Plata Pura | guerrerohabla.com

Los Encruzados de Taxco, una de las celebraciones religiosas más dramáticas y emblemáticas de la Semana Santa en México



*Estos anónimos expiadores, cuyo rostro cubre la capucha, custodian al Cristo del Santo Entierro, la más importante de la Semana Santa en Taxco, poblado del sureño estado de Guerrero.

Marzo 30, 2018 22:46 hrs.
Cultura Municipios › México Guerrero / Taxco
Plata Pura › guerrerohabla.com


www.guerrerohabla.com

Taxco, guerrero. 30 de marzo de 2018.- Años de preparación son lo que tienen que pasar los más de 5 mil participantes de 90 hermandades diferentes, para formar parte de la peregrinación de encruzados, flagelados y ánimas en el viacrucis de Taxco.
La representación, con más de 400 años de tradición, es una de las más conocidas por los fieles creyentes y no creyentes, quienes acuden a este municipio del estado de Guerrero para disfrutar de la escenificación, la cual fue transmitida por televisión por primera vez en 1953.
Los fieles católicos descendieron a la ciudad colonial de Taxco, Guerrero, a unos 160 kilómetros al sur de la Ciudad de México, el Jueves Santo (29 de marzo) para realizar la tradicional y altamente devota Procesión de los Cristos.
Daniel Eduardo Valencia, presidente de la cofradía de la Santa Veracruz, dijo: ’Vienen de varias poblaciones de la región Norte, vienen de Tetipac, el resto son del municipio de Taxco y estamos hablando cerca de 60 cristos este año’.
Como cada año, la procesión fue encabezada por el Cristo de la Iglesia de la Veracruz que, al igual que el templo donde reposa, es de los más antiguos y venerados en Taxco.
’Por su antigüedad, estamos hablando ya que es el más venerado aquí en Taxco en casi 500 años. Llegó en el tiempo de la conquista el santuario de la Santa Veracruz y fue el primer templo edificado en Taxco y desde luego fue el señor de la Veracruz la primera imagen venerada’, destacó Raxel Delgado Gómez, del Comité del Santuario de la Santa Veracruz.
Los Encruzados de Taxco, penitentes encapuchados con el torso y los pies desnudos y un atado de espinas a cuestas, simbolizan el fervor religioso que reúne a cientos de fieles en una de las celebraciones religiosas más dramáticas y emblemáticas de la Semana Santa en México.
Estos anónimos expiadores, cuyo rostro cubre la capucha, custodian al Cristo del Santo Entierro, la más importante de la Semana Santa en Taxco, poblado del sureño estado de Guerrero.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.