¿Dónde quedó lo preventivo?

Gruyeros vs. Ciudadanos

Manuel Ángel Venegas Gómez

Gruyeros vs. Ciudadanos

Seguridad

Junio 01, 2014 19:34 hrs.
Seguridad Nacional › México Ciudad de México
Manuel Ángel Venegas Gómez › diarioalmomento.com

Un ladrón acecha a su “prospecto” para robarlo, ya sea con el desaparecido método del “dos de bastos” (que era un arte ¿o una virtud?) pues la persona rara vez se daba cuenta del momento en que era víctima del o los carterista(s) y se daban a la fuga casi siempre sin problemas; ahora el método cambió se suben dos o más tipos con armas, la mayoría de fuego y te amagan, tratando de amedrentarnos a gritos y muchas veces con golpes y si alguien trata de defenderse simplemente le quitan la vida o queda mortalmente herido, y todo para agenciarse de unos cuantos centavos, pues dudo que alguien en estos tiempos cargue más de cien pesos.
Te presento lo anterior como una muestra de lo que cotidianamente pasa en el transporte defeño donde los asaltos resultan ya rutinarios y en algunos de esos actos, de vez en vez, los que resultan victimados son los asaltantes ya que en el camión va algún cuate armado y espera el momento oportuno para descargar no sólo las balas que quitan la vida sino toda la rabia e impotencia acumulada y de ver cómo unos “desadaptados” les atracan sin que haya una autoridad que les defienda y también sale impune de su acción, pues el demás pasaje, también cansado de tantas vejaciones rescatan lo que pueden de sus pertenencias y se retiran del lugar, casi siempre dejando al chofer como único testigo y ahora en calidad de presentado ante las autoridades para que dé informes de cómo sucedieron los hechos y las víctimas protegen al nuevo “vengador anónimo” cuando unos afirman que era “blanco y alto”; otros, “moreno claro y de estatura regular”, y hasta alguien lo vio “chaparro y moreno”, en fin, muchas versiones de la identidad del sujeto que terminó con la vida del o los asaltante(s).
Y hasta con la vida pagan a veces esos sujetos que a lo mejor asaltan “a quien sea” con tal de llevar algo de comer a sus casas, esto son es lucubraciones mías, lo que no debería pasar en ninguna parte de nuestros país, que la inseguridad se vuelva un riesgo tal de salir de casa y nunca regresar por conseguir alimentos, pero a las autoridades tal parece que no les interesa eso y la policía se vuelve represiva y no preventiva como dice la ley: Policía Preventiva de la Ciudad de México, ya que nunca aparecen cuando se les necesita o bien se convierten en rateros, pero con placas como lo hemos visto en algunos noticieros en que las cámaras los captan robando autos estacionados o lo que esté a la mano y también lo hacen en pareja y los dan de baja de la corporación y salen a la calle siendo lo mismo: ladrones pero ahora sin placa, ya que no saben hacer otra cosa.
Así son los que tripulan las grúas en el DF, ya que van circulando por “x” calle y observan que un auto trata de estacionarse lo comienzan a “cazar” y esperan un tiempo razonable, un par de minutos, y cuando el chofer del auto desaparece de la vista de esos individuos, se acercan y mientras el agente pone los sellos en portezuelas, cofre y cajuela –mal pegados, por cierto— el gruyero a toda velocidad engancha el coche, y se lo llevan, todo esto en menos de un minuto! Pues no vaya a salir su víctima y se entere de que en ese lugar no se podía estacionar, y ahora se vuelve discrecional y al libre arbitrio del agente si lo “baja” o no; porque el chofer de la grúa “le recuerda al policía que todo está grabado y que ya no pueden bajar el auto de la víctima, perdón, del infractor y que para recuperarlo tiene que llegar al corralón”, a pesar de que el dueño del auto ya está presente y dicho agente debe levantar sólo la infracción por estar en una lugar prohibido para estacionarse. Y lo de recuperar vialidades en la ciudad se vuelve una vez más en un negocio insano que ataca sin misericordia a los ciudadanos donde la corrupción se hace patente al no hacer lo que dice el reglamento de tránsito: “Levantar la infracción por estar estacionado donde hay señalamientos restrictivos”, y se les puede caer el teatrito que montaron ya que no hay ningún disco o señal restrictiva alguna en toda la calle. ¿¡Qué tal?!
Pues bien, el lunes pasado me presenté en el Tribunal de lo Contencioso del Distrito Federal para levantar una denuncia por abuso de autoridad de que fui objeto por la estúpida acción de levantar una grúa mi auto en un lugar donde no existen señales restrictivas para estacionarse, aquí en la calle de Hidalgo, frente al mercado de Ferrería, sito en la Av. Las Granjas, que es una avenida, y ahí sí hay discos restrictivos, pero no en la rúa de Hidalgo, delegación Azcapotzalco, y cuando regresamos con nuestras compras, unos 20 minutos después, y cuando llegamos adonde había estacionado mi vehículo ¡oh, sorpresa!, no estaba, había varios autos estacionados en la multicitada callejuela pero ya no el mío; como podrá comprender, amigo lector, pasa por la mente todo: ¡Se lo robaron! –piensa uno, primeramente, nunca que se lo haya llevado una grúa más aún cuando anuncia que la circulación es de “Sólo Tránsito Local” (según advierte un letrero) y fue así como le relaté brevemente al licenciado que levantó la demanda en contra de las autoridades y me comentó el servidor público que es así como se las gastan estos individuos y me aconsejó que después de que tenga la sentencia a mi favor “puede proceder contra esos servidores públicos en Asuntos Internos, demostrando con las fotografías que se tomaron que la razón me asiste y ahí debe proceder la suspensión al agente de tránsito que firma la boleta”.
Recordaré que como pudimos regresamos a casa en un taxi, luego informarme en Locatel, 20 minutos de espera, para saber adónde se llevaron el coche, así supe que estaba en el corralón de “Las Culturas”, colinda con Tlalnepantla, a una cuadra está dicho municipio, la señorita Alejandra Figueroa me dio el número de folio 766515, indicándome “que si no estaba de acuerdo con la infracción me pusiera en contacto con el Tribunal de lo Contencioso al 5002-0100, de 9:00 a 14:00, pero tenía que pagar la infracción”. Y me dio la ubicación Av. Culturas, entre 5 Norte y Francisco Márquez, colonia San Pablo Xalpa.
Ahora a buscar a alguien que me hiciera el favor de llevarme al mencionado lugar, para esto ya eran cerca del mediodía, llegamos y desde luego que protesté ahí con cualquiera que se me acercara, y fue así que pedí hablar con el encargado del corralón y me pasaron con el oficial Palacios, al que le reclamé por el abuso cometido por los tripulantes de la grúa, ya que había dejado mi auto estacionado en una calle con acceso sólo a tránsito local y que supuestamente me infraccionó por violar el artículo 38, fracción I: “SE PROHIBE ESTACIONAR CUALQUIER VEHICULO EN ZONAS DONDE EXISTE SEÑALIZACIÓN VIAL RESTRICTIVA, en la calle Ferrería (que no existe), entre AV. Granjas y Ferrocarril Central, Pueblo Santa Catarina, delegación Azcapotzalco”, firma la boleta el agente JOSÉ JUÁREZ HERNÁNDEZ, placa 914127 y llegan al cinismo de poner AUSENTE al conductor del vehículo, si nomás vieron que crucé la calle lo engancharon en menos de ¡30 segundos!, de acuerdo a lo que me dijo el joven informante.
Desde luego que ahí no se puede arreglar nada, ya que ellos son de la Policía Bancaria Industrial y ellos nada más son depositarios y me aseguró el oficial que me estaba dando todas las facilidades para liberar mi vehículo y que después de pagar la infracción me podía retirar. La multa, ya desglosada es la siguiente: $336.00, con 50% de descuento por pago rápido; pago por derechos por el servicio de grúa que se presta como consecuencia de la comisión de infracciones a las disposiciones de tránsito y vialidad, artículo 252, fracción I del Código Financiero del Distrito Federal, pero especifica que la capacidad de arrastre es de 3.5 toneladas. Así es que la multa POR DEJAR PERFECTAMENTE ESTACIONADO UN AUTO Y QUE LES GUSTÓ A UN AGENTE por su tamaño y lo fácil que es enganchar y llevárselo como vulgares rateros, asciende a la cantidad de $593.00 lo que da un total de $930.00, amén de copias simples diez copias en total.
Ahora el que recomienda soy yo: Quéjese, pierda un día de su tiempo, pero quéjese para que estos individuos que salen a robar a los ciudadanos dejen de hacerlo, líneas arriba está el número telefónico del TC; pero eso sí, para salir de aquí se tienen que pagar 930 pesos. Porque si no tienes que pagar derecho de piso diariamente y es que TE ROBAN CASI MIL PESOS, y digo ROBAN sin cometer NINGUNA INFRACCIÓN QUE AMERITARA LLEVAR AL CORRALÓN UN AUTO QUE ESTABA CORRECTAMENTE ESTACIONADO A MÁS DE DIEZ METROS DE LA AVENIDA LAS GRANJAS a las 10:25:18, según reza mi boleta de infracción.


Ver nota completa...

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.