La consigna es: todos contra AMLO


Merecemos otro destino, no podemos seguir así. Votemos por ’Ya saben quien’. Meade es como ver un ropero cerrado... y platicar con él...

Abril 24, 2018 17:34 hrs.
Política Nacional › México Estado de México
Arturo Trejo Villafuerte* › todotexcoco.com

UNO. No es cualquier cosa lo que está en juego: es el futuro del país con los condicionantes de que seguimos como vamos -muy mal- o se cambia radicalmente de rumbo por el bien de todos. Por eso causa escozor las propuestas de AMLO, las cuales no son nueva, ya que el malogrado Luis Donaldo Colosio las había esbozado: la economía va mal, hay que cambiarla. Acaso ese fue uno de los motivos, o el motivo, que le costó la vida, ya que quien lo había puesto ahí, el innombrable, era el artífice del neoliberalismo que sigue acabando con el país, con los empleos, con las mejores condiciones de vida de los mexicanos. De ahí la oposición de los poderosos y beneficiados por esta postura económica que les conviene a ellos pero no al pueblo.
​Aunque también sectores del PRD y de Antorchga Campesina han colaborado empecinadamente en degradar la política, con burdas pancartas y actitudes hostiles hacia quienes no son de su bando. Igual los mensajes de Meade, cargados de ironía y moradcidad, según él, contra el político tabasqueño, haciendo densa la atmósfera preelectoral.
DOS. En el primer debate organizado por el INE en el Palacio de Minería, el pasado 22 de abril, ya se veía llegar, era muy previsible como parte de una escalada de Todos Contra López Obrador (ToCoLO). Y vaya sí lo hicieron: ninguno de los cuatro candidotes, dos independientes, uno del PRI y comparsas; otro del PAN y aliados, dejó de atacar y tratar de vulnerar al político tabasqueño, quien se mostró sensato, sereno y no cayó en las pueriles provocaciones de sus contrincantes.
​En los cuatro no hay ideas propias ni cuestionamientos al sistema del cual son parte y los cuatro repiten lo que es y será más de lo mismo: vamos bien, hay que seguir por este camino, aunque la realidad dice que vamos muy mal y se tiene qué hacer algo antes de que ya no exista México. La ventaja de AMLO como político es que él sí ha sido gobernador -del DF- y funcionario gubernamental, por lo que podemos decir que tiene experiencia en ese ámbito, de la cual carecen los demás, excepto ’El Bronco’ (a) ’El mocha manos’. Como dijo Jack ’El destripador’ y ’El Bronco’: vayamos por partes.
​La única mujer presente, Margarita Zavala, o según ella ’la Hillary Clinton mexicana’, fue una figura decorativa que personalizó sus propuestas para tratar de que la audiencia pusiera atención en ellas. Su declaración de que ella siempre ha sido demócrata, su reiteración a que ella era mujer y que vale por sí misma, además de sus ademanes enérgicos fueron llamativos, pero su cara larga nada más no le ayudó en nada y, sobre todo, el saber que ella por desgracia y como política -no es un asunto sexista-, sencillamente no es nadie sin su marido, y él a la vez es su peor y más pésima recomendación. Parecía humor negro que hablara de valores, de familia y de la presencia del Estado en todas partes para lograr la seguridad, cuando si algo hizo el ’chapelen’, su infame marido, fue desintegrar familias, dividir pueblos, con su estrategia antimafia (sic), antidrogra (sic) o anticrimen (sic), lo que sencillamente fue es y sigue siendo una guerra cruenta y no declarada contra todos, donde obviamente los civiles son los que la padecen.
​Jaime Rodríguez Calderón, ’El Bronco’, es en realidad un pony con muchas pretensiones, un político de nivel medio que ni siquiera ha sabido gobernar a su estado; su labor es el ser una cuña que se ajuste donde pueda hacer daño al candidato que lleva la delantera. Sus propuestas sencillamente fueron, son hilarantes y fuera de toda proporción: si se le corta la mano a los rateros, nuestro país va a ser un país de mancos que seguirán robando con la otra, como decía Álvaro Obregón de sí mismo. El sujeto llama la atención porque es directo pero a la vez atrabancado, pero eso no es hacer política, es más bien como para una charla de amigos en una cantina. Mis amigos de Nuevo León dicen que el estado es un desorden y que todas sus promesas de campaña -como las de EPN-, nada más no las ha cumplido y entonces ¿qué podemos esperar si gana la presidencia?
​José Antonio Meade sencillamente es plano, gris, no transmite ninguna emoción, es como ver un ropero cerrado y platicar con él; además ha dejado pasar un tiempo precioso para hacer algo por el país y el pueblo de México. Tiene 20 años en el servicio público, ha sido secretario de Estado cinco veces, en ninguna de ellas ha hecho algo por lo que se le recuerde, no sobresale, es de una exasperante medianía; claro, excepto las omisiones con las transas de Josefina Vázquez Mota cuando estaba en la SRE; el cerrar los ojos para no ver las tropelías de su antecesora, Rosario Robles, en Sedesol; no saber nada del fraude maestro y la triangulación de dineros usando a varias universidades. No se le puede creer que si gana todo cambiará. O es muy iluso o cree que no le van a cobrar las facturas y favores quienes lo han puesto donde está. El dirigirse X número de veces a AMLO, como si el debate fuera entre él y el moreno, nos hizo saber el miedo que le tienen a López Obrador, porque es seguro que cambien muchas cosas en el país y para bien. AMLO es un peligro para ellos, no para el pueblo de México. Además su reiterada mención a los tres departamento del representante de Morena, lo hicieron ver pusilánime y medroso, como si no supiera -¿o no sabe de verdad?- todas las triqiñuelas y transas del partido que lo postula. Su doctorado por lo visto no le aporta nada a su sentido común.
​Ricardo Anaya podría ser un buen presidente, tiene a su favor su juventud -lo que tampoco es ninguna garantía porque EPN era joven y vean cómo nos ha puesto-, pero lo que hay atrás de él es terrible y, por desgracia, no son inventos porque todo está documentado. Una fortuna amasada gracias a sus puestos públicos y a los ’moches’. Pero tampoco es un sujeto prudente y debe muchas, por lo que de la misma manera le pasarán la factura y le cobrarán muchos favores y deudas que lo han puesto donde está. Es perogrullada decir que él era el menos malo del PAN y, claro, del PRD, partidos que unidos son como el agua y el aceite y así dejarán lo que toquen: resbaloso. Su triunfalismo, su insistencia en que él ganó el debate, lo señalan como un voraz y nada cauto político
​AMLO se mostró cauto, sereno, no cayó en provocaciones, aunque cometió un error al decir que había ofrecido el avión presidencial a Donald Trump, cuando primero tiene qué ganar la presidencia y luego deshacerse de ese aparato que es una ofensa para un pueblo pobre. Pese al resbalón, se notó que había una línea en contra de él.
TRES. Todos vimos el debate -o muchos al menos-, entonces sobre advertencia no hay engaño: ahí están los candidotes que seguirán con más de lo mismo; o el candidato que, de verdad, aspira a lograr una transformación por el bien del país y del pueblo, que ya lo necesitan, que ya lo piden a gritos. Merecemos otro destino, no podemos seguir así. Votemos por ’Ya saben quien’.


————————————————————————-


* Arturo Trejo Villafuerte (Ixmiquilpan, Hgo., 1953) es egresado de la FCPyS de la UNAM. Sus más recientes títulos publicados son: De Neza York a Nueva York. From Neza York to New York. Una antología de poesía de la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York. A bilingual anthology of the poetry of Mexico City and New York City (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2015. 220 pp), Escobas de fuego (Historias de brujas), (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Amores chapingueros (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Ret(r)azos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2017. 34 pp.), Respirando por la herida (Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2017. 94 pp.), incluido en La medusa dual. Antología bilingüe español portugués (Selección poética de Fernando Reyes Trinidad y traducción al portugués de Leo Goncalves (Ed. Cisnegro, México, 2017. 112 pp.) y Balbuceos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2018. 34 pp.). Ha ocupado diversos cargos en instituciones culturales y universitarias, además de ser editor de varias colecciones literarias. Actualmente es profesor investigador de la Universidad Autónoma Chapingo y miembro del IISEHMER de la misma institución. Colaborador asiduo de la revista Molino de Letras y todotexcoco.com.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.