Isaac Newton estaba seguro de que las pirámides de Egipto escondían los secretos del Apocalipsis


*Tres páginas de apuntes escritos por Isaac Newton demuestran que buscó la clave del fin el mundo en las pirámides de Giza, en Egipto.

| Andrea Fischer | Desde guerrerohabla.com
Isaac Newton estaba seguro de que las pirámides de Egipto escondían los secretos del Apocalipsis

Cultura

Diciembre 18, 2020 20:07 hrs.
Cultura Internacional › México
Andrea Fischer › guerrerohabla.com

www.guerrerohabla.com

Pirámides de Giza. 18 diciembre, 2020.-Isaac Newton fue una de las figuras capitales del Siglo de las Luces en Europa. Físico, teólogo, inventor, alquimista y matemático, fue autor de diversos estudios en los que cuestionó la filosofía de la ciencia, aportando importantes volúmenes de conocimiento que cimentan el pensamiento empírico occidental. Por esta razón, los científicos se sorprenden de que fuera también astrólogo (en un momento en el que la astronomía aún no se separaba por completo de la pseudociencia), o que pensara que la clave del fin del mundo se encontraba inscrita sobre las paredes de las pirámides de Giza.

Como científico, Newton decidió no enfocarse en una única rama del conocimiento. Por el contrario, encontró riqueza en diversos campos del quehacer humano. Además, es bien sabido que era un hombre profundamente religioso, que unió su devoción con una curiosidad insaciable.

A principios de diciembre de 2020, Sotheby’s subastó tres páginas de apuntes suyos, en los que analiza las supuestas inscripciones detalladas sobre el fin del mundo en las pirámides egipcias. La mañana del 8 de diciembre, las tres hojas escritas con su puño y letra salieron a a la venta por más de 500 mil dólares.
Según un artículo escrito por Livia Gershon para Smithsonian Magazine, Newton quería encontrar pruebas para su teoría de la gravitación universal. Como alquimista, decidió volverse al conocimiento antiguo de los egipcios, que se había perdido con el paso el tiempo, para sustentar su desarrollo teórico.
Hoy podrían parecer áreas del conocimiento diametralmente distintas, según sugiere la especialista en manuscritos de Sotheby’s Gabriel Heaton, «pero no le parecían así a Newton en el siglo XVII’. Como cualquier hombre de su época, Newton no estaba peleado en lo absoluto con las que hoy se consideran pseudociencias.

Por el contrario, después de su muerte en 1727, se dio a conocer la gran cantidad de manuscritos sobre asuntos bíblicos que escribió durante periodos largos de su vida. En la época, incluso, la Iglesia lo hubiera tachado de hereje por la manera en la que hilvanó el conocimiento teológico con el que provenía de las «ciencias duras«.

De acuerdo con The Guardian, Newton empezó a interesarse por las pirámides hacia finales del siglo XVII. Para entonces, ya se había exiliado a sí mismo de la casa de su familia, gracias a una crisis de ansiedad que tuvo por la cantidad de trabajo que tenía encima.

Robert Hooke, su rival accérimo, le imponía una presión importante para formar parte de la élite científica inglesa de la época: ser miembro de la Royal Society no era cualquier cosa. Esta cantidad de estrés podría explicar que los apuntes de Newton estén quemados por las esquinas.

Sin embargo, Netwon no era el único interesado en la civilización egipcia. Por el contrario, como varios otros de sus contemporáneos, tenía la certeza de que los egipcios habían desarrollado conocimientos valiosos que se habían perdido con el paso de los siglos.

Aunado a su interés por la alquimia, tenía la convicción de que la clave para descifrar y predecir el fin del mundo estaba inscrita en las paredes de las pirámides. Siguiendo este objetivo, se interesó en el codo, una unidad de medida utilizada para alzar la Gran Pirámide.

¿Qué dicen los apuntes de Newton?
Newton estaba convencido de que, al comprender esta unidad, podría descubrir las dimensiones exactas de otras estructuras antiguas. En particular, se obsesionó con descifrar las dimensiones del Templo de Salomón, que pensaba que podría ser la clave para comprender el apocalipsis bíblico.

Aunque sus descubrimientos han influido en el curso del avance científico durante siglos, Sotheby’s señala que «para el propio Newton eran secundarios a sus más importantes estudios en alquimia y teología. Este último fue el mayor motivo de su investigación sobre metrología antigua».


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.