Lleva un mes y alcalde priista ya es el 3er peor del país: Mitofsky


De acuerdo con Consulta Mitofsky, son alrededor de 4 por cada 5 pachuqueños quienes desaprueban la gestión de Sergio Baños

| Emmanuel Ameth | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Lleva un mes y alcalde priista ya es el 3er peor del país: Mitofsky

Política

Enero 20, 2021 05:35 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

Sergio Baños Rubio lo hizo. Al actual alcalde del ayuntamiento de Pachuca le tomó apenas un mes en el cargo rebasar a su antecesora Yolanda Tellería Beltrán no sólo para ocupar un espacio dentro de los 10 alcaldes con menor aprobación del país, sino para hacerlo a lo grande y coronarse en el pódium de la vergüenza.

De acuerdo con el Ranking Mitofsky de aprobación ciudadana para los 100 alcaldes de las ciudades más pobladas del país, Sergio Baños es el tercer alcalde peor evaluado del país con una aprobación de sólo 21.4 puntos, esto es, que casi 4 por cada 5 pachuqueños desaprueban su gestión.


Como particularidad, dentro de los 10 peores del país es el que menos tiempo lleva en el cargo, por lo que aún podrá superarse a sí mismo en las próximas evaluaciones, atendiendo que en la medida que pasa el tiempo, la aprobación de los presidentes municipales suele ir a la baja en la mayoría de los casos.

Su antecesora, la panista Yolanda Tellería Beltrán, misma que fue considerada la peor alcaldesa que ha tenido la capital hidalguense según las encuestas de Mitofsky y las del propio Inegi, tuvo como peor evaluación ubicarse en el lugar 90 para marzo de 2020, es decir, la 11va peor, apenas salvándose de entrar al top 10 de la desaprobación en el país.

Para lo anterior sin embargo, a Tellería Beltrán le tomó más de 3 años ser desaprobada de esa forma en la capital hidalguense, mientras que en el caso de Baños Rubio un mes le bastó para superar a su antecesora.

Una cadena de fracasos

Si bien un mes de gestión es muy poco tiempo para evaluar el desempeño de un alcalde, en el caso de Baños Rubio comenzó con el pie izquierdo desde el primer día de su gestión.

Primero porque en su misma toma de protesta organizó un evento masivo donde hubo más de mil asistentes, ocurrido apenas el 15 de diciembre pasado. En cualquier otro momento el acto protocolario habría sido una muestra más del apoyo ciudadano hacia el nuevo representante, pero lo hizo precisamente cuando Hidalgo estaba en semáforo naranja por efecto del COVID y cuando Pachuca es el municipio que más infectados y muertos tenía -y tiene- en la entidad.

Antes de que Hidalgo pasase a semáforo rojo el pasado 15 de enero, Pachuca ya se encontraba con medidas restrictivas de movilidad pertenecientes al semáforo rojo.

Posteriormente, apenas se sentó en la silla de alcalde retiró el programa de Techo Invernal habilitado por el anterior Concejo Municipal, mismo que daba un espacio -de lona- a más de una docena de personas que viven en situación de calle en la capital hidalguense.

Ante la ola de críticas, Baños Rubio devolvió el espacio pasados 4 días (el 19 de diciembre) y otorgó un espacio digno para quienes lo necesitaban. La pifia llegó cuando para ello ocupó un espacio que estaba destinado a acciones culturales y encima, no habría dado una atención integral -con alimentos y medicina- a las personas en situación de calle, lo que habría provocado -según voces de activistas- que a dos días de haber habilitado el espacio, muriera un refugiado.

Buscando limpiar su imagen, el alcalde de Pachuca realizó un evento masivo para la entrega de juguetes con motivo de la llegada de los Reyes Magos; el acto sin embargo, no se llevó con las medidas sanitarias adecuadas y se hizo justo después de que el gobierno de Hidalgo decretara 33 municipios, entre ellos Pachuca, en semáforo rojo.

La pifia llevó a que de forma inédita, el gobernador del estado Omar Fayad le hiciera un llamado de atención en la cuenta oficial del ejecutivo estatal para recordarle que debía abstenerse de tales situaciones, pues antes que nada, estaba la salud. El evento llamó la atención toda vez que ambos son priistas y suelen guardar las formas (al menos hasta que a una parte le exaspera la otra).

A Sergio Baños se le avecinaría otra tormenta. Locatarios de Pachuca se quejaron ante la permisividad del ayuntamiento para no intervenir con los vendedores ambulantes, condición por la que el alcalde prometió no solo retirarlos sino también entregarles un apoyo de hasta 15 mil pesos a cada uno de los afectados para que no cerrasen sus cortinas. A los más de 400 del Centro Histórico, se les han sumado otras agrupaciones más aún cuando no existe bolsa alguna para cumplir con la promesa ni recurso comprometido de autoridad estatal o federal.

El asunto podría explotarle en las manos al realizar promesas sin consenso ni base alguna cuando prometió también recursos a los ambulantes para que dejaran los espacios; es por ello que los mismos han amenazado con regresar a las calles en febrero, independientemente del semáforo epidemiológico, si no es que se les entrega recurso también.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.