En las nubes - Historias de la patria - Cuauhtémoc - todotexcoco.com


Carlos Ravelo Galindo | guerrerohabla.com

Historias de la patria

Carlos Ravelo Galindo


En las nubes

En las nubes


Julio 22, 2021 17:38 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo › guerrerohabla.com

’Con Morena y López Obrador o sin Morena y sin López Obrador, en las boletas estará (el hoy senador) Monreal Ávila’, eso dijo, insistentemente, Joaquín López Dóriga, en su programa televisivo.
Vaya, Joaquín López Dóriga ubicó perfectamente la posición del zacatecano Ricardo Monreal Ávila para los comicios presidenciales del 2024.
La tarde del jueves pasado, ya es parte importante en la historia
política de este abatido México.
Nos confirma otro importante reportero, don Jorge Herrera Valenzuela:
’Lo incisivo del entrevistador y lo sereno y concreto del entrevistado, dejaron un buen sabor de boca y creemos, todo es posible’.
Doña Rusia MacGregor, añade. Qué dijo el destapador.
Nosotros preguntamos si el señor de las mañaneras, al mencionar a la ’corcholata’, habrá pedido permiso a doña Carmen Salinas, que tiene registrado el señalado apodo.
Y otra leyenda patria.
Esta es la historia oficial de la muerte, natural de don Benito Juárez García y el asesinato del general Alvaro Obregón, que platica el gobierno de la República.
Los dos acontecimientos publicados en el Diario Oficial de la secretaría de Gobernación y que agradecemos al abogado Jorge Alberto Ravelo Reyes, son el testimonio escrito.
El 18 de julio de 1872, a las 11:30 de la noche, falleció el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Benito Juárez García, como consecuencia de un padecimiento cardiaco.
Fue el caudillo civil que defendió la independencia y soberanía de México frente a la intervención francesa y el Segundo Imperio de Maximiliano de Habsburgo.
Asimismo, fue el garante y defensor del Estado de Derecho, así como del principio de laicidad del Estado mexicano.
Muy joven, Juárez abandonó su natal Guelatao, Oaxaca, en busca de educación y superación.
Se tituló como abogado, fue diputado local, diputado federal y gobernador del estado de Oaxaca, así como, ministro de Gobernación y de Justicia.
Como presidente de la Suprema Corte de Justicia asumió la primera magistratura de la República, en enero de 1858, tras el golpe de Estado promovido por el partido conservador.
En Veracruz, decretó las Leyes de Reforma que sentaron las bases del Estado laico, entre julio y agosto de 1859.
Durante la Intervención francesa y el establecimiento del Segundo Imperio, Juárez encabezó la resistencia que dio el triunfo a la República, en 1867.
A partir de enero de 1871, con el fallecimiento de su esposa Margarita Maza y el complejo escenario político nacional, el ánimo del presidente Juárez se vio seriamente afectado.
Un año más tarde, en la víspera de su cumpleaños, el Dr. Ignacio Alvarado le diagnosticó angina de pecho.
A pesar de las molestias de salud, Juárez siguió cumpliendo sus obligaciones como presidente de la República.
Sin embargo, el 17 de julio padeció un dolor de cabeza que lo acompañó a lo largo del día y por la noche despertó con náuseas.
Al día siguiente, sintiendo un poco de alivio, recibió en sus habitaciones a José María Lafragua, ministro de Relaciones y al general Ignacio Alatorre.
A lo largo de la tarde su condición empeoró, su familia fue alertada y se hizo llamar a los doctores Gabino Barreda y Rafael Lucio.
Cerca de la media noche, el presidente Juárez se recostó sobre su lado izquierdo y apoyando su rostro sobre la mano, falleció. El cuerpo fue embalsamado por los doctores Rafael Lucio y Gabino Barreda y se expuso en el salón de embajadores de Palacio Nacional, donde se le rindieron homenajes.
El 23 de julio, los restos mortales de Benito Juárez fueron trasladados al panteón de San Fernando, en la Ciudad de México, donde reposan hasta la fecha.

Sigamos con la del manco de Celaya.
Ayer, 17 de julio fue aniversario de la muerte a tiros del general Alvaro Obregón, en 1928.
Al concluir su periodo presidencial, en noviembre de 1924, Álvaro Obregón se trasladó a Sonora para dedicarse a la vida privada y a las labores agrícolas.
Todo hacía parecer que el ex mandatario se retiraría de la escena política nacional.
Sin embargo, hacia 1926 algunos partidarios suyos plantearon la posibilidad de contender en las próximas elecciones presidenciales, idea que convenció a Obregón.
Para que esto fuera posible, el 22 de enero de 1927 se reformó el artículo 83 constitucional que prohibía la reelección del presidente por un periodo inmediato, pero dejaba abierta la posibilidad de hacerlo para el siguiente.
Esta modificación permitió al general Obregón competir nuevamente para ocupar la presidencia del país.
En mayo, Obregón inició su campaña electoral, apoyado por buena parte del ejército y del Partido Nacional Agrarista.
Sus rivales políticos fueron el general Arnulfo R. Gómez, quien fue postulado por el Partido Antirreeleccionista, en tanto que el Partido Nacional Revolucionario —antecedente del que fundó Plutarco Elías Calles en 1929—, apoyó al general Francisco R. Serrano.
Ambos contendientes articularon una estrategia para impedir que Obregón llegara a la presidencia, no obstante, resultó descubierta y sus líderes fueron perseguidos y fusilados de manera sumaria.
A pesar de carecer de contrincante alguno, la campaña electoral de Obregón resultó particularmente difícil, debido a la crisis que prevalecía en el país por la guerra cristera y por la inconformidad de los grupos políticos opositores al general sonorense, que rechazaban la reforma constitucional para dejar insubsistente el principio de la no reelección.
Un sector de los grupos más conservadores, vinculados con miembros de la jerarquía católica y los cristeros, decidió eliminar al general invicto de la revolución y planearon varios atentados para terminar con su vida.
Uno de ellos, ocurrió el 13 de noviembre, cuando una bomba alcanzó el automóvil en el que viajaba Obregón por el bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México.
Los autores de la agresión, Luis Segura Vilchis, Juan Tirado Arias, junto con el sacerdote jesuita Miguel Pro y su hermano Humberto, fueron condenados a la pena capital y fusilados el 23 del mismo mes.
El 1 de julio de 1928 se llevó a cabo el proceso electoral federal que dio el triunfo a Álvaro Obregón.
El 17 de julio, el presidente electo tenía prevista una comida de honor con los integrantes de la diputación del estado de Guanajuato, por lo que al salir de su despacho fue recibido por varios legisladores, con quienes recorrió la Avenida Jalisco, rumbo a San Ángel.
Poco antes de la una de la tarde, el general Obregón llegó al restaurante La Bombilla, en San Ángel, acompañado de Aarón Sáenz, el diputado Ricardo Topete y el coronel Tomás A. Robinson.
El homenajeado saludó a la concurrencia y se tomó fotografías con los comensales, para después ocupar el lugar de honor.
José de León Toral, amigo de los hermanos Pro y miembro de la Liga Nacional para la Defensa de la Libertad Religiosa, acudió para asesinar a Obregón y permanecía de pie a corta distancia, observando los movimientos del presidente electo.
Sostenía en sus manos una libreta y un lápiz con los que dibujaba caricaturas de los concurrentes.
Llegado el momento, Toral caminó hacia la mesa de honor y le mostró a Topete dos caricaturas de Obregón y una del licenciado Sáenz que había dibujado en el momento.
Después se dirigió al general Obregón, quien accedió para ver los bocetos.
A las 2:20 de la tarde, mientras el futuro presidente veía los bocetos, León Toral desenfundó una pistola automática Star, calibre 35, y disparó seis veces a quemarropa contra Obregón.
El general cayó sobre la mesa y después hacia su costado izquierdo, cayendo sin vida al suelo.
En medio del caos, Toral fue detenido y Obregón trasladado a su domicilio.
Por la noche fue velado en Palacio Nacional.
Toral fue enjuiciado y ejecutado en febrero de 1929.
El deceso de Obregón generó un vacío de poder que fue aprovechado por el presidente en funciones, Plutarco Elías Calles, para crear el Partido Nacional Revolucionario, como vía institucional mediante la cual se resolvieron las disputas por el poder político durante los siguientes años, generando el tránsito, como señaló Calles, de un país de caudillos a uno conformado por instituciones.
[email protected]

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


Termina tu preparatoria con el examen Ceneval
Apica en todo México, examen en linea, inscripciones abiertas, cupo limitado.
cursoceneval.com.mx