En Chapingo, huelgas tan diferentes pero similares


En pocas palabras: los académicos se pueden llevar la negociación muy tranquila, los administrativos le tienen que apurar.

En Chapingo, huelgas tan diferentes pero similares

Marzo 05, 2019 20:39 hrs.
Universitarias Nacional › México Estado de México
Luis Ortiz Valdés * › todotexcoco.com

1.- Las huelgas que paralizan temporalmente a la Universidad Autónoma Chapingo, aunque tienen algo de diferentes, también tienen mucho en común. Son diferentes por sus acciones reivindicatorias: salarios, incumplimientos y revisión de Contrato Colectivo de Trabajo, y por acciones de defensa y protección del patrón (el rector por ley es el patrón, aunque a él no le guste ese concepto jurídico) La huelga del STAUACh es 100% legal, por protección del patrón, se puede llevar y durar lo que guste en esta negociación. La del STUACh está emplazada a revisión por la JFCyA por su legalidad o falta de ella. Dicho en pocas palabras hay los consentidos por el rector (los académicos) y los malquistos por el rector (los administrativos) Eso es lo diferente, que le pone candela y enjundia al asunto. En pocas palabras: los académicos se pueden llevar la negociación muy tranquila, los administrativos le tienen que apurar.
2.- Las huelgas son similares en tanto se enfrentan a políticas férreas del Estado, que ha deteriorado el salario en forma progresiva: el tope al salario y el tope a las prestaciones contractuales, y de donde ha sido muy difícil moverlo.
3.- Los estilos de negociación. Cada que hay alternancia de gobierno hay un cambio sustantivo en los estilos de negociar los conflictos laborales. Con los gobiernos surgidos de la raigambre panista (2000 – 2012) era muy sencillo negociar: decían ’Te compro tu huelga’, de ahí derivaban sendos ’bonos’ que oscilaron desde $1,000.** hasta los $30,000.** para cada académico y cada administrativo. Punto. Fin de la historia. Con la llegada de la segunda alternancia (2012 – 2018), la ampliamente y conocida experiencia de la casta priísta también fue muy sencillo el estilo de negociación: ellos, pocos chapingueros lo saben, hicieron suyo el PDI UACh 2009 – 2025, pedían actualizar los documentos normativos del trabajo para ponerle los recursos necesarios; en este contexto en 2013, 2014 y 2015 en forma acumulativa le puso casi $80.0´ para homologar la curva salarial del tabulador de la UACh con el de la UNAM. Miente el rector al H. Consejo Universitario, cuando dice que los administrativos generan déficit presupuestal. Usted amable lector sabe hacer aritmética simple: si el gobierno pone $80 millones, suponiendo que no estuvieran regularizados, el impacto sería de $320.0´ (Sí, trescientos veinte millones) y no los 180 millones que alega el rector. Debe él una explicación sobre el origen de ese desfalco. El gobierno priísta también se fue. Punto. Fin de la segunda historia.
4.- Pocos esperaban que se diera una tercera alternancia llamada ’Cuarta Transformación’ (4T), (2018 – 2024), de la cual no se tiene información, ni herencia genética. Estamos como en el Génesis, tratando de entender que significa lo nuevo que estamos viviendo. A cerca de esta ’4T’ se ha dicho mucho, pero se ha entendido poco. Lo cierto es que en el país hay muchas huelgas y Chapingo hay dos. La primer explicación alternativa, pero no fiable es que nos encontramos ante la inexperiencia en el manejo de los presupuestos y los conflictos laborales, lo cual es grave, porque todos tenemos que aprender y rápido. La segunda, que es más grave aún, es que todo está premeditado y se dejan estallar huelgas, porque así conviene negociar. Lo relevante es que estamos frente a un nuevo gobierno, y por tanto a un nuevo estilo de negociación de los conflictos laborales, desconocido para todos, incluso para la propia STPS, y no se diga para la SHCP. Aprendamos todos es la idea, pero es rápido, para no afectar a los que ya de por sí saldrán lastimados, sin ser parte del conflicto.
5.- El gran misterio de la ’Cuarta Transformación’. El pensamiento simple diría que se trata de un estigma de sexenio (2018 – 2024); pensamiento poco más serio vería un par de columnas que sostendrían lo dicho hasta ahora sobe el tema, lo que implica dos gobiernos consecutivos (2018 – 2030); para otros, ya pocos, más avezados verían una trilogía sexenal, o incluso algo más que eso. Para el que esto escribe, con base en los dos últimos renglones del capítulo I de la primer página de ’El Príncipe’ de Maquiavelo, puede augurar algo más allá, si es cierto lo que se ha dicho sobre la 4T. La Dictadura perfecta duró 36 años (1930 – 1966), el neoliberalismo duró 36 años (1982 – 2018), la 4T puede ir por una homologación con esos dos periodos históricos. Lo anterior sirve como premisa para la solución de las huelgas y para ver el futuro de la UACh. Dicho sea de paso, la UACh tiene mayor vigencia que los estilos de gobierno. En la dictadura perfecta la ENA contribuyó a la solución de la hambruna de los años treinta y gloriosamente alcanzó la autosuficiencia alimentaria en los años cincuenta y sesenta. Así que los de la UACh deben pensar en un plan 2019 – 2054 (en su bicentenario), con toda tranquilidad y seguridad.
6.- Bueno, sobre lo que nos ocupa. El contexto actual lo determina la negociación del nuevo tratado de comercio llamado T-MEC, en el que se le exige, por las potencias a México, la recuperación de los salarios. Las huelgas y el papel de la STPS, están en ese rol, hacer creíbles las negociaciones y fijar criterios y premisas para las negociaciones que se darán en el resto del sexenio. El patrón tiene que ponerse las pilas en ese sentido, quitarse lo mezquino, por aquello que los trabajadores ’sangran’ a la universidad; decir eso ofende: si el rector es la cabeza de la UACh y siente que lo sangran, coloca a los trabajadores en la condición insecta del piojo humano (Pediculus humanus), en esa condición no solo no resuelve, si no que genera más conflicto. En el contexto del T-MEC los salarios no serán una vorágine, pero si requieren de un gradualismo muy superior al conocido en el neoliberalismo. A eso deben avocarse tanto patrones como sindicatos: fijar las reglas de la negociación laboral en el contexto nuevo.
7.- Los trabajadores no piden cosa rara, extraña, o sin sustento. Lo que piden está aprobado por el H. Consejo Universitario en el ’Acuerdo 854-3 del 1 de junio de 2009’ Lo solicitado está ofrecido ampliamente desde ese año 2009. La actualización del profesiograma urge: i) hay puestos de trabajo que tienen pactadas tres funciones, pero hacen 14, y se les pretende insertar otras 6; ii) hay puestos que tienen pactadas diez funciones, pero hacen 50; iii) hay puestos que ya no hacen las actividades para las que fueron contratados, pero hacen otras no contratadas, iv) otros que hacen las mismas pero con otras tecnologías y con aplicación de normas oficiales y estándares de desempeño, como no lo hacían antes. Eso provoca y motiva la huelga del STUACh, vigente. La UACh tiene pactadas cerca de 1,200 funciones de trabajo, de las cuales más de 200 ya no se hacen, fueron superadas; pero los trabajadores realizan casi 3,000, de las cuales dos de tres no le son pagadas. En Chapingo, con esto que existe, aunque se desconozca, se puede decir que hay explotación del hombre por el hombre; porque hay trabajo no pagado, así de sencillo. Por ello las huelgas en Chapingo son recurrentes.
8.- La 4T según los huelguistas. Lo trabajadores aprenden rápido del discurso. Para ellos la Cuarta Transformación es: i) desplazar el ’tope salarial’ al tope inflacionario, salario actualizado y ajustado a la inflación anualizada, y ii) fijar un factor de actualización de aproximadamente 1.5% anual, por el tiempo que dure la 4T. Esa sería la nueva regla, de ser consensuada con el patrón y con el Estado, podría la UACh descansar de reiteradas huelgas.
9.- La solución al conflicto actual. La homologación significa $28 millones de pesos, los vales de despensa impactan en $32 millones de pesos, sumados tienen un costo de $60 millones. Ambos conceptos fueron ofertados por la UACh en su momento, el incumplimiento a ellos es lo que generó el conflicto. Con eso la universidad regresa de inmediato a clases.

————————————————————-

Luis Ortiz Valdés* Ing. agrónomo con especialidad en Sociología Rural (UACh). MC en Planeación y Desarrollo de la Educación por la UAM_X. Dr en Educación Agrícola por el Instituto Interamericano para la Cooperación Agrícola (IICA_UACh) Ex Secretario General del STUACh. Ex Regidor 8° del H. Ayuntamiento de Texcoco, México.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.