Epístolas Surianas

En defensa de la libertad de expresión y de prensa

De Julio Ayala Carlos

En defensa de la libertad de expresión y de prensa

Periodismo

Octubre 14, 2020 22:34 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
De Julio Ayala Carlos › guerrerohabla.com


(Carta a Don Héctor)


*Llamado de auxilio de los comunicadores de Iguala

INDUDABLEMENTE MI SOLIDARIDAD para con los periodistas de Iguala que, como en otras ocasiones, están siendo amenazados por quienes presuntamente forman parte de la delincuencia organizada, por el sólo hecho de cumplir con su responsabilidad y compromiso con la sociedad, que es el de informar con veracidad, responsabilidad y ética de lo que ocurre en este municipio y en prácticamente toda la región Norte del estado de Guerrero.
Es lamentable, pero además condenable que eso suceda, porque, como hemos dicho, los periodistas solamente cumplen su papel. Los periodistas, hay que decirlo, sólo cuentan, informan y escriben lo que sucede. Ése es nuestro compromiso y nuestro objetivo. Y lo que es mejor, sin tomar nunca partido.
Por eso es que preocupa, ciertamente, lo que ocurre en Iguala, o mejor dicho, la situación que viven los periodistas de ese municipio, Cuna de la Bandera Nacional, pero también, lugar donde fueron atacados los normalistas de Ayotzinapa. Como si no fueran suficientes los trágicos hechos de aquella noche del 26 y 27 de septiembre del 2014, hoy se cierne sobre las cabezas de los comunicadores de esa ciudad, la amenaza de muerte en su contra.
’Emitimos una alerta porque estamos en riesgo, y si las autoridades no actúan al respecto, en los próximos días podría ser asesinado alguno de nosotros’, dicen los periodistas de Iguala en un manifiesto, que más bien es un grito de auxilio, y enviado al Presidente Andrés Manuel López Obrador, al Fiscal General Alejandro Gertz Manero, a las autoridades estatales así como a organismos defensores de los derechos humanos como la CNDH, la CIDH, la CDHEG, y en definitiva al pueblo de México.
Y agregan en su manifiesto: ’en las últimas semanas, en el contexto de la guerra que mantienen grupos del crimen organizado en esta ciudad, hemos sido amenazados por medio de llamadas y mensajes a través de la aplicación de Whatsapp, por acudir a coberturas y publicar distintos hechos de violencia, así como denuncias de abusos de autoridad por parte de corporaciones policiacas.
’La noche del 5 de octubre hubo una amenazada generalizada contra el gremio periodístico de Iguala, por parte de personas que se identificaron como miembros de un grupo criminal. Varios de nosotros recibimos llamadas telefónicas por medio de Whatsapp, en el contexto de una cobertura a la que asistieron horas antes algunos de nuestros compañeros, sobre una protesta en la Fiscalía regional, con sede en esta misma ciudad.
’Con palabras agresivas y ofensivas, a varios nos amenazaron de muerte y nos exigieron ’no meternos’ en la disputa que mantienen dos grupos del crimen organizado, acusando que la información que publicamos es tendenciosa. Ante esto, aclaramos que nosotros nos dedicamos estrictamente a informar’.
Añaden los periodistas igualtecos que les advirtieron que en las próximas semanas a uno de ellos le quitarían la vida, como ocurrió con otro compañero. A algunos los amenazaron con hacerlos pedacitos, y les señalaron que ya los tenían ubicados, y más aún, atentar contra sus familiares. Por ello, agregan que ante el temor han dejado de dar cobertura periodística, como ocurrió con una marcha, precisamente en Iguala, que se realizó ’por la paz’, por lo que se han autoimpuesto una especie de ley mordaza.
’El silencio que se apoderó de Iguala ese día representa una mordaza para los medios de comunicación, lo cual consideramos, es un hecho gravísimo sobre todo en una ciudad en la que hace apenas seis años, fueron desaparecidos 43 estudiantes, y donde las autoridades prometieron regresar la paz y la tranquilidad’.
Y luego, responsabilizan ’al Estado Mexicano’ de lo que les ocurra.
Indudablemente es grave lo que ocurre en Iguala, y la situación que viven los periodistas. Urge que quien deba hacerlo, tome cartas en el asunto para proteger la integridad de los comunicadores y la de sus familias. No esperemos que ocurran otros hechos, como la que fue calificada como la ’tragedia de Iguala’. La vida de los periodistas corre peligro, y el ejercicio periodístico, está amenazado.
Ojalá y las autoridades atiendan el llamado, pero también el grito de auxilio. El Presidente de la República es el principal obligado a hacerlo. Los periodistas reclaman ejercer su actividad, como un aporte a la sociedad, sin ningún peligro. Reclaman también seguridad para sus familias, como todos los mexicanos. Ojalá y haya eco a su exigencia, reclamo y grito de auxilio.
Nadie, creo yo, puede ser ajeno a lo que ocurre en Iguala. Es por la vida misma, por la libertad de prensa y de expresión. Los periodistas, ya lo dije, solo informan de lo que sucede. Nada más.
Comentarios: [email protected]


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.