Sócrates A. Campos Lemus | diarioalmomento.com

¡Qué conste... son reflexiones!

Sócrates A. Campos Lemus


La ley del Bronco

La ley del Bronco


Abril 24, 2018 18:29 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

Por favor ya no me manden memes del ’debate’ y lo que si es necesario que se hagan los ajustes en donde sean pertinentes para que, gane quien gane, aplique la única propuesta decente que se tuvo en esas dos horas de aburrimiento de los cuatro mosqueteros contra amlo, el pequeño, que de pronto, al quedar en silencio se le veía obtuso, difuso y oscuro, como buscando algo que se le perdiera, y como eran tantos políticos en la zona, pues no sabía en dónde se había guardado la cartera, pero en fin, la única propuesta no indecorosa sino decente, ha sido la de: EL BRONCO, con eso de que hay que cortarle las manos a los ratas y pues así recordemos que a Obregón, a lo mejor, lo mataron por ser medio rata ya que solamente tenía un brazo y a otros muchos los podríamos ver mochos o mancos de acuerdo a los daños causados a la nación, Pues no es tan mala la propuesta digan lo que digan esos mochilas de los derechos humanos…

Y por cierto, el nazi, Anaya, ya hubiera llegado sin los dos brazos por aquello del lavado y de las grandes corruptelas que ha propiciado con el cuento de que es ’honesto’, y Meade, pues ya se vería como un personaje de comics cuando le quitaran los dos brazos por aquello de todo los que se ha perdido en Hacienda, y ya veríamos los desmadres que tendría que hacer, Margarita, cuando en vez de chupones o lechita, le tuviera que dar a su maridito, o lo que quedara de él, cuando exigiera que le sirviera los chupes y los tequilas, y así la tendría todo el día ocupada, llenando tragos y dándolos a tomar, cuando el viejo ya no tuviera brazos ni piernas por todo lo que se robó.

Pues chistocitos se verían Videgaray, y todos le dirían: el virrey mocho, no por persignado sino porque le habrían quitado algún brazo, ya nos podemos imaginar las de Caín que tendría que pasar a la hora de ir al baño a defecar, a la hora de la limpiada el ex secretario de comercio y los desmanes que se tendrían que hacer cada vez que le diera por hacer de la chis o de la popó, y bueno ,ya ni les cuento las de Cain que pasarían los 24 gobernadores que si los juzgaran por lo que se chingaron a lo mejor solamente les dejarían el torso y la cabeza, sin orejas, porque sus penas son muchas y sus transas demasiadas, para que alcancen andar en dos piernas, y bueno, ya ni pensar en que el presidente tuviera trato especial en el tema, y así pues, muchas miles de fans de Peña ,se lanzarían a morir a su lado cuando le vieran sin manos para cachondear, sin piernas para abrazar, solamente el cuerpecito y las historias que se deberían de hacer para tener sexo del bueno y, la pena, es la cargada a cada ocasión.

De entrar en vigor la LEY DEL BRONCO que no es lo mismo que la ley del monte, todos los políticos deberían andar cargando una hielera para los reingertos, y además, de una bolsita especializada para los implantes que se requieren. Y bueno, digo yo, aprovechando la propuesta de la LEY DEL BRONCO, por qué no castigar a los maridos infieles cortándoles lo que ya saben qué, o a las señoras infieles les corten las protuberancias que tanto admiramos los hombres y no importa que no fueran corruptos o corruptas pero de aplicar las nuevas leyes propuestas por el señor Bronco de verdad que cambiaría mucho el país, bueno, hasta podríamos buscar el nicho de negocios en el tráfico de órganos y aprovechar las demandas en ojos, hígado, pulmón, riñón, etcétera, para promover al país como un gran surtidor de bienes carnales para la exportación, o bien, promover las clínicas para que en vez de andar haciendo las payasadas de los médicos de implantes, pues pudiéramos promover al país en especialización de colocación de órganos en enfermos que lo requieran, así lo que se robaron los ratas, pues podrían ser devueltos en cachitos, como en la lotería…

Y para que en verdad fuera una ley para disuadir a la delincuencia, pues se podrían inventar que sea retroactiva para que los que buscaran la impunidad o la hubiere gozado no se quedaran sin castigo tal como lo demandó el Nazi Anaya, o como es la demanda de todos los mexicanos, la neta es que sería bien padre el espectáculo que se podría montar en los centros ceremoniales del país o en el mismo centro histérico de la capital, en el Templo Mayor, porque se podría cobrar alguna plata para que los asistentes tuvieran emociones fuertes y algo novedoso que contar los turistas que llegaran a la capital de la honestidad, en esos mismos centros ceremoniales del país se les podría tomar juramento a los funcionarios y funcionarias que aplicarán para ser políticos, funcionarios de hacienda, de la policía, de bancos, y con ello, se podrían atraer grandes inversiones internacionales ya que siendo la capital de la honestidad, comprobada por el número de mochos, no de moches, los inversionistas confiarían en que no les chingarán el dinero, los políticos, los banqueros ni los policías y menos los empresarios deshonestos, además, se podría estimular la producción de cuchillería para amputaciones y de especialistas en el tema, que no le temblaran las manos, como dicen en mi pueblo, cada vez que tuvieran que poner orden y honestidad en el país…. hay pinche bronco, en serio que te la fumaste, aunque no te robaste las ideas, simplemente, las copiaste…¿será que lo convencieron los musulmanes? un Bronco en favor de: Alá…chigada…

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.