Por: Miguel Ángel Mata Mata | guerrerohabla.com

De Frente

Por: Miguel Ángel Mata Mata


Los mandaron a la Burguer King

Los mandaron a la Burguer King


Noviembre 25, 2019 13:15 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Por: Miguel Ángel Mata Mata › guerrerohabla.com

1.
Vino a Guerrero. Posó con los tigres de Chilapa. Le hicieron una limpia ’para alejar a los zopilotes’. Fue a Tlapa. Dijo que la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, ’ya no es un crimen de Estado’.
--- ¡Plop!
Así mostraba Condorito su asombro y caer de espaldas, ante la incongruencia de políticos quienes, al paso de la historia, nos juzgan como idiotas y dicen una cosa, como nos pueden decir la otra.
El filósofo, Chespirito, le puso nombre a esa fea y cotidiana práctica: Chimoltrufiar.
2.
En su visita a Guerrero, el presidente de México, se refirió a los políticos que buscan ser candidatos a la gubernatura de Guerrero en 2021. Los llamó a hacer a un lado la politiquería y la grilla, o de lo contrario podrían pasar ’al basurero de la historia’.
Les dijo:
’Hacer a un lado la politiquería, la grilla y esos políticos individualistas, ambiciosos, fantoches, corruptos, ahora como ya vienen las elecciones de Guerrero ahí andan alborotados ¡Se van a ir al carajo! No vamos a estar perdiendo el tiempo en politiquería, ese político no sirve el que no tiene amor al pueblo no sirve y se va a ir al basurero de la historia’.
Los tundió
’Una cosa que hace falta, que se entienda muy bien: hacer a un lado la politiquería, la grilla’. No vamos a estar perdiendo el tiempo en politiquerías, a ver cómo me acomodo, a ver cómo me cuelo, cómo llego al cargo, sin importarle el pueblo. Ya ese político no sirve’.
Ahí estaban, al menos, tres militantes del Movimiento de Regeneración Nacional, que han hecho públicas sus aspiraciones al respecto. Tres candidatos a portar cualquiera de las medallas descritas por el presidente: Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros, Félix Salgado Macedonio y Luis Walton Aburto.
¿A quiénes se refería el cabecita de algodón, luego que un brujo de Chilapa le aplicó una limpia para alejar a los zopilotes? ¿Quién, de esos tres morenos, es el zopilote? A ver, a ver ¿Quién?
3.
Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros, es nieto de un ilustre Sandoval; hijo de otro, con su apellido paterno; sobrino de uno más que tuvo sus ’queveres’ con una gobernadora de Zacatecas; hermano de una secretaria de estado y de un alto funcionario del poder judicial de la federación. No tiene pinta de zopilote, aunque…
En el pasado reciente, de las últimas tres semanas, un escándalo por tener el poder a costa de lo que sea, se desató en el Congreso Local. Una rebelión en esa granja evidenció que las naturales ambiciones humanas pueden cambiar principios, ideales y, sobre todo, carteras baratas por las más caras. El nombre de Pablo apareció en ese enredo.
¿Quién no conoce a Félix Salgado Macedonio?
Más allá que por su personalidad controvertida y su pésimo gobierno municipal en Acapulco, Félix ha sido capaz de hacer cualquier cosa con tal de ganar candidaturas a gobernador, presidente municipal o senador, portando, eso sí, el producto caro de sus ambiciones. Antes fueron películas, autos y motocicletas. Hoy son caros relojes Rolex que cuestan 180 mil pesos.
De las últimas de Félix se dice que, de entre los morenos de Guerrero, quien está muy cerca del actual presidente se llama Martín Mora, quien sería senador, pero Don Félix se la adelantó.
¿Es Félix ese personaje descrito por el limpiado cabecita de algodón?
Luis Walton Aburto es un empresario que, cuando fue dirigente nacional de un partido político, jamás abandonó en la desgracia al actual presidente de México.
Hace siete años, cuando todos se fueron ante la derrota, al actual presidente, nomás Walton estuvo públicamente dando su respaldo. Y sí se mantuvo.
Walton no ostenta cargo público alguno. No es senador. No es súper delegado del gobierno federal. Lo acaban de admitir en las filas de MORENA. ¿Es Luis el blanco de ese ataque presidencial?
4.
¿Qué es lo que exactamente dijo el presidente de México, y qué significa cada palabra? Los adjetivos fueron: Politiquería, grilla, ambiciosos, fantoche, corruptos, y carajo.
¿Carajo? ¡Órale!
Politiquería es el efecto de politiquear y, ésta acepción, se refiere a quien trata la política con superficialidad o ligereza o a quien hace política de intrigas y bajezas.
Grilla es la actividad política, principalmente la que implica deshonestidad o intrigas para favorecer los intereses de un grupo.
Ambicioso es quien tiene un deseo intenso y vehemente de conseguir una cosa difícil de lograr, especialmente riqueza, poder o fama.
Un fantoche es un muñeco que se mueve por medio de una cruceta de la cual cuelgan unos hilos que van atados a su cuerpo o bien metiendo la mano por debajo del vestido; se usa generalmente para representaciones teatrales infantiles o populares. Es decir, un títere.
Fantoche también es una persona de aspecto grotesco o que viste o se comporta de forma ridícula.
La corrupción política se refiere a los delitos cometidos por funcionarios y autoridades públicas que abusan de su poder e influencia al hacer un mal uso intencional de los recursos financieros y humanos a los que tienen acceso, anticipando sus intereses personales para conseguir una ventaja ilegítima.
Carajo, originalmente, fue la canastilla que coronaba el mástil mayor de una carabela, velero o embarcación en la segunda mitad del milenio pasado. Como castigo a marineros insubordinados, el capitán los enviaba al carajo, en donde sufrían por el vaivén de la embarcación.
El sincretismo, y usos que se dan en cada región, modificó el significado de la citada palabra. El ’vete al carajo’, es decir a la canastilla de castigo, tiene otra acepción, hoy en día.
Según el diccionario del castellano, carajo es el miembro viril de un hombre. Es decir, el pene. El presidente ha mandado al pene a esos políticos. Y debe ser un pene intenso, pues, la maldición, ha sido presidencial.
¿A quién han mandado al pene?
QUE CONSTE
La diputada local de MORENA, Yoliczin Domínguez, enmendó la grosería de la también morenista, Adriana Román Ocampo, presidenta del DIF Acapulco y sobrina consentidísima de la presidente municipal del puerto, con auténticos periodistas de la ciudad.
Doña Adriana ofreció un programa para ofrecer lentes baratos a reporteros acapulqueños, pero, a la hora de la hora, sucumbió a los insanos consejos de uno de sus canchanchanes y canceló su visita con los comunicadores por ahí de las tres de la mañana de una madrugada, cuando la cita era a las diez de la mañana de ese mismo sabadito alegre.
A diferencia de la grosera señora Román, la diputada Domínguez llegó puntual, el sábado anterior a las diez de la mañana, a la Casa del Periodista de Acapulco y enmendó la majadería de su correligionaria.
Perdón, pero ¿a las tres de la mañana de un sabadito alegre es horario laboral en el DIF Municipal de Acapulco?

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.