Carlos Ravelo Galindo, afirma: | guerrerohabla.com

En las nubes

Carlos Ravelo Galindo, afirma:


Lo que dicen y no se ha dicho

Lo que dicen y no se ha dicho


Septiembre 17, 2019 19:04 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo, afirma: › guerrerohabla.com

Cuando descubrimos razonamientos lógicos, intentamos compartirlos. Hoy es ese día.
De dos amigos: Domingo Beltrán y Rusia MacGregor.
Del primero,


’Buen día gran señor...
Chulada de país que me vio nacer.
Gracias a un momento eufórico de mis padres por perpetuarse, me permitió vivir una infancia de pueblo que muchos no tuvieron, una adolescencia de trabajo que me hizo valorar mis anhelos.
Me permitió formarme como profesionista y tener una pareja que al igual que mis padres, iniciamos un ciclo de perpetuidad genética que presumo y cuido porque se conserve, aun cuando las expectativas de vida parecieran ya no ser tan halagadoras.
Tienen derecho a vivir y sufrir en carne propia los goces y golpes de esta sabrosa existencia.
Perdón por extenderme cuando usted solo comparte sus textos que leo con agrado en este medio y en el periódico de vez en cuando. Felicidades por esa tenacidad que en lo particular envidio a muchos.
Y añade que ’difícilmente se puede opinar de temas de violencia porque como bien describe, hasta que no le sucede no reclama.
Sin embargo, la violencia se manifiesta de mil formas y en todos los lugares, esto te torna atento, expectante y preparado para la ofensiva.
Obliga a vivir el instante y a valorar a la familia y a los amigos. A desconfiar del sistema y a la incredulidad de la política.
Solo los valores que nos amamantaron y heredamos a nuestros hijos nos conservan la esperanza de que la siembra no quede en terreno estéril’.
Y de la poeta, cuando ve el Lábaro Patrio y escucha nuestro himno:
’Es una experiencia enriquecedora.
Anoche lo vi por la televisión y como cada año, mis ojos se volvieron río.
Hay dos partes de esa ceremonia que siempre me estremecen al grado de las lágrimas.
La primera, cuando llega la escolta con nuestra bandera para entregarla al presidente en turno y la segunda cuando se da el grito.
Es una sensación que hasta hoy a tan avanzada edad no puedo controlar.
Recuerdo siempre que en casa, cuando por alguna razón escuchábamos nuestro Himno Nacional, ya fuera por la radio o en la televisión cuando ya la había, inmediatamente nos parábamos y podías escuchar a mis padres, mi abuela, mi hermano y yo, en el medio de la sala, derechitos como soldados y entonando en Himno.
Aquí le paro porque ya estoy llorando. Sorry, Besos...’
Y lo que no se ha dicho:
Por ejemplo nos explican que las ratas no propagaron la Peste Negra.
Estudios recientes han descubierto que las ratas no fueron las culpables de esta devastadora plaga que acabó con un tercio del siglo XIV en Europa.
Según científicos de la Universidad de Oslo, un experimento que evaluó las posibles rutas de transmisión de la pandemia mortal descubrió que los parásitos que transmitían la enfermedad tenían más probabilidades de provenir de humanos que de ratas.
De hecho, el modelo que muestra la propagación de la enfermedad por las pulgas y los piojos humanos coincidió con las tasas de mortalidad de la Peste Negra más estrechamente que el modelo con ratas portadoras de parásitos.
¿Hemos culpado a las criaturas equivocadas durante estos cientos de años?
Es probable que hayas oído hablar del famoso experimento de Benjamín Franklin que involucra una llave atada a una cometa, pero él no la usó para descubrir electricidad.
Los científicos ya sabían de la electricidad en 1752, el año del experimento de Franklin.
Lo que buscaba descubrir era si el rayo era una forma de electricidad, y él fue el primero en proponer esa hipótesis.
Sin embargo, puede que ni siquiera fuera sido el mismo Franklin quien envió la famosa cometa al aire.
En 1752, había escrito sobre el éxito del experimento y describió cómo funcionaba, aunque nunca lo había realizado él mismo.
No fue hasta 15 años después que el científico Joseph Priestly atribuyó el experimento a Franklin.
Esto no resta valor a los increíbles logros de este titán intelectual.
La idea de que el famoso matemático Isaac Newton tuvo una revelación sobre la gravedad después de haber sido golpeado en la cabeza por una manzana es probablemente una leyenda.
La historia había aparecido inicialmente en una biografía de Newton escrita por su amigo William Stukeley en 1792.
Estaba escrita: ’...la idea de la gravitación vino a su mente, ocasionada por la caída de una manzana, mientras estaba sentado en un estado de ánimo contemplativo".
Es probable que los historiadores creen que bien pudo haber visto caer una manzana, y probablemente comenzó a reflexionar sobre por qué lo hizo.
En ninguna parte de los registros dice que la manzana golpeara su cabeza.
Si bien la reina francesa María Antonieta era muy malcriada, en realidad nunca dijo ’Déjalos comer pastel’, como observación condescendiente sobre sus súbditos empobrecidos.
De hecho, hay relatos de miembros de la realeza en mal estado que sugieren que las personas pobres comían manjares que no podían permitirse y que se remontan mucho antes de la regla de María Antonieta.
Hubo una noble alemana que sugirió que sus súbditos comieran un pan dulce llamado Krosem en el siglo XVI.
Se cree que el "Déjalos comer pastel" "Qu’ils mangent de la brioche" en francés, apareció por primera vez en un relato autobiográfico de 1767 por el filósofo Jean-Jacques Rousseau.
Él atribuye la cita simplemente a "una gran princesa".
Pero al ver lo joven que era María Antonieta en ese momento, casi definitivamente no era ella.
Leer para creer.
craveloygalindo@gmail.com

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.