La prueba mayor: las elecciones


...fue muy bueno que México le ganara en el fútbol a Alemania, pero sería mucho mejor que México, el pueblo, nosotros, le ganemos a los políticos corruptos y deshonestos, los que hasta ahora se han repartido el poder. ¡Démosle una oportunidad a AMLO!

La prueba mayor: las elecciones

Junio 20, 2018 13:31 hrs.
Elecciones Nacional › México Estado de México
Arturo Trejo Villafuerte* › todotexcoco.com

UNO. Hay mucha belicosidad en muchos sectores da la sociedad. A través de las redes sociales, hemos sido testigos de cómo en Rusia, sujetos supuestamente ’pirruris’, agreden a ’chairos que traen botargas o máscaras de AMLO.
Incluso un anciano en silla de ruedas, quien traía una máscara de López Obrador, fue tirado de la misma por un sujeto deleznable y cuyo acto es profundamente condenable desde cualquier punto de vista.
Así las cosas, deberíamos de estar más enojados, y todos, con el gobierno y con el que dice que nos gobierna, quien aprovechó la euforia futbolera y el triunfo de la Selección de la FMF sobre Alemania para hacer otra de su ya larga lista de atrocidades: privatizar o poner en manos de particulares decenas de mantos acuíferos de nuestra nación.
La situación en que nos están dejando estos ya casi 40 años de neoliberalismo ya es insostenible y grave para nuestro país. Y las respuestas que podemos dar, deben de ser por la vía legal y con lo que está a nuestra mano: con los votos.
Estoy seguro que si AMLO llega a la presidencia echará para atrás tan lesiva medida que afecta a millones de mexicanos. El agua es de todos y no la puede privatizar un sujeto que dice que nos gobierna nada más porque sí.
Sin ninguna duda que este gobierno de EPN será recordado por todos los golpes bajos que le dio a la economía de los mexicanos y por los vistosos casos de corrupción.
Por eso el candidato de Peña, que no del PRI, nada más no levanta; mientras que el Ricki Ricky Canallín vocifera y amenaza pero nada más tampoco levanta como para, como él lo proclama, ser adversario del político tabasqueño. Y claro esto es en las encuestas. Otro factor a considerar son los actos de campaña, donde cientos, miles, salen a recibir y escuchar a AMLO, cosa que nada más no sucede con los otros dos contrincantes. Del ’Bronco’ o ’Pony’ es mejor ni hablar: es un chiste de cantina.
DOS. Ahora estamos ante la prueba mayor: las elecciones. En ellas se decide, de verdad, el futuro del país: o seguimos con más de lo mismo, como proclama el cinco veces secretario de Estado que nada más como funcionario no hizo nada por el beneficio o a favor del pueblo; lo mismo que el sonrisas que representa a esa mezcla rara de PRD con el PAN y anexas; o definitivamente le damos la oportunidad a AMLO de que siquiera nivele o enderece al país, lo cual no es nada fácil, debido a la desastrosa situación en que la han dejado el PRI, PAN y PRD.
Pero el poder es el poder y quienes lo detentan, no quieren ni querrán dejarlo nada más porque sí. Ellos están poniendo las cosas turbias y, repito, no son los seguidores de AMLO y Morena sino los otros: sobre todo el gobierno federal, los gobernadores, el PRI, el PAN y el PRD, sobre todo, porque saben que se está acercándose el momento en que perderán muchos de sus privilegios y canonjías.
TRES. Sólo con los votos masivos y la participación de todos el primero de julio, se logrará ese acto heroico de echar afuera al PRI del poder. La vez anterior y gracias a los votos útiles que en realidad eran anti PRI, el PAN puso llegar al poder pero su representante, Vicente Fox, fue incapaz de hacer algo digno. Desaprovechó el gran capital político que tenía para hacer cambios verdaderos y profundos a una economía sumamente dañada precisamente por el PRI –y ahora es lengua larga más terrible que he conocido, y que conste que cuando estuvo en el poder no predicó nunca con el ejemplo-.
Y ya no se diga el desastroso sexenio de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa –FeCal- y luego del terrible de EPN –auténtico despeñadero para nuestro país-.
CUATRO. Sobreviví a las Guarderías del IMSS, a una escuela de monjas, a una prevocacional, al 68, al halconazo del 71, a los porros de Prepa 9 y a los gobiernos de Miguel de la Madrid, el innombrable y mafioso, al de Zedillo, Fox, FeCal y al despeñadero, a muchos asaltos de los bancos mexicanos (sic) así como de maleantes comunes y corrientes, sin ninguna duda merezco un buen gobierno.
Y ese sería el pensamiento de millones de mexicanos que están buscando una esperanza, un consuelo. Imposible nada más quedarse con las, a veces, pocas satisfacciones deportivas que nos dan algunos atletas nacionales: sobre todo en box, atletismo y fútbol. Eso es pasajero y efímero.
Todos necesitamos una mejor vida, un mejor país, una mejor sociedad. Pero si algo ha caracterizado a los políticos neoliberales que se han formado de 30 años para acá, es que son zafios, pusilánimes, pragmáticos en el peor sentido. Ven primero su interés, luego su interés y al final su interés. No piensan –si es que lo hacen- en el bien común, en las necesidades de los demás. Por desgracia muchos han llegado a donde están gracias a nuestros votos.
Por lo mismo, es importante no equivocarse a la hora de votar y hacerlo por los candidatos que de verdad nos representen. Ya basta del lesivo neoliberalismo que privilegia al capital por sobre el trabajo, cuando todos sabemos que el trabajo es el que genera la riqueza. Merecemos trabajos bien pagados, merecemos un campo próspero y esmerado que nos dé para bien comer, merecemos gobiernos honestos, policías, ejército y marina honrados. Un ¡Ya basta! Es justo y necesario y ni siquiera lo digo por mí, sino por las generaciones que nos siguen: nuestros hijos y nietos.
CINCO. Hay un poema del gran escritor José Emilio Pacheco que se llama ’Alta traición’, donde señala que el fulgor de la patria no lo conmueve, pero sí cuatro o cinco ríos y muchas personas, así también pienso yo al ver a personas en situación de calle, a los miles de pobre que sobreviven –esa es la palabra- en este país que sigue siendo rico pero que se han encargado de saquear los ricos y los políticos como Larrea y EPN, por ejemplo.
Así también pienso que fue muy bueno que México le ganara en el fútbol a Alemania, pero sería mucho mejor que México, el pueblo, nosotros, le ganemos a los políticos corruptos y deshonestos, los que hasta ahora se han repartido el poder. ¡Démosle una oportunidad a AMLO!
De ninguna manera podemos estar peor y ya basta de las patrañas con las que nos quieren espantar: de que estaremos como Venezuela o Cuba (sic), cuando en realidad nosotros no estamos precisamente como en Suiza ¿o sí? ¿Usted qué opina amigo lector?

------------------------------------------------------------------------------


* Arturo Trejo Villafuerte (Ixmiquilpan, Hgo., 1953) es egresado de la FCPyS de la UNAM. Sus más recientes títulos publicados son: De Neza York a Nueva York. From Neza York to New York. Una antología de poesía de la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York. A bilingual anthology of the poetry of Mexico City and New York City (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2015. 220 pp), Escobas de fuego (Historias de brujas), (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Amores chapingueros (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Ret(r)azos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2017. 34 pp.), Respirando por la herida (Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2017. 94 pp.), incluido en La medusa dual. Antología bilingüe español portugués (Selección poética de Fernando Reyes Trinidad y traducción al portugués de Leo Goncalves (Ed. Cisnegro, México, 2017. 112 pp.) y Balbuceos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2018. 34 pp.). Ha ocupado diversos cargos en instituciones culturales y universitarias, además de ser editor de varias colecciones literarias. Actualmente es profesor investigador de la Universidad Autónoma Chapingo y miembro del IISEHMER de la misma institución. Colaborador asiduo de la revista Molino de Letras y todotexcoco.com.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.