Instrucciones para recibir el Año Nuevo


Como fondo musical puede ser o Los Ángeles Azules o canciones de Rocio Dúrcal o Luis Miguel. El ritual de la cena de Año Nuevo trae consigo discursos, deseos varios y excesos...

Instrucciones para recibir el Año Nuevo

Diciembre 31, 2017 15:50 hrs.
Literatura Municipios › México Estado de México / Texcoco
Alex Sanciprián › todotexcoco.com

Texcoco, Edomex.-
1.- Desata la máscara del impostado optimismo que te cargas cada que estás en el tumulto del jolgorio, y serénate aunque resuene en el centro de la celebración las risotadas de las infaltables conciencias ingenuas que se visten de pipa, guante y presumen sus alhajas de bisutería cada que se mecen la cabellera al soltar sus pueriles comentarios acerca de la felicidad que, según consideran, debe prevalecer en el alma de la party.

2.- Muéstrate con tono fraterno y sutil a la hora de interponer alguna observación. Criticar como acostumbras sería un innegable método para recibir, en cascada, en unánime desaprobación, el rudo desprecio familiar que te guardan no pocos de los tuyos. Recuerda que en el fondo de sus corazones quisieran ser como tú, pero el convencionalismo familiar y la perfumada compañía que les escolta les impide mostrarse tal cual. Prefieren el resguardo de la etiqueta social y entonces se asumen como si fuesen copias de la señorita etcétera y también caricaturescos clones del tío rico que al decir de los demás ’acostumbra decir tremendeces porque anda pasadito de copas’. Tú eres, recuérdalo, en la memoria de tu clan, el perfecto borracho que nunca ha sabido respetar a nadie.

3.- A la hora de los inevitables discursos suéltales el poema reciente que has escrito. Y si es de temática amorosa mejor. Reserva ese otro que has escrito con ardoroso empuje exótico, de erótica confección, a la hora de la madrugada, un poco antes que empiecen a organizar el karaoke, y el coro de las llegadoras melodías de Juan Gabriel. Si ya sabes que hablarán de nuevas metas por cumplir, de lindos balances de vida y de la acumulación de sus miserias por cortesía de sus casi reventadas tarjetas de crédito, entonces asúmete en la descolorida mediocridad que les encanta imponerte. Relájate e inclusive come gelatina y pastel y sonríele con calculada simpatía al briago tío ricote en cada una de sus previsibles opiniones y ocurrencias.

4.- Cuando te toque decir algo a propósito del Año Nuevo entonces sí deja que hable tu corazón. Intenta la brevedad y la contundencia. Procura recordar alguna analogía, algún detalle reciente o simplemente recuerda las palabras de William Blake y pronúncialas con ese dejo de destino manifiesto: ’En tiempos de siembra aprende, en tiempos de cosecha enseña y en el invierno goza. Conduce tu carro y tu arado sobre los huesos de los muertos. El camino del exceso lleva al palacio de la sabiduría’.

Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.