Sócrates A. Campos Lemus | diarioalmomento.com

¡Qué conste... son reflexiones!

Sócrates A. Campos Lemus


Después de la vida: la energía

Después de la vida: la energía




Marzo 20, 2018 19:23 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

LAS PRIVATIZACIONES LLEGAN A DESPOJARNOS DEL AGUA DE TODOS PARA EL BENEFICIO DE UNOS CUÁNTOS EMPRESARIOS QUE LLEGARON A GENERAR SU USO PARA SU EXCLUSIVO BENEFICIO, DE TAL SUERTE QUE LA PRÓXIMSA GRAN BATALLA DE LA SOCIEDAD SERÁ POR EVITAR LA PRIVATIZACIÓN DEL USO DEL AGUA Y QUE ESTA SEA PARA EL BENEFICIO DE TODOS NO DE LOS RICOS QUE NOS LAS ROBAN A TODOS. Si nos mantenemos indiferentes y acobardados, seremos responsables del nuevo despojo y de la sed que ya sufren muchos pobres de la tierra. Claro que las refresqueras, las cerveceras, la embotelladoras pagan muy poco por el agua que nos roban a todos y nos la venden muy cara, con el cuento de que la venden embotellada para la salud de los mexicanos… a pesar de ser los responsables, impunes, de muchas de las enfermedades que sufrimos popularmente.
Y hay días en que nos duele todo, no solamente el corazón por el olvido y la soledad de los viejos, no solamente las memorias que nos llegan a lastimar y las luchas fracasadas o las victorias ganadas en cada tramo de la vida, también nos duele todo el cuerpo, cada parte del mismo, por fuera y por dentro, nos duele la boca del estómago y la espalda como su reflejo, no se cual es cual, pero ahí está el dolor, nos duele el nervio ciático, las piernas se nos hacen muy pesadas, la vista está cansada, el oído disminuye en su recepción y no sé si grito o necesito que me griten para escuchar algo, o simplemente ya no quiero escuchar tantas pendejadas que van escuchando por la vida, los reclamos de tus gentes, sus frustraciones, sus sueños o sus miserias, sus análisis que quedan en la nada porque solo hablan pero no hacen nada, en fin, la vejez es brutal, de pronto entra, es verdad, no lo creía hace tiempo, siempre me inspiraba en aquello que el hombre tiene la edad que siente o la edad que quiere y se olvidan del cuerpo que es el que lleva el peso de los años, y uno se siente del carjo cuando todo le duele y parece ser que nada hay que esperar sino el dolor y los tiempos, las noches de insomnio, las de vela, escuchar los vientos, ver las flores de las macetas y los árboles, el pirú que sembré como una forma de protegerme y de recordarme que es un árbol mágico que usan los brujos y curanderos para todo, para las limpias, para los encantos, para los entuertos, para su magia y que sea en realidad la visión y la idea de cada uno el que piense que está embrujado o está limpio del poder de los demás, sin duda hay plantas mágicas, como los hongos de María Sabina, como los peyotes de los coras y huicholes, las marihuanas de muchas partes y de sus calidades y de sus cosechas y usos, las usan hasta con alcohol para fregarla en las piernas que duelen o en las manos artríticas y calman el dolor, los humitos, en fi, cada uno se evade de la realidad como mejor pueda y de acuerdo a las viejas enseñanzas de los indios que nos pesan en el presente, y muchos, admiramos y respetamos todo el tiempo.
Y UNO REVISA SUS LIBROS, LOS DE UNO Y LOS QUE ME DIERON MUCHAS LECCIONES O ALGO VALIOSO PARA PENSAR, siempre hay que leer, dicen los que saben, y me imagino cómo llegarán mis libros a muchas manos, las que los reclamen cuando muera y afuera de mi casa, serán gratuitos, ya entregué varias bibliotecas a muchos lados, algunos, con visión comercial, me decían que las pusiera en venta y yo recordaba los miedos de cuando al no tener dinero, me robaba alguno de la librería, y deje de escucharles y los doné, si los leyeron o no, no es mi responsabilidad, es la de ellos, y bueno, a lo largo de más de cincuenta años de estar tecleando o siendo necio en sacar lo que pienso en forma de palabras, cada día, cuando menos, escribo tres cuartillas, y no sé dónde están muchas de ellas, andan por ahí, como mariposas que solo vuelan, y total, ¿para qué?, para mi es la verdad, era mi medicina diaria para que no explotara el corazón ni cayera en llanto o resentimientos y odios, sino que me servía para entender y entenderme, y al final de cuentas, solo sé que he hecho y actuado de buena fe y de buenas intenciones y bueno, no transé como otros, y ellos, siguen chingando, pero es su gran pecado y su gran instrumento para cavar su tumba de repulsiones y de traiciones o entuertos que no están resueltos y, allá ellos.
Y bueno, los dolores ahí, presentes, es lo real al lado del tiempo que se escapa, de los idos de marzo en mi corazón, y ahí recuerdo a Benito Juárez y al equinoccio de Primavera, y de cómo me carga de energía el Sol, y es verdad: ’DESPUÉS DE LA VIDA, LO QUE MÁS IMPORTA ES LA ENERGÍA’ y esta llega por muchos medios, con lo que recibimos del Sol y de la Luna y del universo y de lo que comemos, de nuestras emociones, de los resentimientos, de los buenos recuerdos, de los llantos y alegrías y de las sonrisas y de tu valor personal y de cómo te defiendes de lo otro y de lo propio, cuando vagas por tu conciencia y por tu corazón, lo cierto es que la energía a veces, es alta, y otras, baja, como que se escurre en los recuerdos y piensas que no tienes suficiente para el otro día o para el consumo del día, creo, firmemente, que no hay mejor cosa que la conciencia, la del saber que cumples con lo que dices y demuestras lo que haces a lo largo del tiempo, el tiempo, también, es verdad comprobada por mí, es la madre de la verdad, y esto es vital para muchos, no importan los años sino la fortaleza de las convicciones y del valor de las ideas, y es como en la física cuántica: de cada idea sale una acción y de cada acción se van conformando las naciones y se va viendo que todo lo podemos cuando queremos y abandonamos los egos y nos ponemos a luchar para dar a los demás lo que queremos para nosotros, y esto, es, lo que en realidad vale… a pesar del dolor del cuerpo y de que el tiempo avance… total, es la razón de la vida, no pasarlo como nada, sino con la conciencia del ser y la valentía para ser… ser uno con valor y con buena fe…Así, hasta la muerte….

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.