Lecciones constitucionales


Análisis comparativo el coronavirus en el mundo

| Marco Antonio Baños Avendaño | Desde tabloiderevista.com
Lecciones constitucionales

Tecnología

Mayo 22, 2020 16:04 hrs.
Tecnología Nacional › México Ciudad de México
Marco Antonio Baños Avendaño › tabloiderevista.com

El investigador mexicano, Héctor Fix-Zamudio, explica que ha predominado el criterio de considerar al derecho comparado como un método y no como disciplina académica autónoma, y que en cuanto al nombre de la materia se utilizan también: ’método jurídico comparativo’, ’comparación jurídica’ y ’estudios jurídicos de derecho’.
El derecho comparado es el estudio sistemático de sistemas jurídicos o de normas jurídicas específicas sobre la base de su comparación.

Otros objetivos o preocupaciones del derecho comparado son: Un mejor conocimiento del derecho nacional. La utilización del método comparativo; constituye un instrumento indispensable para llevar a cabo la renovación de la ciencia jurídica, a la vez que nos permitirá conocer mejor, profundizar y comprender el derecho propio.

Siguiendo este parámetro de método aplicado a la materia de SALUD en nuestro país, comparado con otros países, ya hay más de 5 millones de casos confirmados en todo el mundo, la Secretaría de Salud como el Gobierno de la República y el Gobierno del estado de Oaxaca, como en los demás países que tienen Coronavirus, tienen la gran responsabilidad de prevenir enfermedades y promoción de la Salud de la población, la misión es establecer las políticas de Estado para que la población ejerza su derecho a la protección de la Salud.
Sin embargo, hay una gran ignorancia sobre las medidas de higiene en nuestra población oaxaqueña, los brotes que se reflejan en muertos que a pocos días de enfermarse los creman, son muestra clara de que no hay medidas de prevención o del actuar de la Secretaría de Salud que está rebasada en sus políticas para atender a la población.
Comparativamente, el epicentro del coronavirus mundial es Estados Unidos, se dice que México está en la fase 3, pero que no se sabe si seguirá la pandemia, muchos opinan que esta enfermedad llegó para quedarse con nosotros y que la realidad de nuestra vida cambiará para siempre guardando la sana distancia.

La ignorancia de las personas hace más prolífica la enfermedad y la epidemia cobra más víctimas cada vez más, el orden internacional cambiará, en Nicaragua los muertos los tratan de esconder, España en recesión económica sufre e Italia con 19,000 muertos y China suman 1,650,000 casos.

Brasil tiene 18, 397 casos, y 947 muertes, esta enfermedad es ahora total responsabilidad de los Estados Nacionales, los países se han convertido en fábricas de muertos, hay desempleo, hay falta de atención de hospitales, salen a la luz las corrupciones en México sobre los que hicieron negocios en el área de Salud.

Epidemias mortales como el cólera, gripe porcina, gripe asiática, sida, sika, difteria, sarampión, algunas de las cuales no hay vacunas reales como en el cáncer, leucemia, sino vacunas experimentales como aún se aplican que cobraron vidas como es el de la influenza que aplicaban el IMSS y el ISSSTE.

Vivimos en un estado de excepción en materia de salud, no hay capacidad del Estado Mexicano para atender esta pandemia de alcances ya mundiales, estamos expuestos totalmente a cualquier alteración de la salud y el Estado Mexicano, no tiene las capacidades para atenderlas, es tan fácil que una persona muera en México por falta de atención médica oportuna o por no tener recursos para atenderse ante estas enfermedades mortales.

Ya no se puede culpar a los astros, a los volcanes o a los dioses, la gran responsabilidad de atención a la salud es del Estado, de nada sirve felicitar a quienes trabajan en el área médica si no hay políticas públicas adecuadas para atender a la población en riesgo y alerta de contraer enfermedades pandémicas.
En Oaxaca se dice en los medios informativos que 3 mil 926 personas han muerto, que el total nacional alcanza las 25 mil 935 personas, sin embargo, las actividades comerciales siguen su curso, las personas expuestas a esta enfermedad mortal y los negocios en quiebra por no vender productos por la contingencia que se debe guardar.
Los hospitales de Oaxaca no dan cifras diarias, no dan datos de enfermos, como tampoco lo da en Secretario de Salud de Oaxaca, ni los responsables de comunicar al pueblo de Oaxaca lo que sucede en cada región de nuestro Estado por la enfermedad del Covid-19.

Oaxaca además es noveno lugar a nivel nacional en IVH Sida, hay secretismo en quien tiene la enfermedad, tampoco hay difusión en medios de como contravenir o minimizar los riesgos para los jóvenes y no hay responsabilidad del Estado para solucionar estos problemas de salud estatal.

Si realizamos pues, un ’método jurídico comparativo de Salud’, ’comparación jurídica de Salud de Oaxaca con el mundo’ o ’estudios jurídicos de derecho en materia de Salud’ tendríamos que recurrir a los logros del Estado, a los éxitos en materia de superación de enfermedades mortales y seguramente estaríamos en cero avances y cero resultados.
Si queremos tener un mejor conocimiento del derecho nacional relacionado con la Salud de la Población Mexicana, estaremos hablando de políticas públicas efectivas del Estado Mexicano, que me atrevo a decir, no existe, sino solamente lineamientos de Salud o decretos ejecutivos que llenan los espacios de los hospitales de letras que no se aplican o no se sabe cómo aplicarlas.
No podemos conocer mejor, profundizar y comprender el derecho a la salud, si no sabemos los parámetros del Estado para dar solución a las enfermedades en México, esto es muy grave, puesto que la enfermedad ha superado los sistemas médicos del mundo.

No tenemos pues, una perspectiva clara de cuando se solucionará esta enfermedad, tal vez pasen años para contrarrestarla, tal vez jamás se vaya de nuestras vidas, no hay una visión clara y adecuada de nuestro Derecho a la Salud con avances científicos suficientes, no hay evolución del derecho a la salud, no hay respuestas claras sobre lograr una mejor solución a las cuestiones de salud y jurídicas que se deban resolver frente a una pandemia que cada día cobra vidas humanas.

Finalmente, no puede haber avances políticos de ningún género, sin resolver el problema de Salud de todos los mexicanos, sin otorgarle al pueblo de México su derecho a la Salud, el artículo 4° Constitucional ya es insuficiente al citar’ Toda persona tiene derecho a la protección de la salud.

La ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución.

No se puede estar exigiendo Salud a cada gobierno, si el compromiso de la federación y los Estados de la República Mexicana no respetan la constitución, seguiremos comparando muertos y estadísticas en panteones de Oaxaca, comparativamente con todo el mundo.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.