Carlos Ravelo Galindo | diarioalmomento.com

En las Nubes

Carlos Ravelo Galindo


 La Fe    (uno de dos)

La Fe (uno de dos)


Abril 22, 2018 21:12 hrs.
Entretenimiento Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo › diarioalmomento.com

Hoy, después de tantos años la fe sigue escasa. Seguimos con nuestros miedos de ’Todos sabores y colores’. No obstante. Es obvio, no hay la menor duda, que la Fe, con mayúscula, mueve montañas. Y platicarlo con nuestro dilecto amigo, don Fernando Calderón Ramírez de Aguilar, ya restablecido, lo confirma. La Fe (del latín fides) es la seguridad o confianza en una persona, cosa, deidad, opinión, doctrinas o enseñanzas de una religión. También puede definirse como la creencia que no está sustentada en pruebas, además de la seguridad, producto en algún grado de una promesa.
Bertrand Russell en su libro sociedad humana, en la ética y la política, declaró toda fe como dañina y menciona que solo hablamos de ella cuando queremos sustituir la evidencia por emociones distintas.
Denunció que, dado que ninguna de ellas puede defenderse racionalmente, se convierten en una fuente de guerra y una consecuencia inevitables de albergar cualquier fe.
Una creencia sin evidencia. Un proceso activo de no pensar y que una práctica que solo degrada nuestro entendimiento es para el Doctor Peter Boghossian de la universidad de Portland, fingir saber algo que no sabes.
La fe religiosa tiene una serie de puntos comunes en casi todos los cultos existentes. Analizar algunas. Nos invita el traumatólogo Calderón Ramírez de Aguilar.
Bahaismo conocido como la fe Bahá´i es una religión monoteísta cuyos fieles siguen las enseñanzas de Bahá´ullah su profeta y fundador a quien consideran la Manifestación de Dios. Cuenta con 7,5 millones de seguidores y se ha traducido a 802 idiomas. Con varios templos sobre todo en los Estados Unidos de Norte América denominados The Bahá’i House of Worship. Se funda en tres unidades: la de Dios, la de la humanidad, y la unidad de la religión como una serie de revelaciones sucesivas.
Tiene un documento conocido como voluntad y testamento en donde designa a su nieto mayor Shoghi como guardián del Bahaismo.
Budismo es un componente importante de las enseñanzas de Gautama Buda, tanto en las tradiciones del Therávada y el Mahayana. Sus palabras se registraron originalmente en el lenguaje Pali y la palabra Saddhá se traduce generalmente como fe, no obstante requiere cierto grado de confianza.
A veces se interpreta como una convicción de que algo es, una determinación de lograr metas personales, una sensación de dicha, producto de las dos anteriores.
Mientras que la fe en el budismo no implica fe ciega, las enseñanzas de Buda se centra en el entendimiento de que Buda es un ser despierto, en su papel superior como maestro, en la verdad de su Dharma y el Sangha. Esta tiene el propósito de conducir a la iluminación, o bodi, y el Nirvana. Volitivamente implica una decisión resoluta y valiente. Combina el propósito firme y la autoconfianza de que se podrá lograr lo que desea. La fe en el budismo puede resumirse en lo que se conoce como las tres joyas, el Buda, el Dharma y el Sangha.
Al contrario de cualquier forma de ’ fe ciega ’, las enseñanzas de Buda incluyen aquellas incluidas en el Kama Sutra y exhortan a sus discípulos a investigar cualquier enseñanza y vivir de acuerdo a lo aprendido y aceptado en lugar de creer en algo simplemente debido a que así fue enseñado.
Cristianismo. La fe en el cristianismo se basa en la obra y enseñanzas de Jesús de Nazaret. El cristianismo declara no caracterizarse por la fe, sino por el objetivo de la fe. En lugar de ser pasiva, la fe conduce a una vida activa alineada con los ideales y ejemplo de la vida de Jesús. Es pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. La actitud de la voluntad la describe con excelencia San Agustín en la siguiente forma ’credere non pote non potest nisi volens’. Santo Tomas hace énfasis en la unión entre voluntad y pensamiento al decir que la fe es tener por seguramente verdaderas afirmaciones intelectuales bajo el influjo y adhesión de la voluntad.
El antiguo testamento para representar la actitud de fe, son batah- esperar confiadamente la ley, profetas y escritos que dan las revelaciones.
El nuevo testamento. La fe está totalmente ligada a la revelación del reino de Dios que ayuda y se adelanta a las personas y mueve sus corazones para dirigirlos a Él. Sin embargo creer es un acto auténticamente humano que no es contrario a la inteligencia ni a la libertad del hombre. Mañana seguimos. craveloygalindo@gmail.com

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.