La fruta dorada de la nostalgia; en Calpan, Puebla, fue la 12av Feria del Tejocote


Fue un cordial evento de aprendizaje colectivo, del 17 al 18 de noviembre. Se habló del tejocote como una fruta endémica y domesticada de la Sierra Nevada con alto potencial productivo y de consumo: en fresco, industria refresquera, industria dulcera, medicinal, gastronomía, y repostería.

Noviembre 22, 2018 12:02 hrs.
Universitarias Estados › México Puebla
Alex Sanciprián › todotexcoco.com

San Andrés, Calpan, Puebla.- Del tejocote como la fruta dorada de la nostalgia puede adherirse un par de ideas a bote pronto: es por el delicioso aroma que le imprime al ponche y su sabor que sabe a interminable charla. Es, también, por la sencillez como se le recuerda al acercarse las fiestas de diciembre y sus posadas y por su imprescindible presencia en la piñata, el ponche, en el ate, en el pastelillo, en el helado, y en su dote como ingrediente sanador de una presunta gripe o dolor de garganta.

El tejocote y sus bondades. La inmediata referencia de cuando se es feliz al amparo del ponche, con la familia, en la piñata, en la convivencia, al degustar un postre con su sabor inconfundible.

Tal parece que sus aportaciones como coadyuvante de varias enfermedades han perdido terreno en los nuevos paladares. Son legión quienes poco aprecian el ’texócotl’, como se decía en náhuatl.

Este fruto es noble y se aprovecha todo desde la raíz hasta la fruta, ya que se consume en fresco como centro de mesa, para las piñatas y aguinaldos, asimismo se transforma en ates, mermeladas y conservas.

En la industria se extrae la pectina del tejocote, que sirve para fabricar jugos y para el sector de la cosmetología; además la raíz y la flor se usa en la industria naturista como medicina natural, de ahí, que tienen mucha demanda.

Hoy una caja de tejocote puede costar entre 250 y 400 pesos y contiene unos 20 kilos, además, con las técnicas de poda, abono orgánico y cuidado al árbol el fruto puede llegar a tener una dimensión similar a una pelota de golf.

El tejocote es endémico de México y sobre todo de la región de los volcanes en Puebla, por ello, que toda la Sierra Nevada y su micro clima la hacen idónea para la producción.

De tal suerte, asistir a la 12av Feria del Tejocote en Calpan, Puebla, el pasado 17 y 18 de noviembre, resultó ser una grata experiencia de mirar y saborear tejocotes de diversos tamaños, algunos que parecen manzanas, inclusive.

Fue un derroche de color y sabor, y de conjugación de esfuerzos colectivos para consolidar el poblado de Calpan como el mejor centro productor del país, por las condiciones climáticas, así como los recientes trabajos para activar, precisamente, su producción a través de una intensiva labor de capacitación entre los productores para podar los árboles de tejocote en la zona. Esta labor la realiza en Calpan y sus alrededores, desde hace cerca de 14 años, el doctor Raúl Nieto Angel, especialista fitotecnista, egresado de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh).

El doctor Raúl Nieto ha estado inmerso en el tejocote y su potencial desde 1979.

Ha trabajado en esta especie, fundamentalmente, en el estudio de la diversidad, conservación ex situ, con un Banco de Germoplasma ubicado en Chapingo y único en el mundo con 196 colectas, en donde se han generado 20 variedades comerciales, la Guía Técnica del Tejocote avalado y publicado por la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), organización intergubernamental con sede en Ginebra (Suiza), la Norma Mexicana del Tejocote (NOMX-Tejocote), y La Marca Colectiva (Texócotl) (aprobada recientemente por la Secretaría de Economía y publicado por el Diario Oficial), y lo más importante, se ha promovido su aprovechamiento y usos, a través de las Ferias del Tejocote que se realizan en Calpan, Puebla, desde el 2007.

Ahora, durante la 12av Feria del Tejocote, el doctor Nieto recibió felicitaciones y reconocimientos de las autoridades municipales de San Andrés Calpan.

’Recibí de manos del Presidente Municipal de San Andrés Calpan, Heriberto Hernández, el reconocimiento por liderar el rescate, la conservación y generación de variedades del tejocote en México; y también tuve la grata compañía de Doña Virginia Torres, lideresa, mujer emprendedora, además de incansable en el trabajo en favor de los frutales en la Sierra Nevada, especialmente en Tejocote; Matilde Benito Torres, "aprendiendo la lección". Y con la agradable compañía de la Presidenta del DIF Municipal de Calpan’.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.