Roberto Vizcaíno | guerrerohabla.com

Tras la puerta del poder

Roberto Vizcaíno


La irrefutable convicción de Emilio Gamboa…

La irrefutable convicción de Emilio Gamboa…


Marzo 15, 2018 19:07 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Roberto Vizcaíno › guerrerohabla.com


Por el hueso… | Luis Xavier
Para Emilio Gamboa no hay más: quién ganará la Presidencia de la República no es Andrés Manuel López Obrador, sino José Antonio Meade.

Se puede decir que de los pocos que saben de qué hablan en este país cuando se refieren a triunfos electorales, Gamboa está en una butaca privilegiada.

El líder de la fracción tricolor en el Senado de la República, el yucateco Emilio Gamboa no sólo es el político con la mayor presencia en el Primer Círculo del Poder de 1978 a la fecha, es quien desde su posición del líder legislativo más experimentado y respetado impulsó las 12 reformas surgidas del Pacto Por México con las que se recordará a Enrique Peña Nieto.

Y es quien reveló la tercia de aspirantes presidenciales del PRI en la que se incluía a José Antonio Meade, quien finalmente resultó el elegido.

No hay otro político que como él, que haya estado en tantas tomas de decisiones sucesorias desde el lanzamiento de Miguel de la Madrid en 1981 de quien era y fue secretario particular primero como titular de Programación y Presupuesto y Luego como Presidente de la República.

En esa posición vivió –e influyó–, en el lanzamiento de Carlos Salinas en 1988 y posteriormente estuvo cerca del lanzamiento de Luis Donaldo Colosio y a su muerte, de la nominación de Ernesto Zedillo y después de Francisco Labastida.

Como influyente senador del grupo de Enrique Jackson y el Tucom en 2005-06, jugó sus cartas en aquella elección que perdió Roberto Madrazo y sin duda estuvo luego muy cerca de la nominación de Enrique Peña Nieto en 2011-12.

En el destape de José Antonio Meade el senador Gamboa estuvo siempre cerca de Peña Nieto, con quien se iba a jugar golf los fines de semana –una de esas lo fotografiaron subiéndose a un helicóptero del Estado Mayor en el campo Marte–, seguramente para poder analizar fuera de los oídos indiscretos todas las posibilidades electorales del momento.

¿Pero por qué hago todo este relato?

Porque ayer Gamboa se llevó a los más de 50 senadores del PRI a recorrer las obras del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y poder así responder a Andrés Manuel López Obrador quien días antes había vuelto a señalar que, cuando llegue a Palacio Nacional (porque piensa vender Los Pinos junto con el avión presidencial, ese que no tiene ni Obama), suspenderá esta construcción y pondrá el nuevo aeropuerto en la Bases Militar de Santa Lucía.

Una sola respuesta de Gamboa valió el recorrido. Interrogado respecto a si habría que convencer a AMLO de la importancia del Nuevo Aeropuerto, el yucateco dijo en automático, desde el fondo de su irrebatible convicción:

’… no, no hay que convencerlo, él no va a ganar la Presidencia de la República; la Presidencia la va a ganar José Antonio Meade’. (Negritas y cursivas de este reportero)

Habló el político del que hablé al principio. Ese que ha vivido de cerca todas las sucesiones presidenciales de los últimos casi 40 años.

Lo demás fue reiterativo: el Nuevo Aeropuerto es la obra más importante que se construye en el mundo; ya se ha invertido ahí 150 mil millones de pesos y están en un Fondo 7,500 millones de dólares más para ser aplicados en su momento; hay involucradas 300 empresas mexicanas en su construcción y hoy da empleo a 45 mil mexicanos y, ya en operación, dará trabajo permanente a 500 mil más.

Durante el recorrido de los senadores y Gamboa, la explicación la hizo Gerardo Ruiz Esparza, titular de Comunicaciones y Transportes a quien a su vez acompañó Bernardo Lisker, el representante de MITRE (del mundialmente reconocido Instituto Tecnológico de Massachusetts, localizado en Harvard, pues) en México.

Ahí quedó en claro que un aeropuerto no se construye por capricho, sino porque lo primero que se debe hacer es analizar el espacio aéreo, y después proyectar lo que va en tierra: edificio, oficinas, pistas, hangares, etc

A Gamboa el recorrido no sólo le importaba por lo político, sino porque él mismo fue titular de la SCT con Carlos Salinas y le tocó decidir sacar hacia Toluca los vuelos privados.

Ahí había vacas, y terrenos con cultivos. Hoy, afirma:

’Tomamos una decisión compleja, llevamos toda la aviación civil a Toluca y quiero que vayan y vean lo que pasó. Cuando yo fui había vacas y terrenos baldíos, no había nada; hoy hay una zona industrial muy poderosa del Estado de México, hay una zona habitacional enorme (son más de siete zonas habitacionales) y se generaron más de 100 mil empleos…

’… este aeropuerto (el nuevo) va a generar 450 mil empleos, es una ciudad media de toda la República, en una zona –pueden preguntar a toda la gente que está trabajando aquí– donde había pobreza y donde este polo de desarrollo, que con gran orgullo será uno de los tres mejores aeropuertos del mundo, que detonan desarrollo y progreso, y que muestran la grandeza de este país.

’Pensemos en grande, yo como secretario también vi la posibilidad de Santa Lucía, no daba, los flujos aéreos no dan; no son ocurrencias si cierro o no cierro porque voy a ahorrar, que no piense que va a ganar’, indicó.

Murales de la SCT

Al concluir el recorrido, el secretario Ruiz Esparza hizo el siguiente anuncio. Indicó que los murales de los pintores históricos José Chávez Morado, de Juan O’Gorman, Arturo Estrada y de Rosendo Soto que durante décadas adornaron el conjunto de edificios de la SCT, y que serán retirados porque los edificios van a ser demolidos debido a que resultaron gravemente dañados por los últimos sismos, serán reubicados por el Instituto Nacional de Antropología y la Secretaría de Cultura en el nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, una vez que haya concluido su construcción dentro de 3 o 4 años.

Fake News

Uno de los aspectos más preocupantes del proceso electoral en curso, es para muchos el de las Fake News que corren alegremente y sin freno por las redes sociales.

Por ello en el Senado se realizó ayer el Foro ’Fake News: Retos legislativos para las plataformas digitales’, dentro de un intento de algunos legisladores por impulsar algunas iniciativas para anular las noticias falsas.

Durante este foro intervinieron especialistas y senadores quienes al final sólo llegaron a una conclusión: es imposible no sólo anular las Fake News, sino ni siquiera filtrarlas para disminuir su efecto.

Raúl Gracia Guzmán, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, indicó que estas noticias falsas son un riesgo para la democracia, porque genera criterios equivocados en los electores.

El senador de Morena Zoé Robledo, presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, propuso cazar estas noticias y anularlas porque sin duda pueden afectar la confianza de los ciudadanos.

David Flores Ávalos, presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos Norte le pidió a sus compañeros legisladores tener cuidado con sus propuestas porque se podría afectar el ejercicio de la libertad de expresión en las redes sociales.

Nicholas Thompson, editor en jefe de la revista Wired afirmó que no existe una solución legislativa y que la solución ideal sería ajustar los algoritmos que impidieran el flujo de estas noticias sin afectar la expresión de los ciudadanos.

En Alemania, les dijo, entró en vigor una ley que obliga a las empresas de redes sociales a retirar noticias falsas en un plazo de siete días y que en Estados Unidos han propuesto hacer público toda compra de publicidad de candidatos.

Marco Levario, director de la revista Etcétera una publicación especializada en medios, dijo que el manejo de los logaritmos no es un elemento fundamental para enfrentar la difusión de información falsa. Se requiere un cuerpo normativo para regular a los agentes de las redes sociales, y no esperar a las soluciones que propongan las empresas que las crearon.

Mario Campos, periodista y politólogo, dijo que para terminar con las noticias falsas, los medios deben verificar la información, contrastarla y separarse de una agenda política que manipule la información, es decir, hacer periodismo.

Dijo que el reto de México es la alfabetización mediática, porque actualmente los ciudadanos no son críticos de la información que consumen, y deben obligarse a consultar diversas opiniones y aprender a debatir.

Todos los participantes dejaron en claro que el tema es por demás complejo y sin una solución inmediata, lo cual advierte que el proceso electoral en curso será un campo abierto para las Fake News.

vizcainoa@gmail.com
www.endirecto.com.mx
@_RVizcaino
facebook.com/rvizcainoa

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.