.
TRES. ¿Si EPN ya desenvainó la espada a favor de nuestra soberanía y nuestro Estado de Derecho, por qué no declara algo sobre las mineras canadienses que están explotando nuestros minerales a cielo abierto, causando daños irreparables en nuestra ecología, habitantes y demás?
​Él los ve como frialdad: son negocios, son derramas económicas, son empleos. La ecología y la salud de los mexicanos no es tan importante, puede esperar. Si se mueren cientos de pobres, hay muchos más.
Lo que les interesa a EPN y sus 40 ladrones son los boyantes negocios. ¿Cómo no pensar en patadas de ahogado y cortina de humo en su tono brabucón contra su patrón el gringo loco?
Pero él no está sólo: su antecesor, el nefasto Calderón, le entregó cerca de 1, 279, 273 hectáreas al empresario Alberto Bailleres, quien en forma monda y lironda también acaba con el país sin ningún problemas. Este empresario, señalan varias fuentes, está atrás de la candidatura de la independiente Margarita Zavala, apoyándola con millones de pesos para su campaña, por lo que la esposa del nefasto, renunció gallardamente al dinero del INE y, cómo no, si le llenó las arcas el empresario. Así hasta yo. Y pese a todo esto, y a las cien personas que se reunieron en el Ángel de la Independencia en su inicio de campaña, la señora también nada más no carbura. Ignoro quién le metió la idea de que ella la Hilary Clinton mexicana y podría aspirar a la presidencia.
CUATRO. Sin ninguna duda y por todo lo expuesto en las líneas anteriores, votar por el PRI, PAN o la independiente chapucera, ahora sería como votar por un suicidio colectivo, por la muerte en vida, por darle toda nuestra confianza al ladrón que nos acaba de asaltar. Por lo tanto: ojo, mucho ojo. Nuestros votos deben de ser bien pensados, extremadamente bien pensados, por el bien de México y no por los transas de siempre.

————————————————————————-

* Arturo Trejo Villafuerte (Ixmiquilpan, Hgo., 1953) es egresado de la FCPyS de la UNAM. Ha ocupado diversos cargos en instituciones culturales y universitarias, además de ser editor de varias colecciones literarias. Sus más recientes títulos publicados son: De Neza York a Nueva York. From Neza York to New York. Una antología de poesía de la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York. A bilingual anthology of the poetry of Mexico City and New York City (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2015. 220 pp), Escobas de fuego (Historias de brujas), (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Amores chapingueros (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Ret(r)azos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2017. 34 pp.), Respirando por la herida (Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2017. 94 pp.) y Balbuceos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2018. 34 pp.). Actualmente es profesor investigador de la Universidad Autónoma Chapingo y miembro del IISEHMER de la misma institución. Colaborador asiduo de la revista Molino de Letras y todotexcoco.com.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.