Tras la puerta del poder

Felipe Calderón lanza su libro, ¿como adelanto a su candidatura a San Lázaro en 2021?

Roberto Vizcaíno

Felipe Calderón lanza su libro, ¿como adelanto a su candidatura a San Lázaro en 2021?

Periodismo

Mayo 19, 2020 18:18 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Roberto Vizcaíno › guerrerohabla.com


A más tardar en junio o julio el INE deberá validar el registro de 3 nuevos partidos políticos.

El de Redes Sociales de Elba Esther, el nuevo PES del evangelista Hugo Eric Flores y el de México Libre, de Margarita Zavala… y Felipe Calderón.

Debido a las consecuencias de aislamiento y trabajo a distancia establecidas por la pandemia del coronavirus, todo está hoy en pausa dentro del INE, y no se sabe a ciencia cierta cuándo los consejeros darán el registro formal a las tres nuevas agrupaciones que se sumarán a Morena, PAN, PRI, MC, PRD, PT, Verde para formar un bloque de 10 partidos políticos que participarán en las elecciones del 2 de junio de 2021.

Los 3 nuevos partidos ya cumplieron con los requisitos de registro y sólo falta el paso formal de validar su registro por parte del INE.

Las consecuencias de la pandemia también mantienen un Consejo General del INE incompleto porque la Cámara de Diputados debe elegir 3 nuevos consejeros en sustitución de los 3 que terminaron en la primera semana de abril su período.

Es decir, todo está en pausa…

Lo que no se detiene es la vida política de México y el deterioro evidente de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, quien cada semana suma nuevos frentes de batalla y de discordia.

En tan sólo los 5 días recientes ha descalificado a médicos, arquitectos, economistas, ingenieros y profundizado su animadversión hacia periodistas.

Así la legión de sus contrarios es ya larga y multifacética.

En ella están los empresarios de todo nivel, las feministas, las mujeres, las madres usuarias de estancias infantiles, los padres con niños con cáncer, quienes laboran en laboratorios farmacéuticos, pilotos-azafatas-locatarios y muchísimos otros que tenían sembradas sus esperanzas en la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, quienes integran el sector turístico, el sector científico, el sector de la cultura, y etc, etc…

Este es el contexto en que el expresidente Felipe Calderón -personaje recurrente en las críticas y descalificaciones de López Obrador en sus mañaneras-, lanza su libro bajo el título de ’Decisiones difíciles’ -edición de 376 páginas de la editorial Random House-, en que narra con anécdotas, y detalles inéditos momentos claves de su administración.

Calderón es señalado constantemente por López Obrador como quien le robó la presidencia en 2006 y ahora el expresidente en su libro le vuelve a reiterar que el tabasqueño nunca pudo probar que eso ocurrió.

El libro del expresidente es sin duda un reto para López Obrador. Lo confronta por el sólo hecho de ocupar de nuevo un espacio público luego de haber ocupado el cargo que ahora detenta el de Macuspana.

Y le recuerda en cada página que él ya pasó por donde él ahora transita.

Pero no sólo eso. Calderón sale con su libro uno o dos meses antes de obtener el registro formal de su partido. Y con ello el acceso no sólo a posiciones de elección, es decir, al reparto del poder en México, sino a las millonarias prerrogativas que reparte el INE y a los tiempos de radio y televisión que ocupan por ley todos los partidos.

¿Para qué querrían Margarita Zavala y Felipe Calderón un partido político si no es para disputarle el poder a Andrés Manuel López Obrador?

Felipe Calderón ya fue presidente de México. Y hasta hoy no hay reelección. Ni directa ni diferida para ese cargo. Pero nada le impide ser de nuevo diputado federal.

Y yo apuesto a que a eso va el expresidente.

Ahí, en San Lázaro, donde ya fue coordinador de los diputados del PAN de 2000 a 2003, Felipe tendría una tribuna insustituible, para convertirse en el más duro opositor de López Obrador.

Insisto: yo creo que a eso va.

Y gran parte de la legión con quienes AMLO se ha peleado y descalificado se sumarán en forma natural con el expresidente.

Hay que recordar que la vida política de ambos ha coincidido constantemente en los últimos 30 años. Tuvieron su primero encuentro y cercanía entre 1990 y 2000 cuando ambos fueron simultáneamente presidentes del PAN y el PRD y después cuando Calderón fue coordinador de los diputados del PAN y López Obrador Jefe de Gobierno del DF y de ahí en la campaña presidencial que culminó con la derrota de AMLO en 2006.

Luego durante la presidencia del michoacano, cuando AMLO hizo lo imposible para evitar la toma de posesión y luego que gobernara.

Hoy viene el desquite de Calderón.

Quien en su introducción de su libro le recuerda a AMLO que no puede eludir sus responsabilidades como Presidente de México.

Ahí Calderón afirma:

La política como deber: Gobernar es decidir. No es ni remotamente algo simple. En las decisiones que se toman, sobre todo como Presidente de la República, lo que está en juego es el rumbo de la nación y las condiciones de vida de decenas de millones de personas…

’Gobernar también es el punto de encuentro de grandes dilemas éticos. Eso, claro, si lo que se pretende es gobernar con principios y valores que, siendo abstractos y generales, tienen que aplicarse a la dura, concreta realidad de los problemas nacionales. Si no existe una convicción ética al gobernar, los dilemas éticos tampoco se presentan. En mi caso, el imperativo de ’decidir bien el bien’ estaba presente en mis decisiones y ocupaba una buena parte de la pesada pero enormemente honrosa responsabilidad de gobernar nuestro gran país’.

En el libro se incluye una carta enviada por Calderón a AMLO el 1 de diciembre pasado. El michoacano da cátedra al tabasqueño. Fuerte.

El resto está en el aire. Y la intención de Calderón es clara. Va a disputarle el poder de decidir quien gobierna luego de 2024.

El Senado, foro de diálogo y concensos: Monreal

En este mismo contexto otros actores le advierten a Andrés Manuel todos los días que la política se opera con acuerdos y tolerancia.

Claro, los mensajes por más directos que sean, no caen en la confrontación. Pero de que son directos, ni duda cabe.

Es así que ayer Ricardo Monreal, sin duda el político más influyente en la actual legislatura indicó que en el Senado se actuará siempre con responsabilidad política y con diálogo en la búsqueda de consensos.

Lo anterior lo señaló al descartar tajantemente cualquier cambiar de facultades al SAT o al INEGI.

’Quiero decirles con toda contundencia que, en el Senado no hay iniciativa alguna para poder ampliar y otorgar nuevas facultades al INEGI…

’La pandemia traerá un nuevo orden mundial que todas y todos debemos diseñar y avalar. En el Senado de la República no existe iniciativa sobre nuevas facultades del INEGI o del SAT, así que actuaremos con prudencia y responsabilidad. No abandonemos el diálogo, es la mejor vía’.

La aclaración fue directo al presidente de su partido, Morena, a Alfonso Ramírez Cuellar quien quiere que el Inegi indague cuantos ricos hay en México y los montos de las fortunas de estos.

Ramírez Cuellar afirma que así como el Inegi indaga cuantos pobres hay en México, así debe averiguar en un censo cuantos ricos hay y que tienen para obligarlos a aportar ’solidariamente’ a contribuir para disminuir la pobreza.

Monreal señaló que el diálogo es siempre el mejor camino para alcanzar acuerdos.

[email protected]
www.endirecto.mx
@_RVizcaino
facebook.com/rvizcainoa


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.