Sergio Enrique Castro Peña | guerrerohabla.com

Opinión

Sergio Enrique Castro Peña


Hablemos de prospectiva 2018 o de ’no me ayudes compadre’

Hablemos de prospectiva 2018 o de ’no me ayudes compadre’




Abril 20, 2018 22:46 hrs.
Periodismo Nacional › México Coahuila
Sergio Enrique Castro Peña › guerrerohabla.com


De igual forma, que tratamos el comportamiento futuro de los diferentes, (los más representativos) partidos políticos escogiendo un impase antes del inicio real de las campañas para elegir, primordialmente, al presidente de la república. Ya hicimos un análisis somero de lo que esperábamos de MORENA y su líder y del PAN con una aparente ventaja, pero como señalamos anteriormente, la podían perder por sus diferencias y luchas internas al considerar una elección ganada antes de iniciarla. De igual manera, en nuestros escritos ’Hablemos de disciplina o de subordinación’ y ’Hablemos del PRD, del PRI o de los partidos extraviados I y II’ de agosto y septiembre de 2016, tratamos la situación que se guardaba en el PRI y los costos que había tenido que pagar por los cambios originados por las ’Reformas Estructurales’, producto de la afectación de intereses a ciertos grupos involucrados en los sectores de comunicación, educación y energético. Por ello, el presidente Peña Nieto recibió, y recibe, ataques sistemáticos de los grupos del poder además de los partidos políticos, los provenientes del sector privado y clerical. Dichas agresiones están dirigidas a la corrupción que había prevalecido con algunos gobernadores salientes. El presidente, en su afán de que el Congreso le autorizara las reformas, se requería, la aprobación de las dos terceras partes para, posteriormente ser ratificadas por el cincuenta por ciento más uno, por los congresos locales. La hazaña, de lograr este ejercicio de negociación, se debe resaltar, pero el costo político, a nadie le gustan los cambios por más que digamos que los queremos, para el PRI y la presente administración y al mismo presidente, han sido enormes.
La andanada mediática en contra de las reformas, se iniciaron desde la campaña presidencial, mediante los apoyos, monetarios y mediáticos, que recibía MORENA, y las andanadas sobre actos de corrupción del entonces candidato del PRI Enrique Peña Nieto, mediante las ’investigaciones periodísticas’. Los objetivos de los ataques, no eran, ni son, con el propósito de elevar la moralidad o ética nacional, su meta era socavar la posición de un candidato, del PRI, que iniciaría su mandato con lo cual estaría en posibilidades de llevar a cabo las modificaciones legislativas que las hicieran posible. Sin embargo, al poco tiempo, se hizo evidente que el costo de tales reformas sería alto y sus manifestaciones tendrían diferentes matices. Mientras que en el caso de las reformas en el sector energético (hidrocarburos y eléctrico) las inconformidades se manifestaban mediante la impartición de rumores <estrategia favorita del PAN y de algunos medios masivos de comunicación>, con los gasolinazos, la escases de combustible <cada rumor ocasionaba la compras de pánico y largas colas para adquirir combustible>, aumentos inesperados, con las consecuentes ganancias del ala del sector de ingresos medios y su afinidad, aunque no lo identifica, la Democracia Cristiana (católica). Con respecto, a la apertura de la explotación de hidrocarburos (petróleo y gas), se han realizado licitaciones diversas para la búsqueda y explotación de nuevos pozos petroleros, en donde la participación de capital privado o estatal se ha determinado en cada uno de los casos, ya sea por viabilidad financiera o por cuestiones técnicas, primordialmente en la explotación en aguas profundas. Esta política ha sido sistemáticamente atacada por los seguidores de MORENA, fundamentando sus ataques en ’que el petróleo es propiedad de los mexicanos’, pero, olvidando explicarle a la población que no estamos en posibilidades técnicas de acceder y aprovechar esos recursos, la propiedad de algo no da la posibilidad de aprovecharlo. En lo referente a la disminución del precio de la luz, todavía los seguidores de MORENA no la ven, de igual forma, la reconversión en los sistemas actuales de producción eléctrica o otras tecnologías más limpias (solar y eólica) y, con la fusión de empresas internacionales con nacionales. Las reformas en comunicaciones que se traducirían en el costo del uso telefónico y la televisión de paga, simplemente no formaron parte del arsenal negativo noticioso y, por lo tanto, nunca fueron conocidas o bien apenas se tocaron. Las buenas noticias, no son noticia, pero si fue la fuente ’desconocida’ de los mayores ataques que ha sufrido el gobierno, el presidente y el PRI.
La reforma judicial, que debería haber sido la de mayor relevancia, simplemente, quizás, por su poco valor político o, tal vez por las pocas probabilidades de que se implementara adecuadamente, ha navegado, sin pena ni gloria. Las cámaras, responsables de la asignación de los recursos financieros, y el las autoridades encargadas de solicitarlos, han ignorado dicha reforma y esta sigue siendo un rubro invisible, presupuestalmente hablando. Para nosotros, eso de que, para todos los partidos políticos, así como para las ONG´s demanden que debemos tener un estado de derecho y, al mismo tiempo quieren solucionar esa debilidad, dándole la vuelta a los problemas y querer hacer funcionar nuestro sistema con organismos supuestamente independientes no tiene más que dos fines. Uno, es crear fuentes de trabajo para cierto grupo del poder que por medio de esa estrategia pretenden controlar y darle sentido a la estructura judicial; otro, es que, al desviar la función del sistema judicial bajo el pretexto de la imparcialidad, logran alejar más la posibilidad de que contemos con un sistema de justicia accesible para todos los mexicanos.
Por último, quizás, por su importancia, tenemos la reforma educativa, que aquí, sí, se debe hacer una distinción entre la otorgada por la iniciativa privada y la que ejerce el Estado. Pretender, que el Estado defina en todo los casos la forma y contenido total de los contenidos del sistema educativo, es simplemente una aberración, dado, que a la par se desatiende en hacer cumplir con las leyes vigentes. Se debe contar con un marco general de las materias que deben constituir el currículum en los niveles rimaría, secundaria y preparatoria. La forma y el contenido, se debe dejar a la selección del privado que paga por la educación que quiere que tengan sus hijos. Los resultados y la calidad deben ser los parámetros que determinen la selección de los padres. De igual forma, modificar las políticas de financiamiento a las universidades públicas, abandonando la arcaica forma de financiamiento por el número de alumnos e ignorando el factor calidad. Existen, el PRI no se ha manifestado sobre el particular, algunas propuestas en donde, de antemano, se espera que la participación de todos nos puede llevar a una solución consensada, permítanos decirles que la ’calidad’ no se logra por consenso, puede sonar elitista, pero la calidad es eso, una actividad de élite, de selección, de cribar de un grupo dado de los alumnos, pero también de su cuerpo de maestros. No podemos aspirar a competir en el exterior con un sistema educativo que falla desde sus bases, que ignora a sus mejores alumnos, que no los incentiva, que vive en un pasado que nunca fue: todos tienen derecho, pero ese derecho se tiene que ganar, no es dadiva graciosa.
El sexenio de Enrique Peña Nieto, se inicio con una sensación de decepción, al no aumentar el gasto público sobre la falacia de que se incrementaría la deuda, la iniciativa privada, los organismos cúpula del país, no querían, ni estaban dispuestos a pagar impuestos y, la inflación (algunos premios nobeles en economía consideran que en un país en vías de desarrollo para salir de un estado de depresión pueden tener hasta un siete por ciento de inflación en un período no mayor de un año). El nivel de impuestos que se pagan en nuestro país, se encuentran muy debajo de países como Chile, Brasil o Argentina, países con un nivel del PIB muy cercano al nuestro. Sin embargo, esta información fue ignorada por el IMCO, pero ni fue utilizada, ni figuró en la defensa de las políticas seguidas por el gobierno. Al inicio del sexenio, manifestamos que cuando una relación, en este caso el gobierno y la población, se inicia con una decepción, dañada, no importa lo que haga la parte interesada, el gobierno, no convencerá a la parte agraviada y, todo lo malo que se diga, sin importar su grado de veracidad, de dicha parte caerá en suelo fértil y no solo será aceptada, sino que podrá ser difundida, con los mismos resultados. En la actualidad, a nueve meses de concluir la presente administración, las encuestas muestran un rechazo al actuar del presidente se encuentran a un nivel de alrededor del 75%, el cual ningún presidente lo había tenido. Pero, decíamos, en la selección de candidatos, tenía el presidente la oportunidad de recuperar el apoyo del partido (PRI), pero, al conocerse la selección de dichos candidatos, de diez Senadores de elección proporcional que encabezan la lista, ocho son directamente del presidente y dos del candidato Meade, del PRI, ninguno. La suerte está echada.
El PRI, vive el peor momento de su historia, la hegemonía o, por lo menos su mayoría camaral es cosa del pasado, su actuar, cuando percibe que a pesar de que tiene un presidente salido de sus filas no lo siente como suyo, porque al presidente solo le interesa como un partido de apoyo. Solamente demanda de él una disciplina, una subordinación que lo paraliza que lo convierte en un ente de palo, que no habla, no interviene, en los asuntos neurálgicos del país. Pero esa actitud no es de indiferencia, es de resistencia, se ve a sí mismo como un mueble decorativo o un autómata que solo actúa o procede cuando se le ordena y, eso, con desgano. El PRI, siempre ha sido un partido de grupos, que esperan que realmente el presidente los tome en cuenta, tanto en las políticas, los objetivos, así como en las estrategias que piensa seguir en el logro de esas políticas y en las estrategias a seguir en su implementación. El PRI es un órgano político compuesto por diferentes corrientes, constituidos por individuos que, ya sea en lo particular o en lo grupal conforman una fuerza con la que el presidente tiene que negociar. Así fue en el pasado, solo los ignorantes o los que esperan destruirlo en este proceso, pretenden ignorar y manifestar que la voluntad del presidente era la única que valía, esto nuca fue real y tampoco lo es ahora. Sí el presidente cree en la mitología de su poder, se ha creado sus propios problemas.
Meade es el candidato con mejores credenciales para gobernar, el presidente pretendió, tibiamente, que el origen del candidato de no provenir de las filas del PRI y su desligue de los escándalos de corrupción eran suficientes para ser aceptado por el electorado. Esta fue una estrategia fallida, porque siguió pensando que su apoyo. no solo era suficiente sino indispensable. Pero aquí, como a lo largo de todo el sexenio, el presidente demostró que conoce de todo menos de política y, de política partidista interna del PRI, simplemente la ignora. Los últimos resultados, con sus debidas reservas, de las encuestas son de una variedad impresionante así que pretender hacer un análisis serio es simplemente imposible. Pero, lo que si podemos hacer son ensayos y juegos con dicha información para ver la factibilidad de que es imposible alcanzar y, menos derrotar al señor López. Para ello, consideraremos la encuesta del ’Financiero’ del 22 de marzo, en donde expone las siguientes cifras: Andrés Manuel López Obrador 42%; José Antonio Meade 24%; Ricardo Anaya 23% y, Margarita Zavala 7%, el 2% restante lo tiene Jaime Rodríguez. Lo anterior nos muestra a groso modo que el candidato de MORENA lleva una ventaja de 18 puntos. Las cifras nos dicen, lo que en nuestra entrega anterior se expuso, no es haciendo que el PAN haga caer al PRI, así como el PRI pude ganar haciendo que el PAN pierda, el único camino que los puede llevar a ambos partidos a ser competitivos es lograr que el puntero caiga lo suficiente para que eso sea posible. Para ello, deben trabajar para que el candidato de MORENA pierda doce puntos en los próximos tres meses de campaña. La mayoría de los analistas consideran que los cuatro puntos ganados por MORENA en el mes de Marzo son producto más del pleito entre Anaya y Meade que de su trabajo. Sin embargo, con la incorporación de Margarita Zavala y Jaime Rodríguez a la contienda electoral el panorama puede cambiar, no solo para Ricardo Anaya sino también para López Obrador. La Sra. Zabala enfocará sus ataques sobre Anaya, primero por sus movimientos para impedir que accediera a la candidatura panista y, el segundo, por sus sistemáticos ataques a la administración de su esposo Felipe Calderón. Con respecto al Sr. Rodríguez enfocará sus ataques a López Obrador dado que su retórica es similar y su estrategia de comunicación con el electorado también. La existencia de cinco candidatos, en lugar de tres, a la presidencia, duplica el número de frentes a los que tiene que atender el Füherer de MORENA, esperamos que ese supuesto período de descanso le sirva para impedir tener un colapso, electoral o físico.
Para que el PRI sea competitivo requiere que en él mes de abril su candidato se desligue, esto no es un secreto, del presidente. Los márgenes de su propuesta para ser aceptados por el electorado, principalmente la clase media, en todos sus niveles. Seguir cargando con el rechazo de la población del sexenio de la actual administración es simplemente suicida, ni un cambio brusco sobre las políticas económicas, ni políticas son una receta para la actual situación del país, de igual forma, dando saltos hacia a tras pretendiendo sepultar al Estado laico y sustituirlo por uno comandado por la alta jerarquía Católica y empresarial es impensable. Pero, para que el candidato del PRI pueda tener una posibilidad de ser competitivo debe de operar bajo la premisa de aquel viejo adagio popular que dice ’ya no me ayudes compadre’ y desligarse, con todo lo que ello conlleva, de su apoyador principal: el presidente. sergiocastro6@yahoo.com.mx
Anexo 1: Las declaraciones del señor López sobre el presupuesto solo denotan dos cosas: la primera, es que no importa si domina un tema, siempre y cuando este pueda ser usado con verdades a medias y pueda aprovecharse de la poca información que sobre el tema la población en general sobre y, segunda, utilizar las distribuciones porcentuales globales para esconder el valor real de los elementos. El monto adicional de recursos que puede disponer un gobierno provienen del incremento de impuestos o del aumento de la deuda pública. Hablar de aumentar un rubro sin afectar otro es simplemente desconocimiento o demagogia. El presupuesto es una sola bolsa, no una canasta de panes autoabastecida. Hablar de presupuestos señor López utilizando falacias estadísticas, es un boomerang que regresa con fuerza mayor.
Anexo 2: Al leer el libro ’El Senado estadounidense enjuicia a México y al presidente Carranza’ del historiador el Doctor Rodolfo Villarreal Ríos, vemos que los objetivos de EU, con respecto a México, en cien años se han modificado. De pretender ampliar su frontera, ahora solamente quieren reafirmarla con un muro.
Anexo 3: Solo nos queda esperar que algún historiador cercano al presidente le confirme que sí son ’los ganadores, los que escriben la historia’.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.