Rodolfo Villarreal Ríos | guerrerohabla.com

’Ocho Mil Kilómetros en Campaña’

Rodolfo Villarreal Ríos


Lo que Obregón escribía sobre Villa y Ángeles

Lo que Obregón escribía sobre Villa y Ángeles


Noviembre 08, 2019 18:46 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Rodolfo Villarreal Ríos › guerrerohabla.com

Al revisar el libro, publicado originalmente en 1917, ’Ocho Mil Kilómetros en Campaña’ de la autoría del entonces general más brillante del Ejército Constitucionalista, Álvaro Obregón Salido, encontramos la reproducción del texto de ’una hoja que [él] había redactado, bajo el título de: ‘Cargos concretos contra Francisco Villa, José María Maytorena [Tapia] y Felipe Ángeles [Ramirez],’’ a quienes calificaba de ’la trinidad maldita, que encabeza el movimiento reaccionario.’ El documento empezó a distribuirse a principios de diciembre de 1914 en Veracruz. Tras de revisar cada uno de los cargos que Obregón realizaba, decidimos ocuparnos de los referentes a Villa y Ángeles, dejando a Maytorena para otra ocasión. no podíamos quedarnos simplemente en las acusaciones sin escudriñar que había detrás de ellas y les compartimos lo que encontramos. Empezamos con lo titulado ’CONTRA VILLA.’
’Primero. Haber tratado de asesinar, en Ciudad Juárez, al apóstol Madero, iniciando con este acto su vida de traiciones e identificándose, desde entonces, con el tristemente célebre Pascual Orozco. [Este fulano en su genética llevaba la traición]’ Tras de que, en mayo de 1911, cae Ciudad Juárez y es apresado el general Juan N. Navarro quien estuvo al frente de las fuerzas federales. Los revolucionarios pedían lo ejecutaran y Madero se opuso. Al respecto, Alfonso Taracena en ’La Verdadera Historia de la Revolución Mexicana. Primera Etapa (1901-1911),’ indica que ’Pascual Orozco, arrastrando y engañando a Pancho Villa e inducido por el emisario de la paz, el bilioso licenciado Toribio Esquivel Obregón [en el futuro sería de los fundadores del PAN], trata de aprender a Madero alegando la libertad de Navarro, la escasez de provisiones para los soldados y el nombramiento de don Venustiano Carranza como encargado del ministerio de guerra. Madero se deshace de ellos utilizando sus fuerzas hercúleas y utiliza un automóvil como tribuna para arengar a sus tropas y explicarles la conducta de Orozco y Villa. La multitud lo aclama y conviene en que sean castigados los insubordinados. Pero Madero los perdona da la mano a Orozco y abraza a Villa, que casi de rodillas pide ser fusilado…’ ’Segundo. Haberse insubordinado, pretendiendo traicionar al traidor Victoriano Huerta, cuando éste era aún leal al Gobierno del señor Madero, y hacía la campaña contra el orozquismo.’ Recordemos que, a principios de marzo de 1912, Orozco se subleva en contra de Madero. Tras poco más de un mes de esfuerzos infructuosos, se nombra a Victoriano Huerta para que vaya a combatirlo. Cuando llega por allá, a raíz de una queja del doctor Cruz López de quien, supuestamente, Villa adquirió una yegua, el galeno va a quejarse de que se la quieren quitar. Villa lo niega y discuten. Ante eso, es acusado de insubordinación y se ordena lo fusilaran, lo salvan Raúl Madero González y Abraham Rubio Navarrete. Lo envían a México en calidad de prisionero.
’Tercero. El asesinato del diputado maderista Enrique García de la Cadena.’ Esta persona fue asesinada [en combate ‘singular’ dicen algunos] en Gómez Palacio, Durango por Rodolfo Fierro sin que Villa le impusiera correctivo. ’Cuarto. El asesinato del inglés Benton, que provocó dificultades internacionales, que pudieron haber sido de consecuencias graves.’ Esto se relaciona con el problema que Villa tuvo con William S. Benton respecto a unas cabezas de ganado que el primero se mostraba renuente a pagar. El 17 de febrero de 1914, el primero fue a reclamar el pago al Hotel Hidalgo, en Ciudad Juárez, en donde se hospedaba Villa. Este, se mostraba renuente a cubrir el adeudo de los animales sacrificados para alimentar a la tropa. Toda indica que Villa ejecutó a Benton cuyo cadáver fue encontrado en la misma habitación en que se encontraba Villa. Ello, generó un conflicto grave con el gobierno británico.
’Quinto. Haber mandado asesinar al general Manuel Chao [Rovira], Gobernador de Chihuahua, porque éste se negó a pagar un vale contra la Tesorería del Estado, visado por una "señora" a quien no conocía.’ Villa intentó derrocarlo y fusilarlo, pero Chao fue respaldado por Carranza. No obstante, Chao siguió fiel a Villa. ’Sexto. Su desconocimiento al Plan de Guadalupe, bandera con que había logrado hacerse seguir de varios miles de hombres, desconocimiento que consistió en dirigir a la Primera Jefatura un telegrama insolente, obligando a firmarlo a la mayor parte de sus Jefes.’ Se refiere al comunicado del 14 de junio de 1914, en donde los generales villistas rehúsan acatar las órdenes de Carranza para que Villa deje el mando de la División del Norte.
’Séptimo. Haber invitado a la traición al general Obregón, pretendiendo halagarlo, ofreciéndole la Primera Jefatura del Ejército, y haberlo mandado asesinar posteriormente, porque éste se negara a secundar su traición dando la orden para su ejecución, primero en Chihuahua, por segunda vez en Corralitos, y por tercer a vez en Gómez Palacio, al llamado general Almanza. Estos cargos, relativos al que subscribe, les constan a los generales José Isabel Robles y Eugenio Aguirre Benavides, al coronel Roque González Garza y a Luís Aguirre Benavides, secretario particular de Villa; González Garza me acompañaba cuando el general Villa ordenó, por última vez, la ejecución.’ Todo esto se dio cuando Villa y Obregón logran un acuerdo neutralizando a Maytorena y además firman un pacto que fue rechazado primero por Carranza y después por los grupos en conflicto en Sonora. Obregón retorna a Chihuahua para negociar, pero Villa lo toma prisionero y amenaza fusilarlo, Raúl Madero y Felipe Ángeles logran disuadirlo y Obregón parte en tren hacia México. En estación Ceballos se recibe la orden de regresarlo, pero Aguirre, Robles y Madero lo salvan. La tercera vez, Obregón actúa y aprende a los telegrafistas, corta los hilos y huye. ’Octavo. Haberse apoderado, por la fuerza bruta, de cinco millones de pesos de la Tesorería General de la Nación; de más de doscientos mil de la oficina impresora de billetes constitucionalistas, y haber ordenado la aprehensión del señor Serapio Aguirre, Tesorero General de la Nación, obligándolo a firmar un cheque por cuarenta y un mil dólares, que tenía depositados la Primera Jefatura en el First National Bank, de El Paso, Tex.’ El 12 de junio de 1914, Villa renuncia a la jefatura de la División del Norte y Carranza la acepta, Ángeles convenció a todos los generales de ese grupo solicitar al coahuilense que no la aceptara. Carranza no varió su postura. Entonces, los villistas pidieron a su jefe que no renunciara y desobedecieron a Carranza. Al marchar rumbo a Zacatecas, Villa ordenó la aprehensión del Tesorero de la Nación, Serapio Aguirre, su personal y confiscó los fondos y bienes bajo su resguardo.
’Noveno. Fomentar la traición del cobarde ex-Gobernador de Sonora, José María Maytorena.’ Ante el distanciamiento que se dio entre este con Carranza y sus aliados Obregón y Plutarco Elías Calles, buscó aliarse con Villa quien, ante la tensa relación con Carranza y la influencia de Ángeles, se asoció con Maytorena. ’Décimo. Haber celebrado un pacto con los ex-federales del Distrito Norte de la Baja California, por el cual les reconoció sus grados, admitiéndolos en el ejército que era a sus órdenes.’ Está relacionado con el pacto que el 11 de septiembre de 1914 firmara el mayor Baltasar Avilés, representante de la División del Norte, con el coronel Esteban Cantú y el teniente coronel Fortunato Tenorio quienes encabezaban un grupo de ex federales a quienes Avilés les reconoce sus grados militares, al tiempo que la División del Norte, por conducto del señor gobernador del estado de Sonora, José María Maytorena, Avilés es nombrado jefe político de la parte norte de BC.
’Decimoprimero. Permitir y fomentar inmorales concesiones de juego en todos sus dominios, en favor de sus familiares, que derrochan el dinero fomentando el libertinaje.’ Era conocido que uno de los hermanos de Villa, Hipólito, tenía fama de corrupto. Años después, en 1916, las autoridades estadounidenses en Texas capturaron a Hipólito en posesión de varios miles de dólares que se presumía no solamente eran de él. Asimismo, Katz apunta, el 13 de marzo de 1914, ’El Paso Morning News’ publicaba que Villa pagó 20 mil pesos oro por ’packing house’ que obsequio a una de sus esposas Juanita Torres quien dijo que las utilidades que generara aquel negocio irían a la causa revolucionaria. ’Decimosegundo. El asesinato del coronel Manzanera, delegado del general Domingo Arrieta [León] a la Convención de Aguascalientes, sólo porque éste no quiso secundarlo en su traición.’ A Manuel Manzanera lo fusila Tomas Urbina por órdenes de Villa cuando se presenta como representante de los hermanos Domingo y Mariano Arrieta, así como de José Bonales para proponerle que se aliara con Félix Diaz para desconocer a Carranza.
’Decimotercero. Haber telegrafiado al exgeneral ex-federal José [Miguel Nepomuceno del] Refugio Velasco [Martínez], excitándolo para que no se rindiera, cuando el suscrito exigía la rendición de la plaza de México, ofreciéndole apoyarlo con la división de su mando.’ Al respecto, se narra que un emisario de Francisco Carbajal, Juan Hernández, ofreció primero a Maytorena la rendición del ejército federal. Este lo rechazó, pero lo mandó con Villa quien en principio acepto y envió un telegrama a Carbajal solicitándole que permaneciera en el cargo y no entrara en negociaciones con Carranza. ’Decimocuarto. Haber aprehendido al teniente coronel Julio Madero [González], de mi Estado Mayor, quien formaba parte de una comisión que se acercaba al general Eulalio Gutiérrez, para tratar de la solución pacífica las dificultades surgidas.’ Madero acudió a la Convención de Aguascalientes en nombre del general Benjamín Hill, y votó por el retiro de Carranza, pero cuando se dio el rompimiento con Villa, prefirió quedarse con los Constitucionalista. Mas tarde, en Irapuato, Guanajuato Villa lo hace prisionero.
’Decimoquinto. Estar apoyado por la reacción, como lo demuestra su Manifiesto a la Nación; tener en sus filas a muchos ex federales científicos, y su alianza con Maytorena.’ Se refiere al manifiesto del 22 de septiembre de 1914. Villa desconoce a Carranza como encargado del ejecutivo y del ejército constitucionalista por no respetar acuerdos al entrar a la ciudad de México y dice se nombrará un presidente interino que convoque a elecciones.
En lo titulado CONTRA FELIPE ÁNGELES, se lee: ’Primero. Encontrándose en París, al iniciarse el movimiento libertario de 1910, telegrafió al general Díaz, ofreciéndole sus servicios para combatir al maderismo, calificado por él de bandolerismo.’ El 24 de septiembre de 1910, Ángeles envió un telegrama al presidente Diaz ofreciendo sus servicios para combatir a los revolucionarios. Dado que aún no se consideraba seria la amenaza de Madero, no se requirieron los servicios del hidalguense. ’Segundo. Durante la "decena trágica", haber retirado su artillería que tenía emplazada frente a la legación inglesa para batir a la Ciudadela, por haberle informado el fatídico León de la Barra -que se hallaba refugiado en la mencionada legación- que había el propósito de deponer al Presidente Madero, y que él, Ángeles, era el candidato más viable para sustituirlo.’ Esto, aconteció el 13 de febrero de 1913. Ángeles acude a la representación diplomática aludida para ver lo del cambio de los cañones, sin ar explicación amplia del porqué, situados frente a ella. Se topa con el expresidente interino quien estaba refugiado ahí. Ángeles alegó que no disparó porque carecía de las municiones adecuadas. Lo de que él sustituyera a Madero es algo que, de acuerdo con Katz, se manejó como posibilidad, pero nunca explícitamente.
’Tercero. Haber aceptado en París, una comisión del llamado Gobierno de Huerta, permaneciendo allá algunos meses, y teniendo lugar después de eso su incorporación al Ejército Constitucionalista, lo que demuestra claramente que vino enviado por los científicos, para sembrar la división en nuestras filas, y ser un escalón de la reacción, puesto que, de haber sido un partidario sincero de la causa del pueblo, hubiera ingresado, desde que salió de México, a las filas revolucionarias.’ Lo del envío a Paris, de acuerdo con el historiador Frederick Katz resultó del respaldo que Ángeles tenia del embajador estadounidense Henry Lane Wilson y del conservador ex embajador de México en EUA, Manuel Calero quienes convencieron a Huerta de que suspendiera su juicio, no lo ejecutara y lo enviara fuera de México en una misión de investigación militar. ’Cuarto. Haber exigido la suma de dos mil dólares para venir de París a incorporarse, en la época en que el movimiento revolucionario carecía de dinero, aun para la compra de pertrechos de guerra.’ Recurriendo nuevamente a Katz, esto se suscitó al arribar a Paris y entrevistarse con, el representante de los constitucionalistas allá, Miguel Díaz Lombardo, le solicito dicha cantidad para mantener a su familia dado que, durante el porfirismo, nunca se dedicó a hacer negocios.
’Quinto. Haber fomentado en José María Maytorena, la idea de la traición contra la Primera Jefatura de la Revolución, siendo Subsecretario de Guerra en el Gabinete Constitucionalista.’ Tan pronto llegó a Chihuahua, Ángeles se reunió con representantes de Maytorena, uno de ellos director del diario El Correo del Bravo, editado en El Paso, Texas, que instrumentó una campaña anti-Carranza. ’Sexto. Haber sido el principal instigador de Villa, para que se insubordinara, como lo patentiza, entre otros, el hecho de haber redactado el primer telegrama de insubordinación que Villa dirigió al C. Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, y el haber unido a Villa y a Maytorena, cuando era notoria la división que existía entre ambos, pues el primero había dirigido al segundo una carta de rompimiento, llena de improperios. Todavía desempeñaba Ángeles el puesto de Subsecretario de Guerra.’ En marzo de 1913, Villa expresó a Carranza la antipatía que sentía por Maytorena y le ofreció exterminar los enemigos que tuviera, incluyendo al sonorense. Lo demás se explica en el párrafo anterior.
’Séptimo. Haberse insubordinado a la Primera Jefatura de la Revolución, acto que le valió ser depuesto del cargo de Subsecretario de Guerra.’ Citando a Doralicia Carmona en Memoria Política, ’Carranza convocó a los generales de la División del Norte para que designaran a un sustituto de Villa; ellos, le pidieron reconsiderar la aceptación de la renuncia de Villa; pero Carranza no cedió; el 14 de junio de 1914, los villistas rehusaron obedecer y decidieron seguir a su Jefe, quien al día siguiente salió de Fresnillo rumbo a Zacatecas desacatando las órdenes de Carranza. Villa ordenó a Tomás Urbina y Felipe Ángeles tomar la vanguardia y esperaran para iniciar el ataque hasta que él llegara… El 19 de junio, Carranza cesó del cargo de Subsecretario de Guerra a Felipe Ángeles por no haber ’sabido corresponder a la confianza que le ha dispensado esta jefatura cometiendo una falta grave de insubordinación’ ’Octavo. Haber incorporado a las filas de la División del Norte a muchos jefes y oficiales ex-federales.’ Es un hecho que lo propuso. Anteriormente, trató de que al Ejército Constitucionalista fueran incorporados antiguos soldados federales, algo que Carranza rechazaba. Sin embargo, también, debe mencionarse que cuando los ex federales solicitaron incorporarse a la División del Norte, Ángeles se opuso.
’Noveno. Haber pretendido cohechar a algunos jefes del Ejército Constitucionalista; entre ellos al coronel Federico Montes [Alanís], y al mayor médico José [María] Siurob [Ramírez y Gutiérrez], manifestándoles que contaba con el apoyo del Gobierno norteamericano.’ Esto se puede inferir sucedió en el contexto de la Convención de Aguascalientes y la mención que, supuestamente, hiciera un enviado de los estadounidenses acerca de que no veían mal a Ángeles como miembro de una terna para escoger al presidente de México.
Estamos ciertos que aun hoy, a más de un siglo de distancia, Obregón, Villa y Ángeles continúan despertando controversias. Asimismo, podemos afirmar que ninguno de los tres pasa un examen para ser elevado a los altares. Por ello, nos quedamos con lo que, en el prólogo de la edición de 1959, escribiera el coahuilense general-escritor, Francisco Luis Urquizo Benavides quien apuntó: ’diferencias humanas, muy humanas, hicieron a los revolucionarios ir unos contra otros. Dentro de la gran finalidad de todos ellos, pueden considerarse esas diferencias como secundarias. Todos buscaban, por diferentes caminos, el bien del pueblo de México.’ vimarisch53@hotmail.com
Añadido (1) La economía mexicana a la altura de las grandes del mundo como Alemania, Italia y el Reino Unido... en pos de ver cual cae primero en recesión económica. Por empeño no quedará, contamos con expertos en la materia para alcanzar dicho pendón.
Añadido (2) De pronto, se escuchó un rechinido. Eran la tapa del sarcófago que se abrió y de ella salió un texto para defender a la prensa y a los periodistas. Tras de leerlo, la cubierta volvió a cerrarse. Era el espectro del PRI nacional para demostrar que aún sigue vivo.
Añadido (3) En el primer año, el equipo estaba integrado por veteranos quienes utilizaban lo último que les quedaba en el tanque y jóvenes con mucho por aprender. La combinación no daba resultados y las derrotas se acumulaban. El pitcher cruzaba las señales con el cátcher. A los infilders el roletazo se les escurría entre las piernas. Los outfielders dejaban caer el elevado más bobo. Con el tolete la producción era magra. Ante ello, al mánager no le quedaba sino hacer gala de su facilidad verbal y entretener a la prensa con dichos. Un gran número de fanáticos los seguían. Los antiguos de la comarca habrán de recordarlo, eran los Mets de New York y Casey Stengel en 1962

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.