COVID: Trabajadores de primera línea y los mayores de 75 años serían los siguientes en recibir la vacuna


| | Desde codice21.com.mx
COVID: Trabajadores de primera línea y los mayores de 75 años serían los siguientes en recibir la vacuna

Salud

Diciembre 22, 2020 17:50 hrs.
Salud Nacional › México Guerrero
› codice21.com.mx

Los trabajadores esenciales de primera línea y las personas de 75 años o más deben ser los siguientes en la fila para recibir la vacuna de COVID-19, recomendó un panel asesor.

La semana pasada, se administraron las primeras vacunas en los Estados Unidos a los trabajadores médicos y residentes de hogares de ancianos, mientras el número de muertos superó los 300,000 en medio de temores de que podría llegar a 500,000 en los próximos meses.

El domingo, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización recomendó a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que el próximo paso para la vacuna sean los trabajadores de primera línea esenciales, incluidos los miembros de los servicios de emergencia, los maestros, los que trabajan en alimentos, agricultura y manufactura, el personal del servicio postal, transporte público y supermercados.

La recomendación, luego de una votación de 13 a 1, haría que 51 millones de personas fueran elegibles para vacunarse en la próxima etapa, aunque no estaba claro cuándo podría suceder.

"Me gustaría señalar que las personas de 75 años o más representan el 8 por ciento de la población, el 25 por ciento de las hospitalizaciones y tienen una tasa de mortalidad muy alta", dijo la doctora Katherine Poehling, miembro del comité, después de la votación, según reportó la cadena CNBC.

’Los trabajadores esenciales de primera línea tienen altas exposiciones. Incluyen una proporción desproporcionada de razas y etnias que también tienen una porción desproporcionada de hospitalizaciones".

El nuevo consejo se produjo cuando los funcionarios se preparaban para comenzar a usar una segunda vacuna, producida por Moderna, además de la fabricada por Pfizer.

Aproximadamente 200 millones de personas, incluidos trabajadores que no son de primera línea, como los de las industrias de medios, finanzas, energía, tecnología y comunicaciones, personas en el grupo de edad de 65 a 74 años y personas de 16 a 64 años con condiciones de alto riesgo, deberían estar incluidos en la siguiente etapa de vacunación, el panel también recomendó.

Las 50 entidades individuales de Estados Unidos, que son los que distribuyen las vacunas a sus residentes, utilizarán las pautas del panel asesor para decidir cómo asignar las vacunas mientras los suministros sean escasos.

La inoculación contra la enfermedad es clave para reabrir con seguridad grandes partes de la economía y reducir los riesgos de enfermedad en plantas empacadoras de carne, fábricas y almacenes abarrotados. Sin embargo, ha surgido confusión sobre quién se considera esencial exactamente durante una pandemia.

Antes de la votación, muchas empresas y grupos de la industria habían estado presionando para que sus trabajadores hicieran fila para recibir las vacunas inmediatamente después de los profesionales de la salud y los residentes de centros de atención a largo plazo. Ya ha habido cierta controversia de que los políticos han recibido automáticamente las inyecciones.

Mientras tanto, los camiones de FedEx Corp y United Parcel Service Inc comenzaron a recoger las dosis de los almacenes para entregarlas a hospitales y otros sitios.

Los viales de la vacuna de Moderna se llenaron en las instalaciones del proveedor de servicios farmacéuticos Catalent Inc en Bloomington, Indiana. Al mismo tiempo, el distribuidor McKesson Corp está enviando dosis desde instalaciones en lugares como Louisville, Kentucky y Memphis, Tennessee, todas ubicaciones que son centros aéreos para UPS y FedEx.

Por otra parte, los funcionarios de salud están monitoreando la nueva cepa de COVID-19 que emerge en el Reino Unido, dijo el domingo el cirujano general de Estados Unidos, Jerome Adams, y agregó que cualquier mutación muestra que las personas deben seguir protegiéndose del nuevo coronavirus mientras esperan la vacunación.

El primer ministro británico, Boris Johnson, y los científicos anunciaron el sábado que la nueva cepa del virus había provocado un aumento vertiginoso de las infecciones, endureciendo las restricciones para Londres y áreas cercanas e interrumpiendo los planes navideños de millones de personas.

La variante, que según los funcionarios es hasta un 70 por ciento más transmisible que la original, ha generado preocupaciones sobre una propagación más amplia. Varios países europeos, incluidos Bélgica, Italia y los Países Bajos, dijeron que estaban tomando medidas para evitar que las personas llegaran desde Gran Bretaña, incluidas prohibiciones de vuelos y trenes.

La distribución de la vacuna de Moderna a más de 3,700 ubicaciones en los Estados Unidos ampliará enormemente el lanzamiento iniciado la semana pasada por Pfizer.

En Estados Unidos, el director del programa de vacuna COVID-19, Moncef Slaoui, dijo que lo más probable es que la primera dosis de la vacuna Moderna, que fue aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos el viernes, se administraría el lunes por la mañana.

’Esperamos con ansias la vacuna. Será un poco más fácil de distribuir porque no requiere una temperatura tan baja como Pfizer’, dijo a CNN.

El gobierno planea entregar 5.9 millones de inyecciones de Moderna y 2 millones de inyecciones Pfizer esta semana.

El número de muertos en Estados Unidos asciende actualmente a 317,000, con casi 18 millones de infecciones.

Información adicional de Reuters


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.