Agencia de noticias Plata Pura | guerrerohabla.com

La prensa debe ser libre


*López Obrador conoce el poder de las palabras y más cuando se trata de la palabra presidencial.

La prensa debe ser libre

Mayo 05, 2019 23:45 hrs.
Periodismo Nacional › México Guerrero
Agencia de noticias Plata Pura › guerrerohabla.com


5 mayo, 2019

¿Para qué necesitamos a la prensa libre? Para entender el mundo y el momento que nos tocó vivir y hacer lo correcto para mejorarlos.

Las redes sociales son hoy herramientas útiles para los ciudadanos, para informarse, para expresarse, pero los medios de comunicación y el periodismo profesional, tienen una labor especializada: informan y cumplen la función democrática de ser contrapeso y equilibrio frente al poder. Los medios y el periodismo no son un acompañamiento complaciente o acrítico.

Hemos visto con preocupación cómo el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha referido a la prensa —y en especial a un periódico— como sus enemigos y los ha hecho blanco de sus ataques en sus conferencias mañaneras.

Nadie pone en duda que el mandatario debe decir lo que piensa y si es necesario, ejercer su derecho a réplica. Si por algo está hoy en Palacio Nacional es porque ha planteado una historia y una interpretación de la realidad nacional que convenció a quienes votaron por él.

López Obrador conoce el poder de las palabras y más cuando se trata de la palabra presidencial. Por eso mismo está obligado a hacer acopio de prudencia, pues quien ataca a la prensa no es un ciudadano común, sino el presidente de la República que debe representar a todos y evitar las funestas consecuencias del repudio a la prensa libre y crítica.

Sus palabras pueden derivar en la desacreditación de la labor periodística, o peor aún, en el odio colectivo hacia los medios de comunicación, solo por el simple hecho de no estar en línea con su pensamiento o por analizar, criticar y cuestionar sus decisiones.

Las amenazas de muerte en contra del director del diario Reforma, Juan Pardinas, no son casualidad, no pueden mirarse ajenas a un discurso presidencial de reproche y descalificación hacia un medio de comunicación.

De ninguna manera se puede decir que el Presidente haya ordenado una agresión, pero tampoco se puede negar que es de su enojo de donde abrevan algunos de sus seguidores.

Templanza, prudencia y paciencia. En la medida que el presidente se serene, podrá con mayor rapidez reconciliar a México, como lo ha prometido.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.