Sergio Enrique Castro Peña | guerrerohabla.com

Opinión

Sergio Enrique Castro Peña


Hablemos de prospectiva 2018 o el ’secreto’ del señor López

Hablemos de prospectiva 2018 o el ’secreto’ del señor López


Marzo 15, 2018 21:00 hrs.
Periodismo Nacional › México Coahuila
Sergio Enrique Castro Peña › guerrerohabla.com

Una prospectiva, máximo si se trata del campo de la política, no es un mero acto de predicción. Debe de estar sustentada en fundamentos mínimos de información sobre el estadio que guarda en el momento de realizarla. Asimismo, hay que considerar los antecedentes que se deducen incidieron en crearla. Esto es, una prospectiva tiene el carácter de ser un ’esquema explicativo.’ Es una extrapolación de varios hechos reconocibles por los involucrados, ya sea de una forma evidente o indirecta que les da a los lectores una guía, una aproximación de lo que pudo haber ocurrido. Esto permite darles sentido a los acontecimientos, a la vez que se genera un fundamento que permite elaborar escenarios sobre un comportamiento, al igual que analizar los motivos de los principales actores y su incidencia en la población de que se trate. Toda prospectiva, sin embargo, requiere que, a lo largo del tiempo, pueda ser ajustada por los acontecimientos que inciden tanto en desarrollo como en el resultado final. Son esos ajustes, su número y calidad, los que determinan la capacidad de realizar una prospectiva confiable. Por lo mencionado, estimamos que vale la pena, al inicio de las campañas electorales, realizar una evaluación sobre lo dicho anteriormente y lo que la realidad nos ha expuesto. Para ello, primero, debemos remontarnos a los antecedentes de lo que se ha expuesto con anterioridad.
Para ello, iniciaremos en el mismo orden seguido anteriormente, esto es, con ’La tercera es la vencida’. Si nos atenemos a lo que nos dicen que dicen las encuestas, antes de iniciar las campañas ya las convirtieron obsoletas, la tercera vencida ya se convirtió en realidad y, como en las contiendas electorales todo lo que está abajo del primer lugar no tiene relevancia, aparentemente hablar de dicha contienda, no solo se torna aburrido sino que también ocioso. Pero, como hemos mencionado en otras ocasiones, la política y lo relacionado con ella es altamente aleatorio. Por lo tanto, nada se puede dar como definitivo o concluido hasta que el proceso haya concluido. Ante esta aseveración, vale la pena hacer una recapitulación y encontrar los puntos de coincidencia o de diferencias con lo que se expuso anteriormente y lo que hasta la fecha arrojan los acontecimientos.
Entre los puntos coincidentes se tiene que, el candidato de MORENA, el señor López iniciaría la contienda liderando las preferencias, las diferencias en cuanto al monto dependería más de la encuestadora que de la metodología, en la intención del voto, con un margen aparentemente holgado. Con respecto a su estrategia, nosotros señalamos que de seguir con su política de exclusión y de condicionar en exceso la inclusión de otras corrientes, afectarían sus posibilidades de triunfo. Si bien es cierto, realizó una especie de apertura, esta no se dio en el sentido tradicional de acuerdos o alianzas como las que tiene con el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES), mismas que reúnen características de ser más aparentes que reales y caen en el terreno de ser simplemente una mera comparsa, sin que representen un compromiso serio. Asimismo, otro aspecto que afectaba la credibilidad del señor López son sus compromisos políticos con personajes cuestionables que ponen en duda los valores de honestidad que pregona o bien que en nada asemejan la ideología que dice poseer. En el primer grupo ocupa un lugar preponderante el ex líder minero, Napoleón Gómez Urrutia quien, escondido en Canadá desde hace varios años, evita enfrentar un proceso judicial por el manejo turbio de dineros. En el segundo, se ubican Tatiana Clouthier Carrillo, hija de quien primero fuera un priista convencido, pero, al no cumplírsele sus deseos, acabó convertido en un panista aguerrido y adalid (¿?) de la democracia, Manuel de Jesús Clouthier Del Rincón; otro miembro de este grupo es el arrepentido, German Martínez Cázares quien fuera secretario del ex presidente Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa, cuyas habilidades mas notorias se han visto reflejadas en su proclividad para filtrar ’fake news’ o simplemente esparcir rumores. Este señor Martínez, al momento de convertirse a seguidor empedernido del señor López, nos dejó una pieza de actuación la cual hace pensar que, además de la política, tiene aptitudes para incursionar en los terrenos histriónicos. Dejó impresionados, hasta los más correosos anti-panistas, quienes al hablar decían ’para mí fue sincero y a mi si me convenció.’ No hay duda, la magia de un ’proyecto’ o la presencia de un ’mesías’ en las huestes de los creyentes hace milagros.
Otro de los aspectos que señalábamos consistía en esa rara capacidad de resbalar cualquier aspecto negativo que se le señale, un ’manejo poco común de los medios masivos de comunicación y un constante generador de situaciones para mantener siempre la atención de esos medios’ y de relegarlos al campo de la indiferencia. La poca eficiencia y eficacia que mostró como Jefe de Gobierno del Distrito Federal ha sido transformada como un ejemplo de gobernabilidad. Hoy, sus seguidores exhiben como blasón de orgullo la disputa con Fox por el problema del predio ’El Encino’ y la controversia sobre su accionar que valió que la Suprema Corte de la Nación al desconocer el amparo emitido a favor del propietario del predio. A pesar de este mandato judicial, el señor López lo desestimo por lo cual el Poder Judicial solicitó a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión le retirara la inmunidad, la cual se hizo, ordenándole a Fox hiciera valer lo que ha derecho procedía que era, no solo a destitución del señor López sino la prisión. Fox en lugar de aplicar lo que estipulaba la ley, de acuerdo a los seguidores del señor López, tuvo miedo a las amenazas a que se manifestarán un millón de inconformes. Para evitar este incidente, Fox, quien no estaba muy sobrado de redaños, le otorgo el perdón presidencial y la inmunidad eterna. Ello permitió al señor López percatarse que ningún gobernante, en aras de la paz del país, se opondría a sus violaciones. El tiempo le ha dado la razón, partió con el plantón-cierre de la Avenida Reforma, en 2006, y siguió con la toma de carreteras y de casetas, así como al desactivar cualquier acusación judicial que se realice en contra de alguno de sus principales colaboradores. Sin bien todo lo anterior es delicado, existe otro factor, pocos se atreven a tratarlo y menos analizarlo, acerca del señor López: su estado de salud.
A finales de los años setenta, del siglo pasado, dos periodistas y escritores franceses Pierre Accoce y Pierre Rentchcnick escribieron el libro ’Ces malades qui nous gouvernent’, en su versión en español ’Aquellos enfermos que nos gobernaron’. Los autores tratan de manejar y demostrar la tesis de como las decisiones cruciales y, en algunos casos normales, de los principales líderes fueron afectados sustancialmente por su estado físico, su salud y mental en los momentos de mayor estrés. Con ello, se afectó, no solamente el presente sino el futuro de sus gobernados, máximo, que dicha información, crucial para el ciudadano común, le fue escondida, bajo el pretexto, de que, de darse al conocimiento público, los efectos negativos serían mayores que los beneficios para dicha población. La pregunta que está en el aire a lo largo del libro es la siguiente: ¿Es lícito que se mantenga en secreto las enfermedades de los políticos que gobiernan o pretenden gobernar un país? ¿Podrá un candidato enfermo, estar en condiciones de cumplir o, por lo menos gobernar adecuadamente?
La historia nos ha mostrado que la calidad y situación de salud ha sido factor, tanto en las decisiones como en el resultado de las mismas. Está registrado que Napoleón, antes de la batalla de Waterloo padecía un ataque severo de hemorroides, por lo que Napoleón retrasó constantemente el inicio de la batalla, con la esperanza de que sus dolencias se mitigarán y, estar en mejores condiciones de dirigir la batalla. Las dolencias no disminuyeron y el resultado es de todos, conocido, Napoleón fue derrotado y la República francesa desapareció del ámbito político por más de treinta años. En la Segunda Guerra Mundial, a partir de 1943 Hitler comenzó a tener mayores ataques del Mal de Parkinson, se incrementaron sus estados de histeria, su hipertensión y sus problemas alimenticios, además, de sus temblores constantes, falta de concentración del pensamiento y crisis epilépticas. Por lo que se estima que sus decisiones de atacar a la Unión Soviética se debió su miedo de que el mal de Parkinson avanzara más rápidamente y le impidiera llevar a cabo sus planes de dominación mundial. Al abrir el frente del Este, con la generalización de la guerra tuvo un costo global de más de veinte millones de muertes y la destrucción casi completa de la Europa continental.
Tampoco los otros dos principales líderes occidentales Winston Churchill y Franklin Roosevelt, primer ministro de Inglaterra y presidente de EU respectivamente, gozaban de salud completa. Con respecto al primero, al comer, beber y fumar en demasía afectaba su angina de pecho, su hipertensión, arteriosclerosis, ataques epilépticos y meningitis. De acuerdo a documentos, se dice que tales males le impidieron participar directamente en las decisiones sobre el rumbo de la guerra, lo cual, al decir de algunos, favoreció el buen desarrollo de las estrategias de los aliados. Por otra parte, se estima que el cáncer que padecía el Premier Chamberlain fue un factor importante en las negociaciones de ’paz’ que éste tuvo con Hitler que desembocaron en la gran contienda. Roosevelt, por su parte, casi toda su administración fue marcada por los males propios de su enfermedad la poliomielitis, misma que le ocasiono una parálisis de la cintura para abajo, lo cual le impidió caminar, por lo que tuvo que trasladarse en una silla de ruedas. De igual manera, su adición al cigarrillo la produjo una afección respiratoria y cardiaca, de tal forma que en las fotografías en la Conferencia de Yalta, en donde se determinaría, después de la derrota de Hitler, el futuro del equilibrio mundial, más que un presidente que representaba a una de las grandes potencias, daba la impresión de un moribundo. Lo cual era cierto, al regreso de la Conferencia de Yalta, sufrió un hemorragia cerebral masiva produciéndole la muerte. Con los dos líderes con estados de salud lejos de la ideal, Stalin pudo imponer sus condiciones sobre el nuevo orden mundial, lo que desemboco en la llamada ’Guerra Fría’ y los momentos de incertidumbre sobre el futuro de la humanidad como especie.
En tiempos más recientes y más cercanos, tenemos que el presidente Kennedy padecía una serie de enfermedades y fuertes dolores productos de una lesión de la Segunda Guerra Mundial, misma que lo acompaño toda su vida. Además de insuficiencia supra-renal y la enfermedad de Addison la cual combatía con cortisona y, el uso anfetaminas suministradas vía intravenosa afectando su comportamiento psicológico, de tal forma, ’se decía que en sus viajes transportaba más medicinas un dispensario médico.’ Por su parte, su hermano Robert comentó que, en la crisis de los misiles, el presidente no estaba en condiciones de tomar una decisión por lo que tuvo que sustituirlo, sin que el personal se enterara. Ya, en nuestra Latinoamérica, tenemos el caso del cáncer que aquejaba al presidente venezolano, Hugo Chávez, mismo que contribuyó al mal manejo de la transición y el afianzamiento del actual gobernante Nicolás Maduro, desembocando en la situación que hoy vive Venezuela.
En la actualidad, nuestro país se encuentra inmerso en un proceso electoral que, de acuerdo al INE, es el más importante que México ha tenido. Sin embargo, los principales candidatos son para el público en general, un poco más que desconocidos y, no me refiero a la parte de la falta de propuestas, conocemos la capacidad para atacar a sus contrincantes. Sabemos que pueden existir dichas propuestas, pero son como los ’hoyos negros’, que manejan los cosmólogos, no dicen que existen, pero no los hemos visto, además de un aspecto que es toral, la capacidad de gobernar y la calidad de salud que le permita hacerlo. Dentro de estos misterios, tenemos el del personaje que analizamos en este escrito, Andrés Manuel López Obrador. Esto viene a colación, porque el 4 de diciembre de 2013, la prensa nacional escrita y televisiva publicó que ’López Obrador es operado tras sufrir un infarto de miocardio’ y, que, de acuerdo al parte de los médicos que lo atendieron ’ingreso al Hospital Médica Sur a las 2:30 horas (local) con evidencia clínica de un infarto al miocardio’. Así mismo, ’el cardiólogo Patricio Ortiz realizó una intervención quirúrgica, cirugía coronaria, en los primeros 30 minutos tras el ingreso’. El Dr. Ortiz manifestó que ’fue posible destaparse (la obstrucción) exitosamente’ y, que ’la arteria afectada presentaba placas de colesterol y coágulos que generaron el episodio cardiaco’.
Lo anterior, tiene una mayor relevancia, dado que éste político puede acceder a la máxima responsabilidad, la presidencia de la república, por que los ciudadanos deben conocer el estado de salud de quien pudiera ser su próximo mandatario, dados los problemas que puede ocasionar, en caso de tenerlos, en su capacidad de cumplir con sus responsabilidades constitucionales. Sin embargo, puede existir, que en sus decisiones influyan también los vaivenes y las ambiciones del principal círculo de poder que lo rodean. Quizás, ese mismo grupo trata de esconder y mantener alejado del conocimiento público la situación real de la salud del candidato, el señor López. Con esto, no se quiere decir que los síntomas estén totalmente a la vista, aunque existen evidencias que nos muestran que algo no está bien en el comportamiento del Führer de MORENA. Esto, se evidencia en su dificultad para soportar jornadas largas, moverse con agilidad, en su hablar que él quiere esconder diciendo, que no sabe,’ hablar de corridito’, como de algunas expresiones, las expuestas en la pasada Convención de Banqueros cuando dijo que no le ’tuvieran miedo, que a ellos no les iba hacer nada’ o del multicitado ’tigre’, mismas que son interpretadas como amenazas. Posteriormente, ha tratado de minimizar estas declaraciones diciendo ’que las interpretaron mal’, pero, olvidando, que en política lo importante ’no es lo que se dice, sino lo que se interpreta,’ o también, ’vale más la percepción que la realidad.’ Sin embargo, la historia nos ha enseñado, que no importa el estado de salud de un mandatario y, en este caso de un candidato, ese cerrado grupo de poder que lo rodea, no considera esta variable e insiste en ocultarla. El caso más representativo lo tenemos con George Pompidou, quien, a pesar de padecer leucemia y un linfoma, sus allegados políticos lo convencieron de que luchara por un segundo período a la presidencia de Francia, considerando sus enfermedades como ’secreto de Estado’, esto no pudo ser dado que al dirigir una reunión para discutir los mecanismos que Francia debía tener para el uso armas nuclearas, al presentarse un ataque de sus males tuvo que dejar la reunión, para posteriormente morir en un hospital. Todo ello, nos viene a la mente al escuchar al señor López decir que no pieza reelegirse, algo que constitucionalmente no puede, pero que laborara, no ocho horas diarias, sino diez y seis para duplicar su trabajo y, con ello, en un sexenio realizará lo de dos. Para una persona con problemas cardiacos, prometer tal cosa, no solamente es imposible, sino, lo que es más preocupante, es irresponsable. Una persona que ha perdido toda proporción y lo que únicamente recibe, son festejos y aceptación incondicional, al unísono que su enfermedad se encubre por sus principales allegados como ’secreto de Estado’, es realmente preocupante. En escritos anteriores, en los cuales nos hemos ocupamos del señor López, hacemos mencionamos que el mayor peligro era que no se conocía, ni existe interés por darlo a conocer, su estado de salud. Hoy, sigue siendo nuestra mayor inquietud y debería de serlo para todo aquel ciudadano responsable que ve mas allá de una elección, simpatías partidistas o de cumplir venganzas para satisfacer sus frustraciones. sergiocastro6@yahoo.com.mx

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.