Noé Mondragón Norato | guerrerohabla.com

Lectura Política

Noé Mondragón Norato


Desempatar marcadores electorales

Desempatar marcadores electorales


Abril 28, 2018 11:50 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

La pugna política ya es vieja. Pero revivió en la actual coyuntura electoral. El gobernador Héctor Astudillo Flores y el candidato a diputado federal por el distrito 7 del Morena, Carlos Sánchez Barrios, volverán a verse las caras. Arrastran desde 2003, añejas e irreconciliables diferencias. Porque Sánchez Barrios, siempre evaluó que era él la carta fuerte del grupo político liderado por el ex gobernador tricolor, René Juárez Cisneros, para encaramarse como candidato a gobernador por el PRI, en la elección de 2005. Y Astudillo a su vez, hizo los amarres políticos con los grupos tricolores, para ganarla. En la víspera de cumplir 45 años, el actual gobernador recibió como regalo indirecto, un hecho inesperado: Carlos Sánchez, sufrió un misterioso accidente en Cochoapa el Grande, el 2 de julio de ese año. Le dejó una grave lesión en la cabeza de la cual no pudo recuperarse del todo. Fue entre otros, uno de los ’inconvenientes’ para quedar excluido de la candidatura. Como sea, Sánchez Barrios logró participar en aquella elección. Se unió a la candidatura del ex gobernador perredista Zeferino Galindo –porque el apellido Torreblanca, ya se lo quitó mediáticamente su propio padre Luis, tras denunciar despojo por parte de sus cuatro hijos-. Y Astudillo perdió en su primer intento de ser gobernador. Igualaron el marcador. Hoy van por el desempate.
EL NUEVO ENCONTRONAZO.- De la nada, el actual gobernador tricolor hizo crecer en muy poco tiempo, una figura femenina sin trabajo partidista, base electoral y absolutamente apolítica: la diputada local con licencia, Beatriz Alarcón Adame, considerada un cuadro de pura cepa astudillista. A los políticos priístas de la vieja guardia –proclives a reproducir la nociva cultura caciquil-, les encanta reclutar cuadros obedientes, disciplinados y sumisos. Para después, tener el control político total sobre ellos. Astudillo Flores, es adherente de esa concepción. Y por eso se entiende el inflado e inédito crecimiento de Beatriz Alarcón. El nuevo encontronazo político se lee así: 1.- En algunas encuestas de las redes sociales sospechosamente, la disputa por la diputación federal en el distrito 7, se reduce a dos mujeres: la candidata del PAN-PRD-MC, Irma Lilia Garzón Bernal. Y la del PRI, Beatriz Alarcón Adame. Arrumbado en un aparente tercer lugar, aparece Carlos Sánchez Barrios, el archi adversario político del actual gobernador, Héctor Astudillo. 2.- La elección del próximo 1 de julio va adquiriendo los moldes de la vieja usanza electoral. Es decir, se aprecia el flujo del dinero gubernamental con la intención de cambiar percepciones ciudadanas reales, en torno a la orientación del voto. Lo cual aparece poco creíble. Un escenario contradice de forma natural, esas encuestas: el ánimo social en Guerrero –como en la elección de gobernador de 2005-, no está cargado hacia el PRI, pero sí con mucha fuerza, hacia el Morena de López Obrador. A menos que de las estructuras del poder estatal y electoral, ya se esté configurando el escenario del fraude electoral anticipado, el PRI daría la ’sorpresa’ atípica de ganar en Senadurías y la mayoría de las diputaciones federales. 3.- Una señal aparece real y nítida: el gobernador Astudillo Flores, hará hasta lo imposible para que Carlos Sánchez Barrios, no gane la elección de diputado federal en el distrito siete. No solo porque la consigna oficial es frenar hasta donde se pueda, el paso electoral del Morena; sino porque va a la competencia una de sus principales y ’leales’ cuadros políticos. Y es el momento de cobrar añejas facturas políticas. Astudillo quiere desempatar el marcador. Y ganar.
HOJEADAS DE PÁGINAS…Mientras muchos presupuestos públicos ya están operando en campañas electorales, en Chilpancingo, volvió a dispararse la violencia ayer jueves. Dos personas fueron asesinadas. A un día de que renunciara el fiscal Xavier Olea. Y ni cámaras ni policías preventivas, estatales y federales funcionan. Ni sirven. El orden y la paz siguen reducidos a simple entelequia discursiva.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.