Noé Mondragón Norato | guerrerohabla.com

Lectura Política

Noé Mondragón Norato


Desprenderse de los indeseables

Desprenderse de los indeseables


Marzo 09, 2018 09:52 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

A pesar de que los chuchos de NI y ADN en el PRD, operan con criterios políticos excluyentes hacia algunas tribus locales, en el fondo esta medida parece enfocada a extirpar de raíz, a todos aquellos personajes que, lejos de aportarle al proceso democrático, optaron por el enriquecimiento fácil. La pugna del poder por el poder. Y la polémica que se generó en torno a su participación en la vida pública. Aunque aparecen de fondo, algunas evidentes contradicciones al respecto. Hay que ubicarlas.
REPARTO QUE DIVIDIÓ.- Trasciende que tanto ADN como los chuchos de NI, evaluaron una situación política inmejorable para desprenderse de ciertos personajes que tenían literalmente, secuestrado al PRD: su alianza política con el PAN y el MC, que podría fácilmente, reponer los votos que se fueron y se irán, con ellos. Basta con ubicar los puntos centrales de este escenario: 1.- Dos son los personajes que fueron vencidos por la presión política: el diputado local con licencia, Sebastián de la Rosa Peláez –quien con su tribu NI-Coduc, renunció al PRD-; y el dirigente del Grupo Guerrero (GG), David Jiménez Rumbo, quien en plena postura chantajista, anunció que renunciará al PRD el miércoles próximo ’si no se reinicia el procedimiento’ en la designación del candidato a la alcaldía de Acapulco, que favoreció al aspirante externo y simpatizante soterrado del PRI, Joaquín Badillo Escamilla. Un tercero –el ex gobernador Ángel Aguirre-, también anunció irse del PRD con todas sus canicas. Pero es un viejo lobo de mar. A diferencia de los anteriores, lanzó el buscapiés y esperó. Ahí se mantiene. Sin tanto aspaviento. Va a negociar para alcanzar ’los equilibrios’ que demanda. 2.- Tanto Sebastián de la Rosa como Jiménez Rumbo, tienen muchos antecedentes en contra. El primero, apoyó abiertamente al ex edil defenestrado de Iguala, José Luis Abarca Velázquez. Obtuvo muchas posiciones en el PRD. Desde dirigente estatal, hasta tres veces diputado local y una vez, federal. Asume seguro, que se irá al Morena de López Obrador. Como si ahí, ya lo estuvieran esperando. El segundo, admitió que ’no iba a robar a la alcaldía de Acapulco porque ya tenía resulta su situación patrimonial’, es decir, reconoció implícitamente que su riqueza personal, la fincó en el erario público. Y en el colmo de la contradicción y la burla, ponderó que no lo podían acusar de dos cosas: de corrupto y de cobarde. ¿No fue él quien como coordinador de la fracción perredista en la 57 legislatura local, le aprobó todas sus cuentas públicas al ex gobernador tricolor René Juárez Cisneros? Muy en el fondo, tanto ADN como los chuchos de NI, quieren ver fuera del PRD a estos dos personajes. 3.- Si ambas tribus nacionales venían con todo para extirpar presuntamente, a los indeseables, con uno de ellos no pudieron: el ex diputado local Bernardo Ortega Jiménez, dirigente de la tribu MAS, quien es inoculado por la polémica de ser hermano de los líderes del grupo delictivo Los Ardillos. Se quedó en el PRD y mostró el músculo. Empujó como candidato a diputado local por el distrito 22 de Iguala, al ex secretario de Salud aguirrista, Lázaro Mazón Alonso –quien arrastra con el lastre de ser otro de los principales porristas del ex edil preso, José Luis Abarca-; hizo lo propio con la actual coordinadora de fracción perredista en el Congreso local, Erika Alcaraz Sosa, a quien envió como candidata por la alcaldía de Tixtla. Y él mismo, se encumbró como candidato a diputado local por el distrito 24. Falta corroborar que la fórmula aplicada por ADN y los chuchos de NI, genere los resultados deseables. Es decir, que el PRD gane, perdiendo a los indeseables en sus filas. A ver si es cierto.
HOJEADAS DE PÁGINAS…En el PRI y en el Morena, callan y observan sobre lo que acontece en el PRD. Evalúan que con ello, es suficiente para anticipar su derrota. El punto es que muchos de los aspirantes a cargos de elección popular en ambos partidos, no tienen presencia. O son cartuchos demasiado percutidos. Ya no tienen pólvora. Por ese lado, los silencios y la inacción, derivan en la incubación prematura de imperceptibles derrotas electorales.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.