Armando Fuentes Aguirre | guerrerohabla.com

De política y cosas peores

Armando Fuentes Aguirre


En nombre de Dios

En nombre de Dios


Enero 08, 2020 20:51 hrs.
Periodismo Nacional › México Coahuila
Armando Fuentes Aguirre › guerrerohabla.com

¡Qué peligrosos son los que dicen actuar en nombre de Dios! Sean de la religión que fueren se vuelven amenaza: creen tener una franquicia divina que los pone por encima de todos y de todo. Mensajeros del Señor por propio nombramiento, su soberbia se vuelve crueldad; en tiempos de confrontación la fe toma en sus manos la forma de un arma mortal en contra de ’el otro’, de aquel que sólo por ser distinto es enemigo. Cuando los norteamericanos preparaban sus venganzas después de las Torres Gemelas el nombre de Dios se oyó lo mismo en las iglesias que en las bases militares donde se preparaba la vindicta. Por su parte los ayatolas juraban ’por Dios Todopoderoso’ que los habitantes de Estados Unidos, esa nación satánica, no conocerían la seguridad en tanto los territorios del Islam fueran hostilizados. En uno y otro bando los profesionales de la religión bendecían los instrumentos de la muerte y trazaban signos sagrados sobre las armas que eventualmente quitarían la vida a muchos inocentes y llevarían la destrucción a los pueblos. Y es que la letra de los llamados ’libros sagrados’ puede interpretarse siempre en modo que justifique los actos propios y condene los ajenos. Invocando los dichos libros se han cometido terribles injusticias y abominables crímenes. Se olvida así la única y verdadera religión, la del amor convertido en respeto a la vida, en búsqueda de la paz. Ahora Trump ondea con ruines propósitos electorales las banderas del belicismo. No parece tomar en cuenta la posibilidad de las venganzas terroristas, amenaza que no ha desaparecido y que puede presentarse otra vez por grandes que sean las precauciones que se tomen para evitarla. ’Dios les ha devuelto lo que merecen’ dijo en Oriente el oscuro intérprete de la voluntad divina cuando tantos inocentes perdieron la vida en lo del 11 de septiembre. Y de este lado los dueños del mundo, de todos los mundos, ejercieron su derecho a la venganza, y en medio de himnos y oraciones se lanzaron -otra vez- a matar. La locura, en fin. La locura sin fin. Y luego nos preguntamos por qué no llegan a la Tierra los habitantes de otras galaxias. Si los hay, quizá se han asomado a este planeta, han visto nuestros desvaríos y se han alejado luego apresuradamente como nos alejaríamos nosotros de una caterva de ebrios o drogados que en un callejón se repartieran puñaladas. Dejo este oscuro tema y vuelvo a mi casa. En este momento mis nietos están jugando en el jardín. Los miro por la ventana de mi estudio y escucho sus risas y gritos jubilosos. Disfrutan de dos bienes muy grandes que tienen nombres muy pequeños: pan y paz. Con su invisible abrazo los rodea el amor. Por ellos no renuncio a la esperanza, y pienso que por encima de la locura de los poderosos se impondrán al final los buenos sentimientos de la gente común
He desahogado ya mi encabronamiento contra el torpe magnate que grita ’¡Guerra! ¡Guerra!’ para reelegirse. Ahora narraré algunos breves chascarrillos a fin de aliviar en algo la tensión del mundo... Comentó un sujeto: ’Fui al baile del club nudista, pero me salí: las cosas estaban muy agitadas’... Cierto actor llevaba una tarjeta en su cartera. En el espacio donde decía: ’En caso de accidente avisar a
’ puso: ’La televisión, la prensa, el radio

Un joven granjero norteamericano, temeroso de ser reclutado por el ejército de su país, presentó en la oficina respectiva una muestra de orina, pero juntó en ella todas las que pudo reunir. A los pocos días recibió un mensaje: ’Tu papá trae alto el colesterol, tu mamá tiene ácido úrico, tu hermano se droga, tu hermana está embarazada, tu perra está en celo y tú estás en el ejército’... FIN.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.