Lo que Maquiavelo no dijo

¿Cuándo nos pasamos al Partido Verde sin darnos cuenta?

Beatriz A. Vargas Peláez

¿Cuándo nos pasamos al Partido Verde sin darnos cuenta?

Política

Junio 27, 2020 15:38 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
Beatriz A. Vargas Peláez › Líderes Políticos


¿Cuándo nos pasamos al Partido Verde sin darnos cuenta?

¿Cuándo nos pasamos al Partido Verde sin darnos cuenta?

Lo que Maquiavelo no dijo
¿Cuándo nos pasamos al Partido Verde sin darnos cuenta?

Por Beatriz A. Vargas Peláez

Escuchaba una conferencia de los gustos de las audiencias impartida por el periodista Raymundo Rivapalacio en la sala Benito Juárez del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Hidalgo, hasta el tope de periodistas y estudiantes de comunicación y periodismo, para revelarnos los nuevos paradigmas de consumo de información y contenidos de las audiencias jóvenes.

Era sumamente revelador que de acuerdo a una encuesta que coordinó el periodista con el equipo del periódico El Universal, tumbara el mito de que la pornografía era más consumida por los jóvenes hombres que otro sector de la población. Al menos para mí, causo sorpresa que hombres de 40 años en adelante fueran los principales consumidores de pornografía en revistas, que chavitos pubertos como siempre pensé.

También fue una novedad enterarme que la revista impresa “Alarma” o el “Orale” y otras de nota roja, habían reportado un decremento en sus ventas, pues la mayor parte de las audiencias consumidoras de revistas eran mujeres, la mayoría con hijos que no eran afectas a ver cadáveres tendidos en los asfaltos, ni mujeres semidesnudas en las portadas.

A diferencia de lo que la mayoría suponíamos, las preferencias de las audiencias jóvenes (que mayoritariamente consumen revistas, libros, periódicos, comics, etc) iban orientadas a comprar contendidos con temas que les informaran de la tecnología (gadgets, aplicaciones), salud (belleza y deporte), cultura (conciertos de música, cine, teatro) y medio ambiente.

En este último tema quiero detenerme para adentrarnos en este gusto de las audiencias por el medio ambiente, pues no solo se refiere a plantar un árbol y no contaminar con el carro, sino a algo mucho más profundo que revela las preocupaciones y motivaciones de una audiencia joven ávida de estos contenidos.

El medio ambiente es un tema muy extenso, que tiene que ver con la deforestación de nuestras selvas y bosques, el cambio climático por el emisión de gases tóxicos, el derrame de sustancias altamente toxicas en mares y ríos, la sobre producción de basura, su pésimo manejo y falta de reciclaje y otros temas.

Y aquí se viene el otro tema sumamente sensible para nuestra audiencia joven: el maltrato y matanza animal. No nos toquen ese tema porque las redes sociales arden, nos movilizamos o hacemos cualquier otra cosa que indique que ese tema es algo que nos duele en el alma.

No importa que se trate de focas bebes de Alaska azotadas por hachazos hasta su muerte, o perros y gatos en China enjaulados y molidos a palos para después cocinarlos vivos. Todas esas imágenes le van a llegar directo al corazón de nuestra joven audiencia y emitirá un posicionamiento al respecto, aunque sea por Facebook o Twitter desde la comodidad de un sillón.

Aún con esto, veo a muchas personas menospreciar el tema o no ver el maltrato animal en su justa dimensión, porque sólo se trata de animales, ni que fuera para tanto.

Sin embargo, en el 2015 un caso de maltrato animal por parte de la tienda +Kota en Pachuca, llevo a las autoridades ambientales a clausurar una de sus sucursales.

Tras la reacción de nuestra amable audiencia en redes sociales en donde circularon videos en los que dos empleados de esta compañía maltrataron a un par de perros Chihuahua, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente tuvo que clausurar una tienda de +Kota ubicada en un centro comercial de Pachuca, para iniciar una investigación.

Y todo esto motivado porque Facebook ardió en llamas, activistas en defensa de los animales convocaron a la chaviza a movilizarse y así llegaron cientos de chavos con pancartas y gritando consignas para que se castigara a los culpables. Esto movilizó a la seguridad privada del exclusivo centro comercial, pero pronto se vieron rebasados, llego la policía municipal y también fueron superados.

La indignación y rabia eran tan fuertes que algunos manifestantes lograron abrir las cortinas del local recién bajadas y sacaron animales, por cierto, algunos de ellos en peligro de extinción.

Hasta allá llego la indignación de mucha gente reflejada y organizada en Facebook, pues de ahí se pasaron a la Cámara de Diputados a exigir que se endurecieran las penas de maltrato animal tipificadas en el Código Penal.

En una reciente encuesta realizada por las y los expertos en marketing político para ver el gusto y preferencia de las audiencias, reveló que el tema ambiental sigue colocándose en el primer lugar de interés de la generación millenial y ohhh sorpresa igualmente el movimiento feminista. Sólo esos dos temas principalmente. De ahí que se viniera toda una recomendación para el manejo de la comunicación política.

Por si todavía lo dudan, encuestas realizadas por diferentes partidos políticos, descubrieron un alza en las preferencias por el Partido Verde Ecologista de México entre el público joven. Esto no quiere decir que este partido político haya reportados millones de afiliaciones, ese es otro tema.

Lo que pasó es que el marketing político del Partido Verde fue efectivo, pues las audiencias tienen presente que fue este partido el que impulso la prohibición de animales en los circos y el pago y reparación de daño por parte de las empresas cuando emitían material toxico a ríos y mares, entre otras iniciativas de ley de corte ambiental.

No nos extrañe que esta audiencia joven nuestra impulse e idolatre a personajes tales como el callejerito un perrito maltratado o que la fama de la perrita rescatista Frida tuviese alcance hasta Japón y se hayan fabricado todo tipo de artesanías con su figura, incluso el gato Bob, probablemente, uno de los gatos más famosos del mundo literario, sea el protagonista de una serie de libros, cuyo título más conocido es “Un gato callejero llamado Bob”. Su autor, el británico James Bowen; le debe mucho y las vaquitas marinas en peligro de extinción en México y el proceso de su rescate fuera una de las noticias más vistas de los portales de información digital.

Así le puedo enumerar una larga lista de más personajes de especies que son del gusto de las audiencias hoy en día. ¿O porque piensa usted que Vladímir Vladímirovich Putin actual Presidente de la Federación Rusa se retrate con animales?
Muy bonitas fotos por cierto.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.