Beatriz Vargas Peláez | Líderes Políticos

Lo que Maquiavelo no dijo

Beatriz Vargas Peláez


Lo que veo es la verdad

Lo que veo es la verdad


Diciembre 04, 2019 09:36 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Beatriz Vargas Peláez › Líderes Políticos

Lo que Maquiavelo no dijo
Lo que veo es la verdad

Por: Beatriz Adriana Vargas Peláez

La imagen ahora es la portadora de la realidad –"creo en lo que veo"– y, por lo tanto, eso que veo es la verdad, tal y como Giovanni Sartori, lo estableció en su obra ’Homo Videns. La sociedad teledirigida’, como aportación al estudio de Ciencias de la Comunicación y que por eso ahora la imagen pública del político es de extrema importancia para construir su carrera.

Sea cual sea su agenda, sus intereses particulares, de grupo o ideales, la comunicación política e imagen pública no pueden ser echados en saco roto sí pretende influir en un auditorio, quiere obtener votos en una campaña y una vez llegado al puesto de elección popular obtener la tan anhelada aceptación pública.

El buen manejo de imagen pública acaba con los líderes de opinión intermedios y da paso a una ’multiplicidad de autoridades cognitivas que establecen de forma diferente para cada uno de nosotros en quién debemos creer, quién es digno de crédito y quién no lo es’.

La imagen personal se logra tan sólo con el contacto entre varias personas, de ahí que la primera impresión sea la más importante, mientras que la imagen pública entraña el uso de medios de comunicación, los cuales de manera repetida ’presentan’ a la persona, resaltando ciertos aspectos de su mensaje e imagen.

Pero... ¿qué es tener una buena imagen y qué es tener una pésima imagen? Pues eso depende de lo que como sociedad hemos establecido, que es lo políticamente correcto, o lo que no lo es.
Por ejemplo, hace algunos años el que un político se retratase echándose unas copas en plena corrida de toros, no habría significado problema alguno, pero de unos años a la fecha el movimiento ambientalista ha tomado relevancia y las protestas contra el maltrato animal han adquirido relevancia significativa entre la opinión pública.

Eso hasta Disney lo sabe, pues el final de la película de dibujos animados Dumbo, estrenada el 29 de marzo de este año cambio el final de su versión original estrenada en 1941, en que Dumbo encontraba a su madre muerta y en esta nueva película las y los niños pueden ver un final feliz en donde el elefantito con su mamá llega a la sabana africana, de donde nunca debieron haber salido luego de huir de un circo.

Recientemente, no hace mucho el 7 de julio de 2015 entró en vigor la Ley General de Vida Silvestre, la cual prohíbe utilizar animales salvajes en los circos de Estados Unidos. Por lo tanto, Disney fue políticamente correcto.
Esto mismo aplica para pelea de gallos y la charrería que, aunque algunos lo justifiquen como tradición y cultura no deja de haber maltrato animal.

¿Qué pasa si hoy en día a través de las redes sociales, una persona que ocupe un cargo político se tome unas selfies tomándose unas cervezas, unas cubas o jaiboles y fumando con sus colegas, amigos o familiares?
Viendo la imagen fríamente, no tiene nada de malo, nada. Excepto que después del proceso electoral del 2018 la opinión pública en México adoptó el discurso antisistema en el cual todo lo que provenía del "maldito gobierno opresor" estaba mal y todo lo que venía de la ciudadanía era sacrosanto. Esto produjo el hartazgo social contra la clase política que era frívola, indiferente, ineficiente y que permitía altísimos índices de impunidad.

Por eso, aunque no sea operativamente eficiente Andrés Manuel López Obrador Presidente de México hace viajes oficiales por toda la República Mexicana en avión comercial, como el resto de los mortales y por eso la imagen se entiende, a muchos hasta les agrada.

Bajo este contexto, lo que no se comprende es a políticos subiendo fotos a sus redes sociales desayunando en restaurantes de lujo, bajando de camionetas que superan el millón de pesos, acompañados de hermosas modelos 20 o 30 años más jóvenes que ellos y tomándose copas alegremente y exhibiendo sus lujosas vacaciones. ¿Qué tratan de decirnos?, ¿qué quieren que entendamos?, ¿Qué les va muy bien, que se sienten bendecidos por tanta abundancia?, sea cual sea el mensaje que quieran comunicar, todas esas fotos van directo a la percepción de que hay corrupción de por medio (sea real o no) porque históricamente la clase política nos ha demostrado que la riqueza tiene que venir de la corrupción. No aplica para la clase empresarial, para este grupo cualquiera de estas imágenes son sinónimo de éxito en los negocios.

Así como una modelo o estrella del cine basa su imagen pública en unas condiciones particulares como su aspecto físico y su imagen suele ser evaluada según ciertos criterios de belleza, para una política o político no está sujeto a la misma exigencia, pero sí a la credibilidad, producto de su congruencia. Esa es su principal herramienta.

Es por eso que no se le perdona estacionarse en lugares prohibidos, colarse en las filas, o cualquier otra cosa que indique incongruencia. La novedad y la vanguardia pueden ser estrategias muy útiles para los artistas, pero las y los políticos algunas veces confunden estos aspectos y los electores generalmente se las cobran en las urnas, porque para lo que a un artista el echarse una cubita puede ser divertido y de "cache" para un político resulta ser frívolo. Lo que la gente quiere es verlo trabajar y dar resultados.

En política, la congruencia y la consistencia son mejores estrategias, porque son la mejor forma de construir y mantener credibilidad.

Por eso el diputado local por San Luis Potosí, Pedro Carrizales el Mijis, goza de gran aceptación pública, porque lo que se ve es lo que hay. No hay un esfuerzo por tratar de aparentar nada, ni de caer bien, el vato se la rifa exponiendo lo que piensa y lo defiende.

Por eso la opinión pública acepta que defienda iniciativas como la Interrupción Legal del Embarazo –este de acuerdo o no con él- en medio de una paternidad responsable de su parte.

Por un lado, defiende el derecho a decidir de las mujeres y por el otro da a conocer a su hijo recién nacido, llegándose a colocar en trending topic (tendencia, tema de tendencia o tema del momento, en español). No existe contradicción en esto, porque defiende el derecho a decidir de las mujeres tanto si quiere interrumpir el embarazo como si desea continuar con este.

Con credibilidad todo, sin ella nada.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.