Los retos de todos, no sólo de AMLO


"Las relaciones entre los ricos del país y el nuevo presidente se están dando de modo terso. Y no hay otra manera: muchos de los ricos que denostaron al candidato López Obrador no lo pueden hacer con el presidente López Obrador".

Agosto 18, 2018 10:57 hrs.
Política Nacional › México Estado de México
Arturo Trejo Villafuerte* › todotexcoco.com

UNO. El reto que enfrentará el nuevo gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador es formidable: es reconstruir una nación, la República, que han saqueado de manera sistemática, durante casi 30 o 40 años, tanto el PRI y el PAN -con ayuda del PRD-, con el esquema económico impuesto del neoliberalismo, el cual no salió de la nada y su fin último es saquear, robar, corromper, propiciando siempre el apoyo al capital y en demérito del trabajo, el cual, como bien lo dice Karl Marx, es la fuente de la riqueza.
Pero no es sólo un reto de AMLO sino de todos los mexicanos, o al menos de los 30 millones de ellos que votaron por él, y que queremos acabar con este estado de cosas impuesto y que nos ha perjudicado sistemática y gradualmente, para hacer de nuestra economía un país del octavo mundo.
Esos millones de votos fueron una llamada de atención muy fuerte y vigorosa para quienes detentaban el poder político, económico y social. Es y era un ’Ya basta’ a un estado de cosas que estaba -y está minando al país-. El reto no es sólo de López Obrador sino de todos, porque este gobierno se erige en base al bienestar de todos y es para todos: ya basta de saquea al país.
DOS. Los clásicos de la Ciencia Política señalan que se necesitan al menos 30 años para imponer un sistema político, económico o religioso en una sociedad y nuestro país se siguió fielmente la receta y al pie de la letra. Quien lo impulsó, propició, arropó y cobijó, fervientemente y desde un principio fue el innombrable: Carlos Salinas de Gortari, quien tiene un ánimo depredador -quien sabe porque- contra México y su pueblo, pero también debemos de reconocer que no tiene un pelo de tonto: tan tiene talento para hacer el mal que todo lo hace cubriéndose perfectamente las espaldas.
Sus tropelías no pueden ser descubiertas aunque él es mafioso número uno. Sigue la técnica de la guerrilla Tupamara: él está hasta arriba, luego vienen dos, cuatro, ocho, dieciséis, treinta y dos, sesenta y cuatro, y claro que eso hace muy difícil llegar a él: cuando se detiene a algún importante sujeto de la mafia, siempre son los de abajo.
CSG es un auténtico delincuente de cuello blanco que goza de la impunidad que le da el poder. Para contener y conservar ese poder, ha hecho alianzas y ramificaciones por todos lados, algunos ejemplos: en la política -su sobrina, la licenciada guacamole y otros destacados mafiosos-, están instalados en el PRI; otros en los sectores de la economía, donde hizo muchos favores que luego ha cobrado paulatinamente -Teléfonos de México, vendidos por una bicoca a Carlos Slim-; en Televisa -su única hija está casada con un funcionario de esa empresa- y en TV Azteca donde a los Salinas Pliego también les dio las concesiones a precios de ganga, y así sigue un largo etcétera que alcanza también a muchos intelectuales y periodistas -Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín, Rafael Pérez Gay, entre los primeros- y entre los segundos a algunos de ’Milenio’, ’El Universal’ y otros diarios importantes, entre otros, claro, Carlos Marín.
Es inteligente y por eso sabe hacer muy bien sus tropelías, con mucha maestría, acaso hasta en la ’Estafa Maestra’ haya tenido que ver, pero con las actuales autoridades, con la PGR que tenemos, imposible investigar y castigar a los culpables, muchos de los cuales tienen nombre y apellido, como Rosario Robles, por ejemplo.
Tiene super bien leídos y estudiados al menos a tres libros sumamente importantes para hacerlas: ’El arte de la guerra’ de Tzun Tsu, ’El príncipe’ de Nicolás Maquiavelo y ’El padrino’ de Mario Puzo, de donde ha aprendido su ’Política Ficción’, como él la llama, la cual siempre le ha funcionado para sus fines y sin importarle los medios, porque las sabe hacer.
Ahí está un importante y poderoso ’peligro para México’ y debe ser neutralizado y arrinconado, porque si no, seguirá moviéndose y haciéndole daño al país, a la política y al pueblo. Se debe tener mucho cuidado con él, porque está en todo.
TRES. Lo que sigue viento en popa es la violencia contra todos y las cifras son espeluznantes. Empresas y negocios paralizados en varias partes de la República por la delincuencia.
Estamos peor que en una guerra y el número de muertos y desplazados es impresionante. En las guerras existe un frente, donde se dan las batallas, pero en México por todos lados caen muertos y heridos, soldados, marinos, sicarios y sobre todo civiles, mujeres y niños.
Violencia desatada acaso por ellos mismos, el Estado, para invocar la Ley de Seguridad Interior y permitir el uso de las fuerzas armadas en las labores de policía pero también en las de represión contra quienes protesten por las condiciones sociales y económica adversas para el pueblo, y que ahora el nuevo gobierno trata de revertir.
También eso le debemos a El neoliberalismo y quienes nos lo impusieron creando las condiciones terribles que vivimos y acabando con el tejido social que sostenía al país.
Los que nos impusieron esta forma de economía y de gobierno deben de ser llamados a cuentas y EPN es uno de ellos, ya que él puso su grano de arena para destrozar y dejar al país en estas condiciones atroces.
CUATRO. Las relaciones entre los ricos del país y el nuevo presidente se están dando de modo terso. Y no hay otra manera: muchos de los ricos que denostaron al candidato López Obrador no lo pueden hacer con el presidente López Obrador. Aquí hemos señalado virtudes y defectos de nuestro compañero de generación de la FCPyS de la UNAM, entre ellos, los primeros, sobresale la inteligencia para hacer política que se ha ganado con los años y sobre todo con esas largas jornadas como candidato casi eterno a la presidencia.
Actuó políticamente de manera correcta en el trato que le da al que dice que nos gobernó: no hubo amenazas a EPN, porque sigue siendo el presidente, aunque sigue latente el llamado a cuentas por su pésima administración.
Con los dueños del dinero ha sido cordial, por los necesita, pero eso no significa que comparta sus ideas, sobre todo las de hacer negocios y ganar a manos llenas a costa de la nación.
Pero el gran compromiso de AMLO está con los que votaron por él y con los millones de mexicanos que están en pésimas condiciones económicas y sociales.
Y uno de sus primeros retos es resolver con el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde hay intereses de unos y otros encontrados. Si hablamos de costos y beneficios, creemos que existen más de los primeros que de los segundos, sobre todo en razón del impacto ecológico que tendrá esa magna construcción ¡en el lecho de un lago!, el cual es parte importante de las recargas de los mantos acuíferos de la ciudad de México, según los estudios del ingeniero y doctor en Ciencias Nabor Carrillo. Los pueblos aledaños se oponen, los que saben de arqueología e impactos ambientales se oponen y los dueños del dinero están de acuerdo con esa obra monumental. Los intereses de unos y otros están confrontados.
Lo cierto es que aunque se tenga la mejor tecnología y técnicas de construcción, creemos que se escogió el peor lugar de todos los que fueran posibles.
Veremos qué se decide y a partir de ahí, se notará por donde marcha el gobierno de AMLO entre otras tantas cuestiones. Por lo pronto se debe de confiar en él, aunque muchos de los que forman su gabinete son sujetos no gratos, pero veamos -igual- su labor, su trabajo y digamos como en la Biblia: ’Por sus hechos los conocerás’.
CINCO. No debe de caer en saco roto las palabras del doctor Raúl Nieto Ángel sobre el campo y las posibilidades del mismo para el desarrollo de la Nación, la cual circula en redes sociales y en todotexcoco.com.
Con esta Cuarta Transformación se vive un momento histórico en muchos sentidos ya que por primera vez veo que hay una democracia plena -antes con el PRI y el PAN había arreglos en las cúpulas-, gracias a los 30 millones de votos obtenidos por AMLO, en el nuevo gobierno hay la preocupación sana y sincera de hacer de México una nación plena de posibilidades de desarrollo para sus habitantes, está también el tema de levantar la productividad en todos los ámbitos y pagar con justicia los trabajadores.
Lo decía muy bien Boris Pasternak: ’Así como nadie ver crecer la hierba así nadie ve pasar la historia’. Y estamos viviendo un momento histórico en muchos sentidos. ¡Viva México!

--------------------------------------------------------

* Arturo Trejo Villafuerte nació en Ixmiquilpan, Hgo., en 1953. Es egresado de la FCPyS de la UNAM. Ha ocupado diversos cargos en instituciones culturales y ha sido editor de varias colecciones y revistas literarias. Sus más recientes títulos publicados son: De Neza York a Nueva York. From Neza York to New York. Una antología de poesía de la Ciudad de México y la Ciudad de Nueva York. A bilingual anthology of the poetry of Mexico City and New York City (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2015. 220 pp), Escobas de fuego. Historias de brujas, (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Amores chapingueros (antología, Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2016. 126 pp.), Respirando por la herida (Ed. Cofradía de Coyotes, México, 2017. 94 pp.), Ret(r)azos (Cuadernos de Pasto verde, Orizaba, 2017. 34 pp.), incluido en La medusa dual. Antología bilingüe español portugués (Selección poética de Fernando Reyes Trinidad y traducción al portugués de Leo Goncalves (Ed. Cisnegro, México, 2017. 112 pp.) y Balbuceos (Cuadernos de Pasto Verde, Orizaba, 2018. 34 pp.). Actualmente es profesor investigador de la Universidad Autónoma Chapingo y miembro del IISEHMER de la misma institución. Colaborador asiduo de la revista Molino de Letras y todotexcoco.com.

Ver más

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.